Popular channels

¿Qué podría aprender Android del iPhone 6?



Android crea tendencias. Los nuevos iPhone 6 se han pasado a las pantallas grandes, a la resistencia al agua y al NFC. Pero no tendría mucha gracia que habláramos de las bondades de Android, eso ya lo intentamos hacer todos los días.

Estamos aquí para aprender, debatir y pensar críticamente. Precisamente por eso vamos a ver qué de todo lo presentado hoy podría servir para mejorar nuestra experiencia Android.

¿En qué es mejor el iPhone 6 que todos los smartphones Android actuales? ¿Qué ofrece Apple para justificar ese precio? ¿Cuáles son los móviles que más se le acercan? Vamos a por él. Esperamos no salir escaldados.

Pagos como reclamo principal del producto



El iPhone 6 tiene pantalla más grande, es más fino y está construido en metal. Pero nada de esto es nuevo. También incorpora su sensor de huellas, pero es algo que en Android ya hemos ido introduciendo y con grandes resultados.


Pero uno de los detalles más llamativos de Apple ha sido la puesta en marcha de su sistema de pagos integrado además con su sensor de huellas. Coger el smartphone, acercarlo y pagar. Google Wallet existe desde hace tiempo pero en los Nexus nunca se ha promovido a tal nivel.

Tampoco lo hemos visto materializado en pagos físicos, algo que para muchos es la clave. Android debe apostar por un sistema de pagos propio, pero al ser un servicio con tanto dinero asociado esto queda en manos de Google. Y por ahí los fabricantes no pasarán.

Chips de coprocesamiento



Los procesadores Android de Qualcomm, Samsung, NVIDIA o MediaTek son muy capaces. Pero Apple lleva muchísimos años liderando esta lucha. O al menos durante la mitad de año. En octubre los de Cupertino muestran su nueva edición, esta vez el Apple A8.

Más potente que la mejor versión actual de Qualcomm, el Snapdragon 805. El año pasado el A7 superaba con soltura al Snapdragon 600. Hasta que no llegó el Snap800 nada. Ahora tendremos que esperar al Snapdragon 810 para tener un procesador de 64 bits y 20nm.

Además de potencia, el iPhone 6 se caracteriza por su coprocesador M8 para dotar de potencia a tareas concretas como los sensores de movimiento. Aquí Android también podría incorporar chips así, aunque las APIs de Google de Fitness ya están optimizadas para requerir del mínimo de recursos. De nuevo las bondades del software-hardware bajo la misma mano.

Mantener modelos anteriores a precio más bajo



Otra de las novedades del iPhone 6, de hecho del iPhone 5C, es su bajada de precio. El modelo de colores y fabricado en plástico cuyas especificaciones son como las del iPhone 5 baja a los 399€, un precio mucho más acorde a aquel iPhone low-cost que se presuponía inicialmente.

Lo interesante no es el precio, ya que sigue siendo carísimo en comparación con por ejemplo un Nexus 5 (que le supera en casi todos los aspectos). Es la estrategia de venta. Google por ejemplo abandonó el Nexus 4. También hacen lo mismo las otras marcas. Sin embargo, Apple en vez de sustituir sus antiguos modelos por los nuevos lo que hace es bajarles el precio.

¿No os gustaría un Nexus 4 por 199€? Un Nexus 5 a 299€ (tal y como ya está en la mayoría de sitios) y el futuro Nexus 6 a 399€. La estrategia de precios de Apple es una de las cosas que podríamos copiar en Android.

Puesta a la venta al poco tiempo de su presentación

Dejando de lado el caso del Apple Watch. Los iPhone suelen ponerse a la venta poco tiempo después de su presentación. Aquí depende del fabricante Android. Pero hemos visto muchos casos de retrasos de meses. O de presentar un terminal durante el MWC y ponerlo a la venta para el IFA. O inventarse un sistema de invitaciones para alargar en el tiempo indefinidamente este proceso.

La cadena de producción, los recursos y el hecho de tener un sistema de tiendas propias hace que Apple pueda distribuir sus productos rápidamente, pero nos gustaría que los fabricantes Android tomasen también nota de esto. Como ya decimos, hay excepciones como Motorola y sus nuevos Moto.

Modelos de 128GB



Solo a Apple se le ocurre cobrar 999€ por un smartphone. No queremos que Android aprenda esto (no, por favor). Pero sí nos parece interesante la aparición de modelos de 128GB, un aumento en la capacidad que potenciaría el uso de juegos con más gráficos (más pesados), guardar y grabar películas en 4K o convertirse en tu disco duro portátil.

Google quiere que los Android no dispongan de tarjeta microSD. El paso a los 128GB es algo natural (de hecho muchas microSD ya los permiten). Pero Samsung no se ha atrevido con el Note 4 y no parece que se convierta en algo estándar. Apple ofrece la posibilidad para quiénes tengan el dinero y creemos que la libertad de elección es algo a tener en cuenta por los fabricantes Android.

¿Qué os ha parecido el iPhone 6? ¿Podemos tomar alguna idea para copiársela? Ya se sabe que somos expertos en ello. Que no digan que en Android no pretendemos mejorar.


0
0
0
0No comments yet