Check the new version here

Popular channels

Dormir con el smartphone en la cama es peligroso



La luz azul que irradian las pantallas inhibe la producción de melatonina, hormona inductora del sueño
Gracias a sus incontables prestaciones, los smartphones se han transformado en el gadget preferido de millones de personas en todo el mundo. Chatear por Whatsapp, navegar en Facebook, actualizarse con las últimas novedades en Twitter o saciar curiosidades de todo tipo en Google, son sólo algunas de las actividades más frecuentes que realizan los usuarios de estos dispositivos. Pero, ¿hasta qué punto puede llegar el fanatismo por las nuevas tecnologías?

Un reciente estudio realizado por el Centro de Investigaciones Pew reveló que un 44% de las personas se acuestan con su smartphone al lado, es decir, que pasan los últimos minutos antes de cerrar los ojos curioseando en las redes sociales o intentando pasar un nuevo nivel de Candy Crush. ¿Te suena familiar?

Si eres de los que ha hecho de su celular su compañero de sueños, debes saber que este hábito no es para nada inofensivo y, de hecho, puede representar graves riesgos tanto para tu salud como para la de quienes te rodean.

Una de las consecuencias más estudiadas es que los teléfonos móviles (así como los televisores, las tabletas y otros aparatos con pantallas LED) pueden provocar insomnio, ya que emiten lo que se conoce como luz azul o “blue light”. Según recientes investigaciones, este tipo de irradiación inhibe la producción de melatonina, hormona inductora del sueño, lo que puede llegar a alterar nuestro ciclo circadiano.

Por otra parte es importante destacar que, si bien aún no ha habido ninguna investigación científica que demuestre que el uso de smartphones pueda causar cáncer, sus efectos sobre la salud todavía no están claros. De hecho, hace un par de años la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que su uso prolongado puede ser potencialmente cancerígeno para los seres humanos, ya que somos siempre vulnerables a las radiaciones electromagnéticas, por más pequeñas que sean.

Finalmente, otro riesgo que raramente se toma en cuenta es el incendio. Recientemente, el caso de un adolescente texano que despertó sintiendo olor a quemado encendió la alarma en Estados Unidos. Su teléfono inteligente estaba debajo de la almohada y se había derretido parcialmente quemando las sábanas y parte del colchón.

En este sentido, los manuales de estos dispositivos suelen advertir que existe un riesgo de incendio si el celular está cubierto por telas pesadas u otro material grueso; entonces, evita cualquier tipo de riesgo alejando tus gadgets de la cama. Descansarás mejor y al otro día seguirán estando allí, de eso sí que no debes preocuparte.
 
0
0
0
0No comments yet