Check the new version here

Popular channels

/ATENCIÓN/ Cuando vayas al cajero vigila

Cuando vayas al cajero vigila que el de detrás no lleve esta funda para iPhone

Un diabólico accesorio para iPhone, una carcasa con cámara infrarroja, permite a los criminales averiguar las teclas que has pulsado en el teclado por el rastro de calor que dejan tus dedos.





La escena es la siguiente: te acercas al cajero, miras bien alrededor, echas incluso un ojo a los espejos que tiene en ambos laterales, y procedes a sacar dinero. Introduces la tarjeta, tecleas el PIN y seleccionas la cantidad. El proceso se completa, te llevas el plástico, el dinero y tal vez un recibo, y te marchas. No tienes la impresión de que haya sucedido nada raro.

De hecho, todavía no ha sucedido. La siguiente persona de la cola, un tipo con un iPhone y un aspecto perfectamente normal, se acerca al cajero y, aparentemente, realiza la misma operación que tú. Aparentemente. En realidad podría ser un delincuente y tus ahorros están a punto de cambiar de manos.

Un pequeño y discreto accesorio ha puesto las cosas mucho más sencillas a los maleantes. Se trata de una funda para el iPhone –de momento compatible con los modelos 5 y 5S– que va equipada con una cámara infrarroja para ver las huellas de calor que dejan tus dedos sobre las teclas del cajero.

En realidad, FLIR One, que así se llama el diabólico invento, no ha sido concebido para eso. Sus aplicaciones son para otros menesteres, pero también para el trajín de los amigos de lo ajeno, que ya se han dado cuenta de su potencial. Para ellos resulta muy sencillo: se acercan al cajero justo después de que te marches, sacan una foto con la carcasa y en sus pantallas aparece en forma de huellas de calor la contraseña.

Averiguar el orden de los números es pan comido. Las teclas que tienen las huellas de calor más grandes han sido pulsadas más tarde o, dicho de otro modo, cuanto más se haya disipado el calor, más tiempo hace que el botón fue presionado.




No es la primera vez que suena el nombre de las cámaras térmicas hablando de robar en los cajeros, aunque el accesorio que lo facilita sí es inédito. En 2011 una investigación ya advertía de este peligro, demostrando que era posible extraer el orden de las pulsaciones en base a las huellas de calor utilizando cámaras de vigilancia.

El criminal de turno tiene tu PIN, sí, pero tal vez pienses que no puede hacer con él gran cosa sin tener tu tarjeta. Te equivocas. Como los expertos en seguridad informática han demostrado en repetidas ocasiones, solo hace falta un escáner de identificación por radiofrecuencia para sacar toda la información y clonar el plástico. Sin acercarse, a un buen puñado de metros.

¿Quiero esto decir que no es seguro sacar en los cajeros? Que no cunda el pánico. Hay medidas que tú puedes tomar para complicar la vida a los mangantes.

Lo más sencillo es que, al mismo tiempo que introduces tu PIN, coloques un par de dedos en teclas erróneas, sin llegar a presionarlas, de esta forma la huella resultante será indescifrable por mucha carcasa infrarroja que el ladrón tenga. Otra opción, un poco más paranoica, sería teclear utilizando algún objeto (tus llaves, por ejemplo), en lugar de usar los dedos.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New