Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
BUENO EN CASO SON DE ARMAMENTOS COMO LO HABIA PROMETIDO EN MIS POST ANTERIORES
BUENO EMPEZEMOS ...



VLEGA Gaucho

Inicio del Proyecto

El proyecto se inició en abril de 2004 cuando ingenieros de los ejércitos argentino y brasileño reunidos en Río de Janeiro definieron las características y premisas a las que debería responder el vehiculo, donde sobresalían la robustez, versatilidad, sencillez constructiva y muy especialmente que sea apilable para poder ser transportado en un número de seis unidades en un Hércules C-130. Otra de las condiciones tomadas en cuenta fue una alta integración regional de sus autopartes, a fin de reducir los costos de producción y mantenimiento.

De esta manera nace el Gaucho, nombre dado al Vehículo Liviano de Empleo General, Aerotransportable (VLEGA), destinado fundamentalmente al uso militar, pero con una interesante base para su posterior desarrollo en aplicaciones civiles tanto en organismos del Estado, ONG o particulares. El desarrollo del vehículo se inscribe dentro del Plan Ejército Argentino (PEA 2025), de acuerdo con el cual la Fuerza dispondría de un Instrumento Militar Terrestre (IMT) con capacidad para:

Controlar un extenso espacio territorial.
Facilitar el desplazamiento de fuerzas en áreas distantes entre sí en lapsos reducidos.
Proyectar elementos en el marco de operaciones militares bajo el mandato de la ONU.
Desplazar fuerzas en el marco de eventuales alianzas regionales o internacionales.

Producción de Preserie

La puesta en producción se inició en mayo de 2006 en las instalaciones del Batallón de Arsenales 601 de Boulogne(Argentina), cuya capacidad de producción alcanza las 100-120 unidades anuales a un ritmo de diez mensuales. La primera preserie de cuatro vehículos estuvo concluida en 2007 al mismo tiempo que se inaugura la Planta de Montaje con ocho puestos de ensamblaje. Cada preserie es sometida a diferentes ensayos estáticos y dinámicos tendientes a optimizar las prestaciones y detalles constructivos del vehículo. De esta manera se han logrado mejoras importantes en la reducción del peso de 600 a 545 kilos mediante la reingeniería de las chapas y algunos caños estructurales. En las mejoras y desarrollo de partes intervienen también los proveedores autopartistas privados, además de institutos públicos como el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), con quien se trabajó en la optimización del sistema de admisión sobre todo en la traza de los ductos y la reubicación de la toma de aire. Los proveedores particulares producen en serie los amortiguadores, las portamazas, la línea cardánica, el diferencial, el sistema de refrigeración y la instalación eléctrica. En 2008 se presenta una cuarta preserie de 25 unidades. Equipado con un motor MWM de 130 HP construido en Brasil, el Gaucho tiene una autonomía de 500 kms. y ha dado excelentes resultados en terrenos irregulares con obstáculos gracias a su sistema de suspensión y despeje. Además de la versión 4x4 se han construido una ambulancia, un vehículo para vigilancia y exploración equipado con un radar Rasit, un desarrollo en conjunto con INVAP y un Kit de Blindaje contra armas livianas y antiesquirlas con refuerzos en el techo, piso, laterales, parabrisas y tanques de combustible para protección de los ocupantes.





País de origen Argentinatanque Brasilvehiculo

Especificaciones
Peso 2.100 kg
Longitud 4,14 m
Anchura 2,12 m
Altura 1,67 m
Arma primaria Armet 7,62 mm
Motor MWM, 4 cilindros, Diesel
2.800 cc, 130 CV @ 3.600 rpm
Velocidad máxima 120 km/h
Autonomía 500 km
Rodaje Off Road BF Goodrich 33 x 12,5 R 15
Suspensión Espirales Independiente



Tanque Argentino Mediano

El Tanque Argentino Mediano (TAM) es un tanque mediano, diseñado en 1973 por la empresa Thyssen-Henschel de Alemania para el Ejército Argentino. Utiliza el mismo chasis que el Marder, y fue fabricado por la empresa Tanque Argentino Mediano Sociedad del Estado (TAMSE), disuelta durante la presidencia de Carlos Menem. A partir del modelo principal han surgido al menos una docena de variantes.1

Historia

El ambicioso proyecto para la fabricación de un tanque totalmente argentino nació en 1973, cuando el Estado Mayor General del Ejército encargó la construcción nacional de un carro de combate mediano para reemplazar a los desfasados vehículos blindados que la fuerza terrestre mantenía desde la Segunda Guerra Mundial, es decir, los M4 Sherman y Sherman Firefly. El chasis y casco del nuevo tanque también debían ser utilizados para la construcción de una versión IFV, con el fin de sustituir a los obsoletos semiorugas M9.

