Check the new version here

Popular channels

[Mas alla de la Vida] Victor Sueiro, y su experiencia.

Víctor Sueiro contó su experiencia, de su famoso libro llamado "Mas alla de la Viida".

Estuvo en una entrevista en
"La Nacion".

Entrevista segun La Nacion




No fue una hora de televisión como cualquier otra. La emisión de anteanoche de "Misterios y milagros" mostró a un conductor, Víctor Sueiro, poniendo a su historia en primer plano. "Con mi corazón sobre la mesa", dijo el periodista antes de comenzar con el relato de lo que le sucedió hace más de doce años, precisamente con su corazón. En sintonía con los temas que toca este exitoso ciclo de Canal 13, Sueiro contó su experiencia de "vida después de la vida".

A la manera del periodismo de investigación, el conductor armó una historia con mucho de intriga, emoción y una moraleja, por supuesto. Claro que esta vez se trató de relatar sus propias vivencias de aquel 20 de junio de 1990, cuando sufrió un paro cardiorrespiratorio, una muerte clínica que por algunos momentos, dice, lo dejó "sabe Dios dónde".

Después de detallar los días y sentimientos previos al hecho que, dice, cambió su vida, Sueiro entrevistó al técnico radiólogo que lo asistió en aquel momento.

Y para evitar especulaciones y malos entendidos, cada fragmento de recuerdo íntimo fue equilibrado por la palabra de reconocidos profesionales de la medicina que le sumaron credibilidad a los relatos.. Uno de los entrevistados, el doctor De la Fuente, aunque intentó explicaciones científicas para la experiencia que cuentan, casi idéntica, muchos de sus pacientes en realidad no encontró ninguna concluyente. La conclusión a la que pareció llegar es que, más allá de su experiencia como médico, la razón científica no tiene mucho que decir en estos casos.

Dejando un poco de lado el relato autorreferencial, "Misterios y milagros" también se ocupó anteanoche de las vivencias cercanas a la muerte de Daniel Cherubi y el doctor Néstor Vincent. Las descripciones que ambos hacen de ese instante en que murieron y se vieron a sí mismos "desde lo alto" dio pie al bloque en el que el conductor describió "cómo si hablara con un amigo, sin cortes de cámara" esos momentos de paz absoluta que experimentó cuando su corazón y sus pulmones dejaron de funcionar.

"Vi una luz blanca que se acercaba y yo me iba acercando a ella al mismo tiempo. Todo era bello, puro, sano. Y sentía una inmensa paz", describió Sueiro aunque se ocupó de aclarar lo indescriptible de aquel momento. "Quería quedarme allí. Pero me trajeron de vuelta. Volví a mi cuerpo, volví a sentir lo que se siente cuando uno tiene cuerpo", concluyó el conductor.

En una pantalla chica que suele hablar casi exclusivamente de sí misma, uno de sus protagonistas habló de otra cosa. Se puso en el centro de la escena no para buscar más rating (el ciclo es uno de los más vistos de la TV), sino simplemente para compartir "ese instante que cambió mi vida".



TELEVISION: ENTREVISTA CON VICTOR SUEIRO


Entrevista segun Clarin



Después de 13 años, volvió a la televisión. Conduce Misterios y milagros, por Canal 13. Y le presenta batalla a Resistiré, la novela de Pablo Echarri y Celeste Cid. Dice que pensar que lo sobrenatural existe no es pecado.

Miguel Frías:

Si no es récord, lo araña. La entrevista a Víctor Sueiro ha comenzado a las siete de la tarde en Canal 13, cerca de su angelito y una rosa roja, y sigue en las primeras horas del día siguiente en un restaurante de avenida de Mayo, entre chorizos colorados, osobuco, pechito de cerdo, morcillas asturianas, panceta y vino tinto. "Conozco a tipos que por un infartito se limitan a las ensaladas. A mí no me interesa vivir 100 años comiendo lechuga", aclara innecesariamente Sueiro, echando abundante sal sobre los vestigios del puchero mixto. Acorralado por la hipertensión arterial, el periodista solicita un break alimentario. Pero Sueiro, con la autoridad que le otorgan sus by-pass, angioplastías e incluso extremaunciones (en el 96, tras una obstrucción coronaria, recibió dos), dice: "Dejate de joder. La vida no es una carrera para ver quién dura más. Lo mejor es disfrutarla".

