Popular channels

[R]Un rinconcito abrigado



“Decía Gabriel Marcel que en nuestro tiempo «el deseo primordial de millones de hombres no es ya la dicha, sino la seguridad».

Y es cierto: bastaría acercarse a la Humanidad de hoy para comprobar que si los hombres tuvieran que elegir entre una vida feliz, pero peligrosa, arriesgada, difícil, y otra vida más chata, más vulgar, pero segura y sin miedo a posibles crisis o altibajos, la mayoría, sin vacilaciones, elegiría esta segunda.

En cierto modo esto se entiende. El hombre contemporáneo ha sido tantas veces engañado, es tal la inseguridad en que vivimos, que la gente ha elevado esa seguridad al primer nivel de todas sus aspiraciones. Lo que debía ser algo conveniente, pero, en definitiva, secundario, se ha convertido en el summum de los deseos. Y, en cambio, se mira con sospecha toda vida entendida como entrega, como riesgo, como aventura. Los hombres no quieren tener el alma llena de proyectos o esperanzas.

Prefieren un rinconcito abrigado y sin riesgos, en el que no encontrarán grandes ilusiones, pero tampoco grandes peligros de perder ese poco que tienen.
Lógicamente no seré yo quien discuta la necesidad que todo hombre tiene de seguridad en la vida.
Lo que sí voy a discutir es esa obsesión con la que la seguridad es perseguida, esa postura de¡ hombre actual, que preferiría vivir a medias antes que buscarlo todo con riesgo de tener un fracaso.

Y es que el hombre que pone en el primer término de sus aspiraciones la seguridad ha apostado ya por la mediocridad, ha dejado que en el tejido de su alma se enquiste esa angustia que ya envenenará toda su existencia.
No hay nada más autodestructivo que el miedo”



Martín Descalzo








0
0
0
0No comments yet