Hay que tener en cuenta que durante las décadas del sesenta y del ochenta, hubo momentos en los que se pudo haber desatado un conflicto bélico con Chile, y la construcción de un tanque propio, superior a los de la región, fue vista por la cúpula militar como la mejor opción para reemplazar el viejo parque blindado, teniendo en cuenta que posiblemente, si hubiese habido una guerra, las demás naciones no le venderían armamento a la Argentina.
TAM con snorkel instalado, durante la Exposición del Ejército Argentino realizada en mayo de 2008.

Los requerimientos generales del tanque eran los siguientes:

Portar un cañón de 105 o 120 mm;
Poseer una velocidad máxima en carretera de hasta 80 km/h;
Tener una autonomía en asfalto de más de 500 km sin utilizar tanques de combustible externos.
No superar las 35 toneladas en orden de combate;
Estar equipado con un moderno sistema de control de tiro y de visión nocturna.


TAM VCA 155 Palmaria

La idea de producir un carro de combate propio era muy ventajosa, ya que al estar diseñado para ser usado en un escenario específico, el futuro operario consigue un vehículo mucho más acorde a los requisitos y necesidades, en lugar de adquirir un producto extranjero que fue pensado para teatros de operaciones muy distintos. Por esta razón, el TAM fue desarrollado teniendo en cuenta muchos aspectos de la Argentina, como ser los relieves, los climas, la infraestructura vial, etcétera. Ya que el país tiene una enorme extensión territorial, se requería de un blindado con un excepcional alcance de casi 1.000 kilómetros con combustible extra, y con una velocidad final mayor a los 70 km/h. Debido a los diversos tipos de suelos, el vehículo debía tener una escasa presión sobre el suelo, y como los caminos y carreteras del país se encontraban todavía en pleno desarrollo, no convendría que el peso del mismo superase demasiado las 30 toneladas. Es por esto que el TAM no podría llevar mucho blindaje; además esta característica no era muy necesaria, porque los carros de combate de las naciones vecinas eran anticuados y no era una urgencia poseer un tanque demasiado protegido.

Aunque los ingenieros argentinos ya habían construido un tanque nacional durante los años cuarenta (el Nahuel DL-43), no poseían experiencia en diseños modernos. Fue por este motivo que el proyecto Tanque Argentino Medio fue ofrecido a empresas alemanas y francesas.
TAM del Regimiento de Caballería de Tanques 8 "Cazadores General Necochea", junto a un tanquista con el uniforme actual y un miembro con el uniforme histórico de la unidad.

Los germanos presentaron su exitoso Leopard 1 mientras que la francesa GIAT Industries hizo lo mismo con el AMX-30. Estos dos modelos eran muy similares, ya que estaban considerados como los mejores MBT de Europa; ambos eran relativamente livianos, estaban poco protegidos, y además poseían una muy buena movilidad. EEUU quiso participar del concurso y envió un M60 Patton para ser evaluado por el Ejército Argentino. El tanque norteamericano era muy pesado, no tenía tanta autonomía como la requerida, era más lento que los europeos, y además era más costoso de adquirir y mantener.

Fue entonces cuando, en 1977, la empresa alemana Thyssen Henschel mostró dos prototipos basados en el IFV Marder alemán; uno de ellos podía ser adoptado como carro de combate mediano, y el otro como vehículo de combate de infantería. Ya que comenzar desde cero con el diseño de un tanque era algo muy complicado para un país suramericano y como los militares argentinos se encontraban muy apresurados, la Thyssen Henschel ganó el contrato. Ésta le proporcionó el traspaso de tecnologías necesarias para la construcción del blindado en plantas argentinas, y ese mismo año los dos vehículos fueron sometidos a las primeras pruebas de supervivencia y demostración de capacidades, las que fueron realizadas por personal del Ejército Argentino. Los prototipos fueron utilizados en todas las zonas del territorio argentino en las que podrían ocurrir hipotéticos conflictos, como son los de la Cordillera de los Andes, la selva misionera, y la estepa patagónica.

