5 cosas importantes de la historia explicadas





("...¿tu buscas creer?...")-


5. como eran los egipcios.





La academia oficial sólo ultimamente ha admitido la presencia de determinados faraones que denomina negros, son los del período etíope, XXV dinastía, conocida como Kushita (c. 747 a 664 a. C.). Hoy sabemos sin lugar a dudas y a pesar de las resistencias eurocéntricas que Egipto fue fundamentalmente una civilización africana y negra. Incluso en períodos de tiempo enormemente dilatados, fueron y por supuesto también sus gobernantes personas negras de tipo sudanés, de piel más oscura a la que se suele asociar con los egipcios. Y Kemet fue casi enteramente negro al menos hasta que las invasiones de los pueblos de Asia y Europa: Hicsos, Griegos y Árabes fueron cambiando la fisonomía de sus habitantes.


Esta es la razón por la cual también hubo faraones blancos en los períodos tardíos. Sin embargo esa fisonomía no se aplica a los constructores de las pirámides y los fundadores de las bases de la primera gran civilización, cuyos faraones y habitantes fueron indudablemente negros y culturalmente enteramente africanos.


4.En México hay unas cabezas gigantes, como las pusieron ahi.




Otro punto de duda es la forma de las cabezas colosales Olmecas. Algunos dicen que muestran gobernantes; otros dicen que representan personas con alguna malformación congénita —quizás con Síndrome de Dawn—

corta y facil, un claro ejemplo miremos como lo hicieron con las de pascua:




link: https://www.youtube.com/watch?v=YpNuh-J5IgE

sino como los egiptos:

las piedras, que solían arrastrarse sobre una losa a la que se ataba una cuerda a modo de ‘trineo’, se transportaban por zonas donde se había humedecido la arena, lo que permitía un mejor arrastre. Pesaban entre dos y sesenta toneladas.

Con este método, reducían a la mitad la fuerza que debían hacer.

Los científicos hallaron que la fuerza de tracción disminuyó de manera proporcional a la rigidez de la arena. El fenómeno se se conoce como “puente capilar”. Ocurre cuando pequeñas gotas de agua se unen a la arena y forman un plano rígido.

Los egipcios sabían lo útil que era este truco y hasta se puede ver en un mural en la tumba de Djehutihotep, donde se muestra a una persona de pie delante del trineo tirado y vertiendo agua sobre la arena justo enfrente de ella.

o sino:
Otros investigadores, menos ortodoxos, creen que los Olmecas recibieron ayuda extraterrestre, lo que impulsó su desarrollo tecnológico y cultural, extendido luego a las civilizaciones Maya y Azteca. Según las versiones de estos estudiosos, las cabezas gigantes Olmecas parecen esperar la llegada de dioses caídos del cielo en tiempos antiguos.


3. cuevas artificiales en China.




En la zona árida de Loess los campesinos de la etnia han, la mayoritaria en China, descubrieron hace más de 2000 años que vivir en un yaodong, que se traduce como "cueva horno", era la forma más práctica para subsistir en esta región. La falta de herramientas para crear estructuras complejas y la facilidad de la excavación fueron factores que contribuyeron para el desarrollo de las cuevas.

Según la leyenda local, en el año 366 d. C., un monje budista local, Lo-tsun, tuvo una visión de miles de Budas en los reflejos de los rayos de sol que centelleaban como bengalas sobre la pared de arenisca de un acantilado y convenció a un acomodado peregrino de la Ruta de la Seda para que fundara el primero de los templos.

Desde el siglo IV hasta el siglo XIV, los monjes budistas de Dunhuang coleccionaron escrituras traídas del oeste. Muchos peregrinos pasaron por la zona, pintando murales en el interior de las cuevas. Estos murales cubren una superficie de 42.000 m². Contienen más de 2.500 esculturas pintadas. En el siglo XIV las cuevas fueron abandonadas.


2. Idioma etrusco.




El alfabeto etrusco fue un sistema alfabético desarrollado en la península itálica (al norte y centro) a finales del siglo VIII a. C. Pudo ser una evolución del griego, ya que pertenecen al mismo sistema y los caracteres son muy similares a los coptos y griegos. Consta de 26 caracteres básicos y otros 22 expandidos para la transcripción.

A la larga desaparecieron letras de su evolución del griego como Ϝ, Ω o Ϡ, aparecieron nuevas como sería el caso de 𐌎, o cambiaron de orden como el caso de la invención de 𐌂, que será la C latina, que se cambió por la antigua Γ griega, que no era necesaria por una Z, pero que en un futuro será la G inventada por los romanos.

Muchos historiadores y filólogos creen que las runas utilizadas en las lenguas nórdicas están emparentadas con este alfabeto

El alfabeto empleado por los etruscos es de por sí suficientemente claro. Tenía su origen en una forma del griego arcaico. Este alfabeto constaba de 26 caracteres, si bien el número variaba con el paso del tiempo y de una localidad a otra.

El lenguaje etrusco, diferente a otros idiomas indoeuropeos aunque influyó en el griego y el latín, ya no es tan misterioso como parecía. Investigadores del Instituto italiano de Civilizaciones y el Mediterráneo (CNR) han publicado una recopilación de palabras, o tesauro, con las 16.000 palabras que se conocen hasta ahora recopiladas de diversas fuentes.
Uno de los responsables del trabajo, Benelli Henry, señala que gracias a ello “en 2012, o como máximo 2013, tendremos finalmente un vocabulario etrusco”.
Algunas de las palabras de uso común hoy día provienen de esta lengua, algunas con un origen curioso. Es el caso de satélite, que viene del latín “satelles”, “guardaespaldas”, que a su vez se basa en el etrusco “zatlath”, “el que utiliza el hacha”; o persona, del latín “máscara teatral”, pero derivado de una corrupción del etrusco “fersu”, “máscara”.


