Check the new version here

Popular channels

Análisis del Samsung Galaxy S7 Edge

Samsung Galaxy S7 Edge – Disponibilidad y precio


El Galaxy S7 Edge es la nueva versión del diseño más celebrado de la historia de Samsung. Tras el éxito del 2015, en la que la coreana se quedó incluso corta de stock (solo hay que ver lo poco que ha bajado el precio del S6 Edge en un año en comparación con el del S6), Samsung ha prometido estar preparado para dar respuesta a la demanda mundial.

El S7 Edge llegará a las tiendas el 11 de marzo y estará disponible en dorado, plateado, blanco y negro, aunque algunos colores variarán según países. Hay dos versiones con 32 GB y 64 GB de memoria interna, ambas con microSD.

Samsung Galaxy S7 Edge – Diseño y acabado


La mayor novedad del nuevo Galaxy S7 Edge es su tamaño, que pasa de las 5,1 a las 5,5 pulgadas. Habiendo una diferencia de 0,4 pulgadas nos encontramos con un terminal sorprendentemente compacto. La belleza del S6 Edge sigue intacta en este terminal, algo potenciada porque los acabados en esta ocasión tienen un brillo más metálico, al estilo S6 Edge+. El Galaxy S7 Edge está fabricado en aluminio en sus bordes y recubierto de Gorilla Glass 4 en su parte frontal y posterior.

En el diseño apreciamos novedades en tres ámbitos: su mayor tamaño (con respecto al S6 Edge), protuberancia de cámara reducida a la mínima expresión (0,46 mm), y los bordes curvados hacia adentro de la parte trasera, que ayudan al agarre.



En cuanto a los bordes del terminal, nos encontramos la misma distribución que en los terminales anteriores. Los botones de volumen se hayan a la izquierda mientras que el de encendido sigue en el derecho. No encontramos nada más en los laterales, más allá de la invasión del panel frontal por encima y de los bordes traseros por abajo. El borde metálico, por lo tanto, es mucho más estrecho en los laterales que en los bordes superior e inferior, como podéis ver en la foto. El efecto es muy elegante.



En la parte superior encontramos la ranura para la nanoSIM y la microSD. Al abrirla encontraremos una bandeja en la que poner ambas tarjetas. La memoria del terminal es ampliable hasta los 200 GB vía microSD.

En la parte interior encontramos el altavoz, exacto al del S6 Edge+, el puerto microUSB y el mini jack. Además, la distancia del mini jack al borde ha disminuido, ahora está más centrado. Lo mismo ocurre en el S7.

El frontal del S7 Edge está dominado por el panel sAMOLED de 5,5 pulgadas, el altavoz para las llamadas, la cámara frontal, y el sensor de luz así como de movimiento. En la parte inferior encontramos el botón de inicio, los botones físicos de Samsung y el micrófono de cancelación de ruido.

En la parte trasera encontramos la cámara y su protuberancia, que esta vez es de 0,46 mm, casi inapreciable. También encontramos el logo de Samsung que, atención, es a veces imposible de ver dependiendo de los reflejos. También encontramos el flash LED y el sensor de ritmo cardiaco. Vemos, además, como los bordes laterales entran hacia adentro, mejorando considerablemente el agarre, y dando lugar a brillos dependiendo de la luz.

El S7 Edge ha dado un paso sensato hacia las 5,5 pulgadas. El S6 Edge se quedaba pequeño en la mano puesto que al final la superficie útil de pantalla se quedaba algo corta. El S7 Edge soluciona ese problema, y además no llega al tamaño phablet del S6 Edge+. Es un terminal compacto. Para que os hagáis una idea, en la foto inferior vemos el S7 superpuesto al S7 Edge. Apenas sobresale con respecto a su nuevo hermano, que tiene 0,4 pulgadas más (el S7 es de 5,1 pulgadas).

El S7 Edge continúa siendo uno de los smartphones más bonitos que hemos visto, tal vez solo comparable al Z5 Premium. De hecho, si algo se echó de menos en el terminal del año pasado era un mayor enfoque hacia el usuario. El S7 Edge viene a solucionar ese problema con unas cuantas funciones que os detallo más abajo.