Estas pruebas fueron superadas con éxito y en 1978 se inició la construcción del primer lote de 6 vehículos de preserie en la Fábrica Militar de Río Tercero. El gobierno argentino creó una empresa estatal cuya función era llevar a cabo todo el proyecto en sí; ésta se conocería luego como TAMSE (Tanque Argentino Medio Sociedad del Estado), y su fábrica contaría con materiales y métodos de producción actuales para la época. Las instalaciones suman más de 15.000 m² (actualmente no se usa ni la mitad de los terrenos), y se tenía pensado construir en ellas unos 252 carros de combate y 316 vehículos de combate de infantería.2

Por último, es para destacar que el TAM no ha visto nunca acción en combate, ya que no participó de la Guerra de Malvinas, porque en ese entonces las mejores unidades blindadas se ubicaban en la frontera de Chile, y a que se creía que si se dejaba descubierta dicha frontera, el país vecino en ese entonces con fricciones hacia Argentina aprovecharía para atacar mientras ésta combatía en las Islas Malvinas, pero el gobierno chileno no estimó oportuno concentrar sus tropas y ningún conflicto se vió en esa frontera.

Diseño

La base del TAM está basada en un blindado de diseño alemán, ya que el chasis es el mismo que el utilizado en el Marder, y por lo tanto no es propiamente el de un tanque, condicionando en gran medida el peso final del vehículo, ya que este sistema de rodado no soportaría mucho más que 30 toneladas. Si bien esta característica no le permitió portar un blindaje aceptable para las dimensiones que tiene, le proporcionó un escaso peso para su tamaño, y por lo tanto, una bajísima presión sobre el suelo. A esto habría que agregarle que su desproporcional relación entre potencia y peso para los estándares de la época, le otorgó una excelente movilidad.

Lleva su motor montado al frente del casco, al igual que el Merkava israelí, ayudando de manera significativa a la supervivencia de la tripulación. El mantelete del cañón es muy parecido al del Leopard 1 y el snorkel de tres piezas que utiliza para vadear cursos de agua profundos es similar al usado por el Leopard 1 y Leopard 2. A excepción del motor, la transmisión y el sistema de control de tiro, que por su sofisticación debieron ser importados, las demás partes fueron producidas por empresas estatales o privadas, que participaron en conjunto bajo la coordinación del gobierno. Compuestos esenciales del tanque como el blindaje, el cañón y los sistemas de comunicación fueron hechos en el país, siendo de diseño nacional o en muchos casos fabricados bajo licencia.

El TAM ha quedado hoy en día relegado por la poca capacidad de ampliación del diseño, que aunque fue bueno para la época, se encuentra actualmente desfasado. La elección de un casco como el del Marder, que abarató los costos en su momento, no permite que ahora se le incorpore un cañón más pesado ni que se le agrege más blindaje (su punto más débil). Cualquiera de éstas mejoras sobrecargaría la suspensión y otros elementos motrices o al mismo casco. Hasta se intentó mejorar la protección aplicándosele blindaje reactivo, pero no prosperó.

Movilidad

Gracias a su bajo peso, el TAM goza de excelente movilidad, sumándose a esto la muy alta relación peso/potencia de 24hp/ton y la presión sobre el suelo de 0,77 kg/cm². Posee un motor MTU MB 833 Ka 500 diésel de 6 cilindros y 22,4 litros, turbocargado, que desarrolla 720 caballos a 2.200 rpm. Puede vadear corrientes de agua de hasta 1,4 metros sin preparación, 2,5 metros con un sistema hidráulico de vadeo, y 4 metros con un snorkel de tres piezas que se ajusta en la cúpula del jefe del tanque, en la torreta. Por último, tiene un requerimiento en la distancia de frenado, siendo su máxima de 5 metros, gracias a su sistema de frenos de disco.

