Canales populares

Controlamos el hardware pero el software nos controla

El control metal absoluto

Ansiedad, un problema en crecimiento

"La ansiedad aumentó vertiginosamente. Hay más trastornos de pánico. La tecnología incrementa la ansiedad, las conductas de abstinencia, las conductas condicionadas y a estar atentos constantemente. Nuestro sistema psíquico no se relaja, está en alerta de manera permanente", explicó a Infobae el psicólogo Walter Ghedin.

Además, el especialista resaltó que el uso de las nuevas tecnologías puede afectar el momento de estudiar: "Los niños son los más afectados por los dispositivos móviles ya que les perjudican la atención, la concentración y la memoria. Pierden el foco. No se logra un aprendizaje rotundo".

Cómo reconocer a un adicto al celular

- Experimenta FoMO (fear of missing out). Es el miedo a perderse algo de lo que está pasando en las redes sociales relacionado con las personas a las cuales se sigue. La persona tiene la necesidad, casi compulsiva, de entrar continuamente en páginas como Facebook o Instagram. Según el psicólogo de la Universidad de Essex Andrew Przybylski y su equipo, es más frecuente en adolescentes y jóvenes y, sobre todo, entre los hombres. Las personas con más necesidades sociales insatisfechas son las que más consultan las redes sociales, aseguran.

En este sentido, un estudio publicado en el Journal of Social and Clinical Psychology concluyó que, después de salir de la red social, el estado anímico de la persona es depresivo (que no quiere decir que cause depresión) y que cuanto más tiempo pasa conectada a Facebook, más se acentúa este estado.

¿Cómo se puede evitar? El subdirector académico de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, Manuel Armayones, recordó que son los usuarios de las redes sociales los que tienen su control, o al menos, mucho más de lo que se piensa. "Somos nosotros los que compartimos nuestra vida personal y por lo tanto dejando de hacerlo se acabaría el problema", explicó. Ahora bien: como esta solución es casi inviable, el psicólogo recomienda evitar cometer errores a la hora de interpretar lo que se ve en las redes sociales.

La nomofobia se manifiesta en dos variantes: la fobia a no tener el móvil cerca y el miedo a que se acabe la batería

- Sufre nomofobia, la fobia a no tener el móvil a mano.

"Hay gente que se lo lleva al baño, lo lleva en la ropa de estar por casa mientras hace la limpieza o lo tiene en la cocina por si alguien llama", ejemplificó Armayones al diario ABC. La nomofobia se manifiesta en dos variantes: la fobia a no tener el móvil cerca y el miedo a que se acabe la batería antes de llegar a casa; en esta segunda también se incluiría no tener señal.

Una de las soluciones para evitarlo es, según el experto, exponerse a situaciones en que no se lleve el móvil encima, como por ejemplo ir a comprar, o llevarlo sin batería. "En esos momentos la persona se da cuenta de que no es imprescindible y que el mundo continúa girando pese a que no está conectada", aclaró. Otra vía es apagar el móvil por la noche.

Controlamos hardware pero software nos controla

porque se ve bonito, está de moda, tiene muchas funciones de las cuales no las utilizan todas y solo lo utilizan para escuchar música, conectarse a Internet y revisar el correo electrónico y/o redes sociales.

Controlamos hardware pero software nos controla

Conductas de un Nomofóbico

Si sale de casa sin el celular, regresa -sin importar cuán lejos se encuentre- en búsqueda de su imprescindible compañero.

Controlamos hardware pero software nos controla
0No hay comentarios