El sabe que, a la hora de las audacias gastronómicas, corre con ventajas: está convencido de que existe vida después de la muerte y de que es aun más placentera que estos platillos ricos en colesterol. El lunes, en su programa Misterios y milagros (Canal 13, a las 22), al narrar su paro cardiorrespiratorio de 1990, dijo: "La verdadera enemiga no es la muerte sino la mala vida. Disfruten los momentos felices; el resto de la vida es 90 por ciento lucha y 10 por ciento aburrimiento". Ahora, una mujer se acerca y le cuenta una experiencia límite, mientras él la escucha con infinita paciencia. "¿No te angustia escuchar tantas historias dolorosas?", le pregunta después Clarín. "Mi cardiólogo, Luis de la Fuente (el mismo de Carlos Menem), me dice que estoy arriesgando la vida —reconoce él—. Y yo le contesto: Dejate de joder, que ya sé lo que hay del otro lado. Y si estoy arriesgando la vida es por algo que vale la pena: darle esperanza al que la necesite

Sueiro procura no chocar con la ciencia. Más bien circula por la banquina de la religión; ámbito desde el que, dice, recibió "algunos ataques de los sectores conservadores". Los médicos, en cambio, desfilan sin problemas por su programa, mientras él repite: "Ciencia y fe deben ir de la mano". Misterios y milagros significó su vuelta a la televisión luego de 13 años de ausencia, en los que escribió 12 libros que vendieron más de un millón de ejemplares. El programa también se transformó en boom. "Si a esta altura me llaman revelación estamos frente a otro milagro —bromea él—. El año pasado y el anterior fueron durísimos. Le dije a Adrián Suar que había llegado el tiempo del ''programa de la esperanza''. Pero no esperaba tanto en el horario de dos Panzer, como Resistiré y Malandras. Pensé: Me van a masacrar. Al ver la foto de Echarri y Celeste Cid, tan sensuales y sin ropa, pensé en abrir Misterios... desnudo. No pudo ser. Igual, voy a luchar para ganar y quedar primero".

¿Alguna vez comparaste a la TV con una prostituta.?

Sí, pero no en forma peyorativa. La prostituta te quiere por un momento, si le das todo lo que espera. Si no, te deja y busca otro. Con la tele pasa eso. Hoy tenemos un romance bárbaro, pero no sé en tres meses. Pienso patearla antes, aunque la quiero: es una prostituta bellísima y apetecible, aunque nunca sea del todo de uno.

¿Al menos esta es una prostituta que paga...?

Sí, pero que te salva si sos Tinelli o Susana Giménez: gente que, por otro lado, arriesga guita. Yo soy un laburante de la tele, un laburante que estuvo 23 años con ella.

En el reencuentro con su oscuro objeto de deseo, Sueiro se mantuvo finalmente vestido. Como si le pidiera disculpas por las erosión de los años a una vieja amante, dijo: Tómense un instante para decir: Está más viejo, está más gordo, está más pelado. Después empezamos". Acto seguido, demostró que su carisma y su manejo de los tempos televisivos se mantenían intactos. Fuera de cámara, mantiene esas virtudes: se muestra como un hombre cordial, simpático, que sabe reírse de si mismo y no incomodar a los otros. Su memoria, además, es prodigiosa. "Te aclaro que sólo recuerdo lo placentero. Hoy, por ejemplo, me pegaron en una nota. Y Rosita y Rocío (su mujer y su hija, a las que suele mencionar en tándem) no quisieron mostrármela. Eso voy a olvidarlo", dice.

Minutos después, un mozo se acerca con ese mismo artículo y una birome, para que le firme un autógrafo. "¿Qué querés, qué te firme una nota en la que me tratan de chanta?", se queja Sueiro, con fingido enojo. El mozo busca acortar distancias, explica que se llama Jesús y aclara: "Ni la leí. Lo único que me importa es que usted me firme la foto". Sueiro estampa la firma, riendo. Después, afable y verborrágico, cuenta anécdotas periodísticas, como sus entrevistas en vacilante inglés a Muhammad Alí y a Graham Greene, al que le preguntó sobre Dios, equivocando la palabra God (Dios) por Gut (Tripa). "Le pregunté sobre las alusiones a "la tripa" en sus libros. Se quedó mirándome asombrado. Ahora suena gracioso. Pero en el momento quería morirme".