Blindaje

El blindaje es convencional, de acero de fabricación nacional, producido en la planta Altos Hornos Zapla. Solamente puede dar protección frente a proyectiles de 30mm o un poco más. Hay que tener en cuenta que el uso de un blindaje sofisticado estaba fuera del alcance de la logística de la época y del poder adquisitivo del Estado. Por eso, para paliar estos inconvenientes, se le dio al tanque una silueta baja, y se colocaron las planchas de blindaje en ángulos lo más inclinado posibles, para disminuir la eficacia de proyectiles perforantes. Además, teniendo en cuenta que la mayoría de los disparos impactan en la torreta, fue en la parte frontal de la misma en donde se concentró la protección del vehículo.

Armamento

Las primeras unidades estaban equipadas con la versión local del difundido cañón de 105 mm británico L7A3. Las siguientes unidades fueron armadas con el cañón alemán Rheinmetall LTA2, el cual equipa a la mayoría de los TAM. Los últimos modelos adoptaron la versión localmente modificada del cañón francés CN-105-57, producida por la Fábrica Militar de Río Tercero. Es capaz de disparar municiones APFSDS-T, HEAT-T, HESH, HE, HEP-T, Canister, fumígena y trazadora, con almacén de 50 rondas.

Además del cañón principal, el TAM posee una ametralladora coaxial al cañón y otra antiaérea en la torre, ambas de 7,62mm y con 6.000 cartuchos.

Modernización del TAM a TAM s. XXI

Hacia finales de los años 1990 se había llegado a un punto crítico de obsolescencia, que amenazaba con dejar al Ejército Argentino sin su principal medio de combate blindado. Así, el Ejército y la empresa Champion S.A. emprenden un programa de recuperación-reparación, y de modernización y conservación del parque de TAM existente en la fuerza, logrando recuperar a nuevo, 100 VC TAM. Como es sabido, no puede existir un Tanque de Guerra que se jacte de llamarse Vehículo de Combate, si no cuenta con capacidad de combate 24 h, es decir "todo tiempo". Frente a esto la empresa Champion diseñó un conjunto de mejoras para hacer de este tanque un verdadero "todo tiempo". Las mejoras comprenden nuevas capacidades para la adquisición de blancos y la instalación de un sistema de visión por infrarrojos montado en la parte externa de la torreta, a la derecha del cañón en una caja blindada.
Segunda modernización del Tanque Argentino Mediano

La modernización consiste en la adopción de los últimos estándares en materia de óptica y sistema de control de tiro, la recuperación del sistema de estabilización eléctrica de la torre del cañón para tiro en movimiento que se encontraba fuera de servicio en la mayoría de los vehículos y proporcionar la capacidad de combate todo tiempo.

Exportaciones

A pesar de ser un diseño económico y rentable, no ha podido ser exportado por presiones internacionales y por la inestable situación económica de la nación.

En 1986, en el marco de la guerra que estaban combatiendo en el Golfo Pérsico, Irak ordenó 400 TAM e Irán 1.000, pero los EE. UU. y Alemania presionaron para que no se vendiesen.
VCA Palmaria de 155 mm, durante la Exposición del Ejército Argentino realizada en mayo de 2008.

En 1990 Ecuador hizo una competencia para elegir el tanque que equiparía a su ejército, y el TAM le ganó a los SK-105A2 y AMX-13/105, pero no se concretó tal adquisición.
Variantes
VCLC con 36 contenedores de 160 mm, durante la Exposición del Ejército Argentino realizada en mayo de 2008.

TAM VCA 155: utiliza un chasis de TAP (Tanque Argentino Pesado), de 40 toneladas y 7 ruedas de rodadura, con una torreta armada con un obús italiano Palmaria de 155 mm. Se construyeron una veintena de estos.
TAM VC AMUN: amunicionador de vehículos de artillería. Cuenta con cinta transportadora y aparejo para facilitar la carga. Es capaz de transportar 80 proyectiles de 155 mm y reabastecer a un TAM VCA en 10 minutos.
TAM VCDA: defensa antiaérea con 2 cañones automáticos de 30 ó 35 mm.

Un VCTP durante la Exposición del Ejército Argentino realizada en mayo de 2008.