Samsung Galaxy S7 Edge – Pantalla


El S7 Edge ha heredado la resolución de sus hermanos, no ha dado el salto a 4K y no lo necesita. El panel del S7 Edge sigue siendo un estupendo SuperAMOLED de 5,5 pulgadas, con sus característicos lados curvos. La resolución de 2560 x 1440 píxeles se queda en una densidad de 510 ppp.

Durante los minutos que pasé con el terminal, y comparándolo con el Note 5, pude comprobar que estamos de nuevo ante un panel brillante como pocos, donde es imposible apreciar un píxel, y con cero problemas en su respuesta táctil. Los colores son vivos, de nuevo sAMOLED haciendo de las suyas, y es que nadie puede decir que los Samsung traigan paneles apagados.

Los ángulos de visión son muy buenos, aunque de nuevo si lo ponemos de forma muy lateral un panel LCD nos dará mejores resultados, aunque depende del panel. Tampoco pude probarlo en otras condiciones de luz, ya que tuvimos acceso a él en un hotel bastante gótico de Londres. En cuanto tengamos el terminal analizaré la pantalla de forma exhaustiva.




Samsung Galaxy S7 Edge – Funciones especiales


Always On
Como veis en la foto superior, el S7 y el S7 Edge incluyen Alaways On. Un modo de pantalla en el que podemos tener la hora, el calendario o las notificaciones siempre despiertas en la pantalla. Recordemos que siendo AMOLED, el resto de píxeles permanecen apagados, y no esperamos que esto afecte a la vida de la batería.

Resistencia al agua

El Galaxy S7 Edge es resistente al agua y al polvo con el certificado IP68. Podremos sumergirlo durante 30 minutos hasta 1 metro y medio de profundidad. Este es uno de los detalles que faltó a los usuarios en el S6, habiendo existido ya en el S5. Samsung ha escuchado de nuevo en este apartado.

Escáner de huellas

El escáner de huellas del S7 Edge es similar al de los anteriores modelos. Se aloja de nuevo en el botón de inicio. No se nos informó de opciones extra aparte de su uso para pagar con mayor seguridad en Samsung Pay.

Game Launcher


El Samsung Galaxy S7 Edge también incluye, como el S7, Game Launcher. Esta sección del smartphone está centrada, obviamente, en los juegos. En ella podremos guardar todas nuestras partidas, pausar el terminal para que los recursos del potente S7 Edge se vuelquen en los gráficos, activar un "no molestar" de notificaciones durante la partida... lo más curioso: cada vez que juguemos aparecerá un menú lateral que nos permitirá grabar el juego, hacer una captura, o compartir la pantalla en redes sociales (incluso incluyendo un selfie nuestro).
El S7 Edge es, además, junto al S7, el primer smartphone compatible con Vulkan.

Menú Edge de dos columnas

Nos quejamos de que el menú lateral del Edge no valía para gran cosa y se han puesto manos a la obra. Ahora podremos tener hasta dos columnas gracias a las 5,5 pulgadas del terminal. Además, bastará con arrastrar iconos para que nuestras apps aparezcan en eses listado.
A las características que ya conocíamos como People Edge, en la que podemos tener accesos directos a nuestros contactos, o atajos a nuestras apps favoritas, han añadido también la posibilidad de ver contenido en esa columna. Además, la coreana liberará la API para que se pueda incluir aplicaciones y contenido de terceros en el menú Edge. Las posibilidades, si la comunidad reacciona, son bastante prometedoras.
Además, también aquí encontraremos ahora herramientas útiles como una brújula, una regla, o incluso la linterna (regulable en intensidad desde el propio menú).


Samsung Galaxy S7 Edge – Software


El Galaxy S7 Edge viene con Android 6.0.1 Marshmallow de serie y un TouchWiz que no ha cambiado con respecto al S6 Edge+ o Note 5. Ya por entonces se convirtió en una interfaz bastante ligera, aunque su diseño sigue siendo cuestión de gustos. Los cambios se limitan a incluir las novedades de Marshmallow en la interfaz. A mi parecer, Samsung ha alcanzado la perfección en los menús de ajustes y el ajustes rápidos, pero debería pensar en cambiar los iconos que siguen siendo algo infantiles. Nada que no solucione un buen tema.
El terminal lleva incluidas alrededor de 7 aplicaciones de Samsung (lo siento, fue uno de los detalles que se me escaparon en tan poco tiempo), 5 de Microsoft, las apps de Google, Facebook y WhatsApp (¿Samsung y Zuckerberg haciendo negocio?). En definitiva encontraremos unas 25 aplicaciones preinstaladas de bastante utilidad. Cuando tengamos el terminal para un análisis exhaustivo veremos si realmente el bloatware es tan poco como parece a primera vista.

