Popular channels

[A] Caminar sobre las aguas..(II)

Paz y Bien.

"Caminar sobre las aguas".. (II)

[…] Entonces, Pedro descendió de la barca y comenzó a andar sobre las aguas hacia él. Pero cuando vio la fuerza del viento, tuvo miedo y comenzó a hundirse. Luego, gritó: “Señor, sálvame”. En seguida, Jesús le tendió la mano y lo sostuvo, mientras le decía: “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?”. Mientras Pedro lo mira, puede caminar sobre el agua, pero cuando percibe el viento intenso, se hunde. Lo que se cuenta en este relato es una bella imagen para la superación del miedo: mientras miramos los problemas que nos amenazan, el viento que sopla contra nosotros, las olas que crecen y nos envuelven, nos hundimos. Cuando me invade el miedo, no debo dejarme llevar por él. En mi temor, debo volverme a aquel que me acepta con mi miedo y con mi desesperación. Sólo la mirada a Jesús nos permite andar sobre el agua. Al tener la mirada puesta en El, ni siquiera notamos que no tenemos un suelo firme bajo nuestros pies.
Para mucha gente, Jesús es ajeno, muy distante; la mirada hacia él no le parece un camino para superar el miedo. Envidian a Pedro que, en su miedo, es recogido por Jesús. Pero estos hombres continúan envueltos en su temor. Jesús denomina a la fe un suelo firme sobre el cual podemos estas de pie. La fe es posible para todos. No significa comprender y aceptar toda la dogmática cristiana, sino que, en medio de mi temor, confío en el que puede liberarme de m miedo […].
[…] Ningún hombre es absolutamente no creyente. Pero a menudo nuestra fe es tan pequeña como la de Pedro. Entonces, necesitamos a alguien que la fortalezca. En el Evangelio según San Mateo, tampoco se trata de la alternativa fe o ateísmo. La alternativa es: poca fe o fe sólida. Mateo no escribe su Evangelio para convertir a los no creyentes, sino para fortalecer la fe de aquellos cuya fe no es lo suficientemente intensa. Si permitimos que Jesús la fortalezca y si, junto con Pedro, miramos a Jesús, a quien encontramos en medio de las olas y las ondulaciones de nuestra vida, incluso el agua nos sostiene. Entonces, no tenemos miedo de hundirnos […].

"No temas, Yo estare contigo"..



Del Cap. 9 (El miedo a no tener suelo bajo nuestros pies). "Administra tus miedos" de Anselm Grün. O.S.B.
0
0
0
0No comments yet