TAM VCLC: lanza cohetes múltiple, de 160 o 350 mm, utiliza proyectiles "CAL-160" o "CAL-350", versiones locales de los israelíes LAR-160 y MAR-350.
TAM VCPC: vehículo de combate puesto de comando sobre la base del VCTP. Lleva equipos de comunicación y hasta 6 soldados.
TAM VCRT: vehículo de combate para remolque y de mantenimiento.
TAM VCLP: equipado con un puente.
TAM VCTM: vehículo de combate transporte de mortero, con una pieza de 120 mm y una tripulación de 5 hombres. También utilizable como antiminas instalándole rodillos "Urdan".
TAM VCLM: con sistema de misil suelo aire Roland 2.
TAM VCTP: vehículo de combate transporte de personal, armado con un cañón automático RH-202 de 20 mm. Puede transportar en su interior a 10 soldados que entran y salen por una rampa trasera y se puede hacer fuego desde el compartimiento de tropa gracias a unas troneras ubicadas en los costados del casco. Se encuentra en servicio.
TAM VCA: ambulancia.











Cañón de 155 mm L 45 CALA 30


Tipo Cañón de campaña
País de origen Argentina

Historia de servicio
Operadores Ejército Argentino

Historia de producción
Fabricante Fabricaciones Militares

Especificaciones
Peso kg
Longitud mm
Longitud del cañón 45 calibres / mm
Munición 155mm
Calibre 155mm
Cadencia de tiro dpm

Alcance efectivo

23.000 m (con munición normal)
39.000 m (con munición especial)


El Cañón de 155 mm L 45 CALA 30 es un cañón de artillería de campaña de largo alcance desarrollado en Argentina para y en servicio con el Ejército Argentino.

Desarrollo

Fue diseñado en las décadas de 1980-1990 [cita requerida] por CITEFA como Cañón de artillería de largo alcance calibre 155 milímetros L45 CALA 30 a fin de suplementar (y eventualmente reemplazar) al Cañón de 155 mm L 33 Modelo Argentino en servicio con el Ejército Argentino.

Posee una UPA (unidad de potencia auxiliar) que le permite desplazamientos cortos a una velocidad de hasta 30 km/h.1

CITEFA desarrolló una versión mejorada, conocida como CALA 30/2, la cual incorpora mejoras basadas en las pruebas del primer prototipo. Esta versión fue probada en 1996, y se declaró un alcance máximo de 39 km utilizando munición especial EFRB-BB (Extended Range Full Bore – Base Bleed).

Servicio

Se piensa que unas pocas unidades (2 a 4) están en servicio con el Ejército Argentino.

tanque

El Cañón de 155 mm. L 33 Modelo Argentino es un cañón de artillería de campaña desarrollado en Argentina para y en servicio con el Ejército Argentino y el Ejercito Croata.




Cañón de 155 mm L 33 Modelo Argentino

Desarrollo

Fue diseñado en las década de 1970 [cita requerida] por CITEFA como obús 155 mm L33 X1415 CITEFA Modelo 77 a fin de reemplazar al Obús de 155 mm M114 originario de la Segunda Guerra Mundial que estaba en servicio con el Ejercito Argentino.

La pieza está basada en el arma transportada por el cañón autopropulsado francés Mk F3 155mm sobre chasis AMX-13, el cual sigue en servicio con el Ejercito Argentino.

CITEFA también diseñó una versión ligeramente mejorada Modelo 81.

Servicio

Algunas piezas del Modelo 77 fueron utilizadas durante la Guerra de las Malvinas, las cuales fueron aerotransportadas en las últimas semanas del conflicto a bordo de aviones C-130 de la Fuerza Aérea Argentina a fin de hacer fuego de contrabatería a los buques de la Royal Navy que cañoneaban las posiciones argentinas. Un total de 4 piezas fueron capturadas por los británicos



Mathogo

Mathogo es un misil antitanque desarrollado por el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas de las FFAA (CITEFA) de Argentina.

Está fuertemente influido por el misil SS.11 de origen franco-alemán.




F.A.R.A 83

El F.A.R.A 83 (Fusil Automático República Argentina 1983) fue un fusil de asalto desarrollo en Argentina durante la decada de los 80’ por la Fábrica Militar de Armas Portátiles Domingo Matheu, de Rosario (Argentina).

