Ese chiste tecnológico llamado iPhone 6

Apple ya no es lo que era. Lejos quedaron esos días en que era sinónimo de innovación y vanguardia y establecía las bases de la industria.

Hoy no sólo va por detrás de la competencia sino que usa un trabalenguas de denominaciones de las características de sus productos para ocultar su inferioridad, poniéndose en una situación de ridículo.

No obstante, el modelo de negocio de este gigante sigue intacto y su marca sigue siendo poderosa y tiene una fuerte fidelidad de una porción importante del mercado; y esto se refleja en el hecho de que las acciones de Apple siguen fuertes en los mercados financieros.

Pero hasta cuando podrán sostenerse estos valores sin innovaciones reales en un mercado tan competitivo? La tendencia hoy la marcan Google y sus aliados, líder indiscutido en innovación tecnológica en muchos ámbitos.