Antes decías que ciencia y fe deben ir juntas. ¿Qué opinás de lo que los escépticos consideran pseudociencia?

No me gusta juzgar, pero no creo en esas cosas, no me gustan. Que tirar runas, que leer esto o lo otro... Pero también algunos escépticos van a tal extremo que se parecen a los que atacan. Creo que existe gente con dones. Pero trato de apartarme de eso, de la imagen de gurú que por equivocación pueden tener algunos. El único que hace milagros es Dios. Los demás, con suerte, somos sus instrumentos.

Carl Sagan sostenía que el sistema prefiere a los crédulos porque en los escépticos está el cuestionamiento.

Coincido. Yo soy escéptico. Si fuera crédulo con todo lo que me cuentan, la gente se cagaría de risa de mis libros. Por otra parte, hasta el Papa sostuvo que negar la existencia de lo sobrenatural es negar la existencia del cristianismo y la iglesia. Así que pensar que existe lo sobrenatural no es pecado.

El pecado no es la creencia sino mentirle a un desesperado, prometerle métodos de curación provenientes de la pseudociencia para lucrar.

Eso es ser un verdadero hijo de puta. No me gusta insultar, pero la esperanza de la gente no tiene precio.

El científico francés Henri Poincarè dijo: "Sabemos lo cruel que es la verdad a menudo, y nos preguntamos si el engaño no es más consolador". ¿Eludir la verdad no es una tentación?

¿Qué es la verdad? Yo no fingí mi muerte, no podría haberlo hecho. Pero a veces pienso en tantos que me dijeron llorando que les había salvado la vida, en los llamados y cartas de personas felices porque saben que sus seres queridos están en un lugar fantástico y no en una tumba de porquería... Y me digo:Si para conseguir todo esto hubiera tenido que mentir, habría mentido" Por suerte, no fue necesario. Contar lo mío fue poner la cabeza bajo la guillotina. Podía dañar mi carrera de periodista. Y sólo quería que la gente le perdiera miedo a la muerte, que disfrutara la vida. Pero no soy un santo, te aclaro. Soy un "atorrante".

Cuando ocurra tu muerte..., digamos definitiva, ¿qué imaginás que escribirán en tu necrológica?

No va a faltar un guacho que escriba Esta vez fue cierto o Se va la segunda o Esperemos un par de días a ver si vuelve.

¿Y esa idea te molesta?

No por mí: por Rosita y Rocío, y el resto de la familia. Me gustaría que me recordaran por lo que intenté dar, no por la anécdota de que volví de la muerte.

Woody Allen dijo: "No tengo miedo de morirme, pero preferiría no estar ahí cuando eso ocurra...

Bueno, Woody Allen comparte conmigo muchas cosas, incluido el pánico a los aviones y la hipocondría...

¿Pero cómo? ¿Alguien que no le teme a la muerte puede ser hipocondríaco?

Totalmente. Me duele un dedo y creo que tengo un tumor. En realidad, le temo al dolor y a las enfermedades que te humillan. No a mi muerte. Pero sí a la de los seres queridos, aunque volveré a verlos. Creo en el más allá que prometen las religiones monoteístas, que hablan de una vida mejor a este "valle de lágrimas".

Si la vida terrenal no es tan importante, ¿por qué al final deberíamos recibir premios o castigos eternos por lo que hayamos hecho en ella?

¿Sabés? Creo que Dios, que es misericordioso, a la larga va a perdonar todo o casi todo. Somos chiquitos y nos equivocamos mucho. Hay que tratar de hacer el bien acá, no por los premios o castigos. Si sos un buen tipo, te va a volver todo bien acá, sin esperar compensaciones divinas.


Victor Sueiro, un soñador. "Misterios y milagros" (Canal 13) es uno de los programas más vistos de la temporada.


Aca termina esta post. Si tienen tirmpo leean, esta bueno, en serio.

0
0
0
1
0No comments yet