Samsung Galaxy S7 Edge – Rendimiento

El Galaxy S7 Edge no trae, por lo menos en la versión europea que probamos en el briefing, el Snapdragon 820. Curiosamente un 70% de vosotros se inclinó por el Exynos 8890 en esta encuesta. Estáis de enhorabuena, el Exynos es el procesador que probamos y que llegará a España.
El 8890 tiene 8 núcleos, cuatro de ellos funcionan a una velocidad máxima de 2,3 GHz y otros cuatro hasta 1,6 GHz. Según Samsung su CPU y GPU son un 30% y un 64% más potentes respectivamente que en el S6. Esto da una idea de la potencia que puede alcanzar el terminal en tareas muy, muy exigentes.
El Galaxy S7 que probé traía el Exynos 8890. Si nada cambia, este será el procesador en Europa.
No hemos podido probar extensamente el S7 Edge ni siquiera hacerle un AnTuTu en este primer análisis, pero en cuanto lo tengamos en la oficina le haremos todas la perrerías posibles para que salgáis de dudas con respecto a su potencia. Lo que está claro es que el nuevo Galaxy no se va a quedar corto de caballos.

Samsung Galaxy S7 Edge – Audio


El altavoz del S7 Edge es exacto al del S7 y al de sus primos Note 5 y Galaxy S6 Edge+, mejorados respecto a los primeros S6. En la prueba no pudimos testearlo como es debido, pero prometemos hacer un análisis exhaustivo de sus capacidades de audio en cuanto recibamos el terminal.

Samsung Galaxy S7 Edge – Cámara


El apartado cámara da para hacer un análisis aparte. Nacho Nieto, responsable de tecnología de Samsung España, nos contó como funciona el nuevo sensor. Se trata de un sensor con apertura de f/1.7 de 12 megapíxeles (menos que en el S6) pero con la tecnología dual-pixel. Los dos S7 son los primeros smartphones en incluir esta tecnología, propia de cámaras reflex.
Dual píxel significa que por cada píxel encontramos dos fotodiodos sensibles a la luz y que trabajan en el enfoque. Esto da lugar a 24 millones de fotodiodos trabajando en el enfoque. La velocidad de enfoque es 4 veces más rápida en condiciones de poca luz y el doble de rápida cuando la luz es buena que en el S6.
El S7 Edge es capaz de enfocar 4 veces más rápido que el S6 Edge en condiciones de poca luz.
Samsung asegura que el S7 Edge hace fotos un 95% más brillantes y con un 56% más de luz. Como ya he contado en el análisis del S7, durante la presentación nos hicieron una demostración del enfoque a oscuras del terminal, y la cámara del S7 enfocaba de forma instantánea y mucho más rápido que la del S6.


Samsung Galaxy S7 Edge – Batería

Samsung lo ha hecho. Ha incluído una batería de 3600 mAh en un cuerpo menor que el del S6 Edge+ que se quedaba en 3000 mAh. Si lo comparamos con el primer S6 Edge estamos hablando de 1000 mAh más de batería. ¿Cómo lo han conseguido? Nacho Nieto nos comentó que Samsung está utilizando una nueva tecnología de baterías maleables de fabricación propia, pudiendo así aprovechar los huecos dentro del terminal. Esta claro que, siendo así, no hay una necesidad imperiosa de tener una batería extraíble.
Junto a este dato, Android Marshmallow ha ayudado a optimizar la batería en el nuevo terminal. No podremos daros una opinión formada sobre el tema hasta que lo tengamos durante más tiempo (apenas tuve el terminal en mis manos unos 30 minutos) pero si algo está claro es que Samsung ha escuchado a los usuarios también es este tema.

0
0
0
0
0No comments yet