Check the new version here

Popular channels

Nokia vio el futuro, pero no pudo construirlo

Bienvenidos a mi nuevo post!]



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~



Antes de que llegara el Iphone, la compañía finlandesa tenía la mayor capacidad de aparatos para elegir, los mejores diseños y era una de las marcas más respetadas del mundo, hoy es distinto. A continuación te dejo el artículo del escritor Vlad Savov para la página The Verge, donde habla del distinto escenario que se vivió un tiempo atrás y porqué sucedió:

Hoy todos los links en la página principal de Nokia te llevan a la división de aparatos celulares de Microsoft. Actualmente, vivimos en un mundo celular muy diferente, pero lo más impresionante es que la empresa sí lo vio venir.



El mejor teléfono en el mundo de hoy está vestido de pies a cabeza en aluminio y tiene una muy buena cámara que sobresale de su cuerpo. Al igual que el Nokia N8 en el 2010. El iPhone, que continúa recibiendo todos los aplausos, ahora es básicamente la realidad de una visión que tuvo la compañía finlandesa media década atrás: combina la mejor cámara con los mejores materiales y deja que los demás traten de copiarte. Lo único que Nokia no hizo bien con ese teléfono, fue su software. El diseño del N8 estaba listo para inicios del 2010 y habría sido uno de los primeros con grabadora de videos de 720p, pero repetidos retrasos de la nueva versión de Symbian lo atrasaron para septiembre. El hardware estaba siendo retrasado por el software, lo que un trabajador de Nokia me dijo fue que en ese tiempo ambos eran desarrollados en silos separados y no se unían hasta las últimas semanas antes del lanzamiento.



“¡Es grande! Pero también es muy hermoso y muy delgado esta vez“, dijo Ansii Vanjoki cuando presentó el Nokia E7 en Nokia World 2010. La pantalla de 10 centímetros del E7 fue considerada grande para sus tiempos, pero ellos sabían a dónde se dirigían nuestras preferencias. Mira el resto de su presentación de septiembre del 2010 y también vas a oír sobre servicios basados en localización personalizada como Google Now. “Es un espacio que pretendemos sea nuestro”, dijo el Vicepresidente Ejecutivo de ese tiempo Niklas Savander. Aunque suene muy optimista en retrospectiva, era una ambición justificada para una compañía líder en servicios de mapeo y navegación para celulares, incluso si su software dejaba mucho que desear.



El mayor fallo de Nokia fue negarse a aceptar cambios drásticos

La compañía sembró las semillas para su auto-destrucción cuando hizo que el eslogan para su gran actualización de Symbian fuera “la familiaridad de lo nuevo”. Temían alejar a muchos usuarios actuales al cambiar mucho, así que terminó con un desastre de sistema operativo que no era apto para el futuro.

Irse a Android fue propuesto como un rápido atajo para hacer que el software fuera más competitivo, pero Vanjoki descartó la idea como una solución a corto plazo que no era mejor que “mojarte los pantalones para mantenerte caliente en el invierno”. Yo era parte de esos que pensaban que él estaba equivocado, pero los problemas financieros por los que están pasando HTC, Motorola y Sony, han demostrado ser más proféticos que paranoicos. Nadie fuera de Google, Samsung y Microsoft (debido a pagos de derechos de autor) está haciendo dinero con las ventas de teléfonos Android.

El Nokia N9 fue una revelación, pero MeeGo nunca recibió una segunda oportunidad



Eventualmente, Nokia fue forzado a hacer un switch y eligió los teléfonos Windows de Microsoft como la plataforma en la cual construir su futuro. Antes del teléfono Windows, tuvimos un vistazo de lo que podría haber sido con la introducción del N9. Corría el sistema operativo abierto MeeGo que Nokia estaba desarrollando como sucesor del Symbian, e inyectó un respiro de aire fresco en el diseño de hardware y de software para teléfonos.



El aparato era tan deseable de mirar y tan delicioso de tocar que engendró una familia de Windows que continúa hasta hoy con el Lumia 730. La visión para múltiples tareas y el switcher, han sido ampliamente emulados en otros aparatos de todos los credos y sistemas operativos, y también lo ha sido su funcionalidad de “toque-dos-veces-para-despertar”. Ese teléfono fue, y continúa siendo, una revelación. Aún así, el desarrollo de MeeGo no estaba tan avanzando como el nuevo jefe de Nokia, Stephen Elop, habría esperado. Además, no existía un ecosistema de apps, por lo que el N9 y su progenie fueron desterrados a favor del enfoque más pragmático de Microsoft.



La lista de cosas que Nokia vio venir pero que no logró adaptar es lamentablemente larga. Otra instancia donde Anssi Vanjoki pareció exagerar, fue cuando predijo que las cámaras digitales con un único lente de reflejo serían reemplazadas por cámaras de celulares. Me burlé de su excéntrica declaración entonces, pero ahora al mirar a los nuevos iPhones, el Panasonic CM1, y al Lumia 1020 de Nokia, hay ciertamente suficientes opciones excelentes para hacer que al menos algunas personas dejen atrás sus enormes cámaras. Nokia es, por supuesto, no el único que ha anticipado tendencias futuras, pero ha sido mejor en eso de lo que sugeriría su caída épica de la dominación.

Ser el primero no es una garantía de éxito



Antes de que el iPhone tuviera apps y de que Android tuviera Google maps, los teléfonos Nokia tenían ambos. Hoy no existe un Smartphone que no tenga un acabado de metal, real o falso. Si el software de Nokia fuera tan bueno como su premonición y hardware, mis visitas a su página principal aún producirían ese escalofrío de emoción que alguna vez me dieron. En cambio, ahora me quedo mirando a los cuatro cuadrados del apocalipsis que se unen para formar el logo de Microsoft.




Seguime y te sigo


mira alguno de mis otros post...


Compartir no cuesta nada, te ayuda a vos y a mi

Comentar es agradecer
Todos pueden comentar, opinar, preguntar, hacer críticas constructivas, etc, pero borro comentarios ofensivos o inútiles, sepan entender
0No comments yet