Historia

Originalmente denominado F.A.A. 81 (Fusil de Asalto Argentino 1981), el F.A.R.A 83 nace por un requerimiento del Ejército Argentino a la Dirección General de Fabricaciones Militares para reemplazar los ya casi obsoletos FAL calibre 7,62 x 51 OTAN por un fusil de diseño nacional que disparase el cartucho 5,56 x 45 OTAN, de retroceso más suave y con mayor capacidad del cargador.

Para el año 1986 se produjeron alrededor de 1000 fusiles, pero el proyecto finalmente fue cancelado debido a limitaciones económicas.

Actualmente, el FARA 83 es empleado en número limitado por el Ejército Argentino.






FMK-3

El FMK-3 es un subfusil argentino de fuego selectivo, accionado por retroceso de masas, diseñado por Fabricaciones Militares en 1974. Es un arma calibre 9 x 19, con una cadencia de tiro de 650 disparos por minuto. Hay disponibles cargadores de 25, 32 y 40 balas para el FMK-3. Hasta 1991, fueron producidas 30.000 para el Ejército Argentino.2 Raras veces, se encuentran algunas variantes con culatas fijas. El FMK-3 también se produce para el mercado civil, sólo como una versión semi-automática, llamada FMK-5.

Desarrollo

Hace ya varias décadas, Argentina inició la adopción de subfusiles o pistolas ametralladoras (en adelante PA) procedentes de distintos países para sus fuerzas armadas y de seguridad. La gran variedad de modelos, principalmente de origen alemán y estadounidense, junto a sus diferentes calibres como el 9 x 19 y el .45 ACP, complicaron su estandarización.

Hacia la década de 1940, la fabrica Metalúrgica Centro, aprovechando que se había vuelto imposible la adquisición procedente del extranjero de este tipo de armas por los conflictos europeos, produjo bajo la marca Halcón el modelo MP (modelo pesado). Se trataba de un arma de manufactura y calidad superlativa, semejante a un MP-18 o un Thompson 1921. Más adelante, sus elevados costes de producción facilitaron el nacimiento del modelo LM (modelo liviano), más económico pero con la seguridad y calidad del modelo anterior. Ambas armas estaban calibradas para disparar cartuchos 9 x 19 y .45 ACP. Otras armas pioneras de esta categoría de PA, como por ejemplo las MEMS y las producidas por HAFDASA, con sus Ballester Rigaud a la cabeza, quedaron para siempre en la historia argentina en lo que se refiere a pistolas ametralladoras. También cabe mencionar que, debido la Guerra del Chaco (entre Paraguay y Bolivia) y a otros conflictos armados, ingresaron de manera ilegal subfusiles de todas las partes imaginables del mundo que fueron parte del lamentable mercado negro de armas.

En los años 50, la FMAP DM (Fabrica Militar de Armas Portátiles Domingo Matheu), perteneciente a la Dirección General de Fabricaciones Militares, adquirió los derechos de producción de una pistola ametralladora extranjera, en concreto una copia del M3A1 estadounidense, más conocido como “Grease Gun”. Esta versión argentina disparaba el 9 x 19, a diferencia del .45 ACP del modelo original. La DGFM lanzó dos versiones denominadas PAM 1 y PAM 2, con y sin seguro de empuñadura. Posteriormente, esta misma empresa decidió encarar a principios de los 70 el proyecto de crear un arma diferente a lo clásico, usando el sistema de cerrojo telescópico (que envuelve la recámara y parte del cañón) y un original cargador en el pistolete. Este cargador que había sido diseñado por Jaroslav Holecek a mediados de 1946 reducía notablemente el tamaño del arma. Se popularizó gracias al CZ-23/25 y posteriormente también fue adoptado por el Uzi israelí, los MAC de Ingram y el Z-84 de Star. Nacía así la PA-3 DM, conocido posteriormente como FMK-3.

Diseño

A primera vista, el FMK-3 puede asociarse con el Uzi. Este subfusil argentino dispara el cartucho 9 x 19 mm y aloja su cargador en el pistolete, que a su vez contiene los sistemas del gatillo y el seguro. Por encima del pistolete, aparece un cajón de mecanismos donde se aloja el cerrojo y el muelle recuperador. Por último, un cañón con ánima cromada de gran dureza asoma libremente por delante de la rodela que lo fija, típico para el disparo desde transportes blindados.

