Canales populares

[I] La historia detras del dia de san valentin







Cupidos amorosos lanzando flechas, tarjetas llenas de corazoncitos rosa… Nos hemos acostumbrado a celebrar San Valentín como una fiesta edulcorada y totalmente invadida por el consumismo hortera, a pesar de que originalmente, en la antigua Roma, la fiesta que se celebraba en estas fechas era de todo menos ñoña. Permitidme que os hable de las salvajes fiestas Lupercales…

Imaginad que con una máquina del tiempo viajamos hasta unos cuantos siglos antes de Cristo y echamos un vistazo a lo que ocurre el 15 de Febrero en una gruta romana llamada Ruminal, a los pies de una higuera sagrada… Veríamos allí reunidos a un grupo de jóvenes sacerdotes llamados luperci, hijos adolescentes de los ciudadanos más notables de la ciudad, casi desnudos excepto por unas minúsculas tiras de cuero que les sirven de taparrabos. Uno de ellos se adelanta y clava un puñal en el cuello de un macho cabrío, animal considerado impuro. Por turno, cada uno de los luperci ve su frente manchada por la sangre del animal, y cuando todos han recibido la marca, estallan en estruendosas carcajadas.
Poco después fabrican látigos artesanos con la piel del animal sacrificado, y se lanzan a una loca carrera alrededor del monte Palatino golpeando con el improvisado látigo a cualquiera que se cruce en su camino. Un gran número de mujeres jóvenes procuran recibir los sagrados azotes de estos exaltados sacerdotes, exhibiendo su cuerpo y coqueteando alegremente con ellos…
Ligeramente diferente de las fiestas de San Valentín modernas, ¿verdad? Próximamente os explicaré los motivos subyacentes tras esta increíble fiesta, cómo se transformó y cómo se vive aún hoy en día en ciertos círculos.
Lupercales y San Valentín

La famosísima fiesta conocida hoy… Valentin Day o día de San Valentín o día del amor y la amistad no es más que Lupercales. Y Se llamó hace muchos siglos atrás.
Fiesta de las Lupercales (en latín LVPERCALIA). Fiesta que se celebraba ante diem XV Kalendas Martias, que equivale al 15 de febrero.
Tal vez te preguntarás…
¿Como fue de que Lupercalia pasó a llamarse día de San Valentín?
¿Es por qué su nombre no resultaba demasiado atractivo para los enamorados?
¿O es por qué nada tiene que ver la Lupercalia con el amor?
¿O hay alguna otra razón importante que hizo que su nombre fuera cambiado?
Era costumbre en los pueblos paganos adorar y honrar en días especiales a sus diferentes dioses, para agradecerle por los beneficios que recibían de ellos durante todo el año.
Así por muchísimos años la Roma pagana, celebró una fiesta llamada Lupercalia celebrada en honor a su dios llamado Lupercus.
Según ellos… Lupercus era el que los defendía de los lobos salvajes, animales que abundaban en las regiones de Roma, a quienes temían en sobremanera por los daños que les causaban.
Los romanos en honor a Lupercus… su protector y benefactor, celebraban a mediados de febrero su gran festival la Lupercalia.
¿Cómo celebraban los antiguos romanos su fiesta la Lupercalia?
Con danzas, bailes y juegos.
El juego que más les gustaba a los romanos, especialmente a los jóvenes era el baile para encontrar su novia o su pareja.
Para ello, en la fiesta escogían un gran bolo y allí depositaban los nombres de niñas preferidas.
Muchas veces las parejas se transformaban en novios.
Aún se acostumbra hacer este juego en algunas fiestas.
Cuando Roma de convirtió de pagana a semi-cristiana, los líderes de la iglesia viendo que era imposible hacer olvidar los dioses y las amadas fiestas a sus nuevos conversos… optó un método muy sencillo, práctico y eficaz… cambió el nombre de todos los dioses paganos y el nombre de todas sus fiestas por fiestas cristianas.
La famosa Lupercalia y su dios Lupercus no escaparon a este maravilloso cambio, Lupercus pasó a llamarse San Valentín y el día consagrado a su nombre pasó a llamarse día de San Valentín y empezó a celebrarse el 14 de febrero.
Según la iglesia católica San Valentín fue un santo muy bueno, pero muy bueno que vivió hace muchísimos años y murió el 14 de febrero.
Hoy en día nadie pareciera importarle quién fue San Valentín, ni menos quién fue el famoso Lupercus, ni si esta fiesta es de origen pagano o cristiano.
Y si algún cristiano se le ocurriera tener escrúpulos de celebrar esta famosa fiesta, los modernos cristianos han solucionado el problema… le han puesto un nombre simpático… día del amor y la amistad.

Fuente
0No hay comentarios