El diseño de la mayor parte de los subfusiles contemporáneos, que presentan el cargador delante del pistolete, se basa en un cañón fijo que va sujeto al cajón de mecanismos y con un gran porcentaje de este fuera del propio cajón. Además, disponen de un cerrojo que se desplaza adelante y atrás gracias a la acción de un muelle. Las dimensiones de un arma de estas características, como por ejemplo un Halcón MP, un ML, o un Thompson, estaban determinadas por el tamaño del cerrojo y la distancia de retroceso contra el muelle recuperador. Por este motivo, y para compactar el arma, la FMK-3 dispara a cerrojo abierto no calzado (blow-back), por simple masa de inercia, y emplea un cerrojo telescópico (overhung-bolt).

En el sistema overhung-bolt, el muelle recuperador que cumple la función de muelle real está enrollado alrededor del cañón. De esta forma, el mismo muelle helicoidal permanece cautivo y retenido por una traba adecuada. Gracias a este sistema integral, cerrojo, cañón y resorte forman un grupo único cuando se desarma el arma, como si se tratara de la corredera de una pistola tradicional.

El FMK-3 está construido en chapa de acero estampada con nervaduras de refuerzo, tanto en la parte superior como la inferior del cajón de mecanismos. Algunas otras partes del arma están unidas mediante soldadura por arco o sujetas por remaches. Los pernos pasantes están asegurados por arandelas elásticas, mientras que para poder sujetar el arma con las dos manos, el FMK-3 tiene un guardamano o chimaza de plástico fabricada en dos partes y sujeta por dos tornillos laterales. Por otro lado, cabe destacar que su pistolete de acero estampado carece de cualquier tipo de cacha adicional, una solución rápida y económica pero criticable cuando se acciona el arma con las manos desnudas en zonas con frío extremo. Para paliar esta deficiencia, no le vendría mal una cacha envolvente de goma o al menos dos paneles plásticos como en una pistola tradicional.

En las primeras series, el FMK se presentó con tres versiones de culata: enteriza fija de plástico, fija de madera, y plegable de alambre. Sobre el lado izquierdo del cajón de mecanismos se encuentra la palanca para armar y llevar el cerrojo en su posición retrasada. Esta palanca tiene un guardapolvo deslizante que evita la entrada de elementos extraños en el interior del arma. Sobre el mismo lado pero en la parte trasera se halla el portacorreas trasero. El delantero, en versiones primitivas, es similar al del Uzi, aunque luego pasó a ser cautivo y giratorio en la rodela que sujeta el cañón al cajón de mecanismos. Precisamente, sobre el cajón de mecanismos se encuentran los mecanismos de puntería: un punto de mira protegido por un túnel y un alza ortóptica de librillo regulable lateralmente y con posiciones de altura de 50 y 100 metros. Toda ella protegida por orejetas laterales. La ventana de expulsión es de dimensiones discretas y está ubicada a la derecha del mencionado cajón.

Los cargadores rectos, con capacidad de 25, 32 y 40 cartuchos, están fabricados en chapa de acero. Son muy robustos, lo que evita problemas de alimentación. El retén del cargador se encuentra en la base del pistolete y es accionado por medio de un botón ambidiestro de fácil acceso. El nivel general de acabados del arma es bueno, típico de las armas militares producidas en masa a bajo coste. Sus partes están tratadas térmicamente en función de cada pieza, lo que se traduce en un seguro y eficaz funcionamiento general. El acabado final del arma es un fosfatado con recubrimiento de pintura de alta resistencia a la abrasión y que protege de la oxidación.

Variantes

El término FMK-4 hace referencia a la versión que tiene culata fija, tanto en las primeras series de madera como en las últimas producciones de plástico de alto impacto. Por su parte, el FMK-5 es un modelo semiautomático que aparece en los años 90 derivado del FMK-3. En realidad, se trata de dos armas iguales en prácticamente todos los sentidos, eso sí, sin la posibilidad de disparar a ráfagas. Al FMK-5 también se le conoce como “de uso civil”, por haberse vendido bastante entre legítimos usuarios del tiro deportivo, y de “escoltas”, al haberse usado en agencias de seguridad privada y tareas similares.

Dentro del campo deportivo, en Argentina el FMK-5 se usa en distintas modalidades de tiro, incluso con algunas modificaciones realizadas por armeros, entre las que se incluyen la montura de visores de punto rojo. Hoy en día, y debido a nuevas disposiciones que limitan la tenencia de armas parecidas a las militares (subfusiles y fusiles de asalto semiautomáticos), se hace difícil obtener la correspondiente autorización para la adquisición de este tipo de armas por parte de civiles.



FM-GME FMK2-MO granadas de mano

Descripción

La granada de mano GME-FMK2-MO fue diseñado por Fabricaciones Militares (FM). El diseño de la carrocería se basa en una técnica de hierro nodular, que es reclamado por la empresa para ser único. Sus características finales son el resultado de su estructura metálica (Fe, C, Mg, Mn, etc) y el tratamiento térmico posterior a la fundición de used.The cuerpo boquilla consta de una sola pieza de aluminio que puede ser producido por forja o moldeo por inyección . Se incorpora el mecanismo detonador y el despido y puede ser eliminado del cuerpo como una explosión de granada unit.On solo el cuerpo espoleta se reduce a fragmentos, en la mayoría de los casos, de un peso de 3 a 5 g. Estos producen una zona letal de unos 5 m de radio y no pondrá en peligro el lanzador cuyo tiro en la posición prona se limita a unos 10 metros o 30 metros si kneeling.Detonation se inicia con la percusión y el reguero de pólvora produce un retraso de entre 3,6 y 4,5 segundos entre el lanzamiento de la granada y el momento de la explosión. La carga explosiva se compone de una mezcla de recristalizado Hexogen (RDX) y TNT en copos, en proporciones que pueden variar para adaptarse a los requisitos de la fragmentación. El peso neto de la carga varía entre el 75 y 79 g. El granada de mano tiene dos dispositivos de seguridad. Uno de ellos es una forma especial de resorte de alambre de acero asegurar la granada en tránsito, y el otro se compone de dos pasadores en el anillo del pasador de seguridad. El primero se puede quitar en cualquier momento y la granada puede continuar





VC SK-105 “Patagón”


A mediados de 2003, se presentó el proyecto del nuevo tanque argentino liviano, por así llamarlo. Se trata de las torretas de 105mm de los AMX-13 franceses (producidos en Argentina a mediados de los 70’) sobre una batea del SK 105, realizado por la empresa austriaca Steyr. Los trabajos se realizarán en la ciudad de Comodoro Rivadavia, en donde se fabricarán 39 vehículos, a un precio de 23, 4 millones de dólares.

El proyecto fue elaborado por la Dirección de Investigación, Desarrollo y Producción (DIDP), el cual consiste en la reparación integral, conversión y modernización de los vehículos de la familia SK en un plazo de 4 años, comenzando en 2005.

Este vehículo posee una excelente versatilidad, buena velocidad (64 Km/h), buena potencia de tiro y una excelente adaptación a todo tipo de terrenos.





SLAM (Sistema de lanzadores múltiples) PAMPERO

Características

Calibre: 105 mm
Alcance: 10.200 m
Número de bocas: 16
Peso del proyectil: 30 kgs
Tipo de propulsor: Sólido
Dispersión: 68% de proyectiles en un área de 300 x 200
Montado sobre camion ligero UNIMOG



El FAL (siglas en francés de Fusil Automatique Léger, Fusil Automático Ligero) es un fusil de batalla o fusil de combate calibre 7,62 x 51 OTAN, de carga y disparo automático, de fuego selectivo, diseñado por la industria de armamentos belga Fabrique Nationale d'Herstal (FN) a fines de los años 40 y producido desde principios de los cincuenta hasta la actualidad.

Es uno de los fusiles más conocidos y utilizados del mundo, una verdadera leyenda de las armas de fuego. Se trata de un fusil que marcó la historia del siglo XX: fue adquirido y ampliamente usado por las fuerzas de más de 70 países, siendo producido en al menos 10 de ellos. Y aunque ahora parezca ser obsoleto, todavía es utilizado por muchos países y aún hoy es capaz de hacer frente a las armas más modernas. También es un popular fusil de uso civil y deportivo.

Dado su gran uso, especialmente entre las fuerzas armadas de gobiernos, se le conoce como "la mano derecha del mundo libre". Cabe destacar que hay quién opina que este es un fusil de asalto, si bien no es así puesto que es un fusil de combate.