1. Los "Pueblos del Mar" destruyeron prácticamente todas las grandes ciudades del mundo antiguo.




Hoy en día vemos cada día como nos llegan inmigrantes en pateras, autocares o trenes. Pero hace siglos, los "inmigrantes" llegaban a millares en oleadas sucesivas que trastocaron la Historia de la Humanidad hasta la Edad Media. Uno de esos "corrimientos" demográficos afectó a un pueblo centroeuropeo germánico que, ante la presión de otras invasiones asiáticas no tuvo más remedio que abandonar sus tierras y bajar hasta Grecia. Ese pueblo eran los dorios. Los dorios fueron los responsables de sumir a Grecia en la Edad de Piedra, no por su propia fuerza, sino por la debilidad micénica, a la que la reciente victoria contra Troya no parecía haber fortalecido, sino todo lo contrario. El relato de Homero sobre la vuelta de los reyes micénicos a casa es una historia ensangrentada que refleja las tremendas conmociones socio-económicas que siguieron a la guerra y que debilitaron sin remedio a la civilización micénica hasta dejarla indefensa frente a la invasión doria. Los testimonios arqueológicos nos muestran formidables fortificaciones como Micenas o Tirinto arrasadas, palacios como Pilos destruidos y un cambio brutal que lleva a Grecia de la más rica civilización de todo el continente europeo a la Edad de Piedra. La escritura micénica, el Lineal B, se pierde para siempre, la arquitectura que dio los soberbios palacios y las fabulosas tumbas abovedadas de los reyes queda reducida a cabañas de piedra y tierra con tejados de ramas, la cerámica, único arte funcional que sobrevive, deja la frescura traída desde la Creta minoica y se transforma en la austera geometría germánica. Hubo un factor fundamental en esta historia: los dorios conocían el hierro, con lo que sus guerreros tenían una ventaja enorme sobre los micénicos armados con bronce. Todo se juntó para darle la puntilla a tan gloriosa civilización. La famosa leyenda de El Retorno de los Heráclidas nos habla de los hijos de Heracles (el Hércules romano) que tras la muerte de su padre regresan a Grecia para hacerse por las bravas con la península griega que reparten en tres partes. Muchos somos los que vemos en esta antiquísima leyenda como la explicación legendaria de la invasión doria y la creación de tres grandes agrupaciones de estados.

Pero yo no creo que sólo los dorios fueran los responsables de la caída micénica.

Hoy en día hay una nueva hipótesis que exculpa a los dorios para echar casi toda la responsabilidad sobre Los Pueblos del Mar. Según estos ilustres colegas, la invasión doria fue una consecuencia y no la causa de la caída micénica, lo que es un argumento muy inteligente que sirve también para explicar la caída del Imperio Hitita como veremos más adelante. Pero a mí no acaba de convencerme del todo porque poco antes de la destrucción de las ciudadelas micénicas sus fortificaciones fueron reforzadas e incluso se construyó un muro defensivo en el istmo de Corinto, lo que parece indicar una amenaza del norte, más que del sur. Yo creo que los ataques rabiosos de Los Pueblos del Mar (como el que destruyó Pilos) debilitaron de tal modo a los griegos micénicos que les fue imposible resistir la invasión doria. Creo fervientemente que es la hipótesis más lógica.

Tan sólo la ciudadela de Atenas resistió al invasor germánico. 400 años más tarde, desde esa misma Atenas surgiría una corriente como jamás ha conocido la Humanidad, pero esta vez será una oleada de filósofos, científicos y artistas que llevarán a la civilización de vuelta a su siempre ascendente camino. Pero sigamos con el cúmulo de desastres que como una bola de nieve baja rodando agrandándose y destruyéndolo todo a su paso.

Ya teníamos la costa turca sumida en el caos por la caída de Troya y ahora se suma Grecia entera. Y toda esta orgía de destrucción empuja lenta pero inexorablemente a miles y miles de personas hacia el Este. Siempre hacia el cercano y rico Este que tras la destrucción de Troya no puede ni mantener a los indígenas y, evidentemente, cada vez son más y más los pueblos que, por tierra o por mar, bajan por la costa hasta Siria arrasándolo todo a su paso, de la misma forma que los dorios han arrasado Grecia. Los archivos encontrados en las excavaciones muestran el terror despertado en las ciudades ante la inminencia de la destrucción. Un frenético intercambio de mensajes entre distintas ciudades y gobiernos que muestran el pánico ante la destrucción que avanza inexorablemente. El hasta hace bien poco poderoso Imperio hitita cae víctima de la oleada destructora que ya se encamina más hacia el sur, hacia el delta del Nilo donde Ramsés III logrará frenarla a costa de la ruina de Egipto. Los cronistas egipcios identifican algunas naciones integrantes de estos Pueblos del Mar. Sabemos que los Peleset son los Filisteos de la Biblia, que los Shardana colonizaron Cerdeña junto con otros restos de esta oleada que llegaron a Italia y que serían el núcleo de la civilización etrusca siglos después. Incluso en España también han sido detectadas "perturbaciones" demográficas.

La conclusión más lógica es que la caída de Troya provocó el caos en la costa turca. Caos que provocó que florecientes civilizaciones se lanzaran a la piratería y el bandidaje como único medio de subsistencia. Eran pueblos navales, por lo que, con sus tierras destruidas por los diez años de guerra, el mar se convirtió en su nuevo hogar. Los ataques provocaron más ruina y caos, que como una bola de nieve rodando cuesta abajo se extendió a la civilización de los griegos micénicos debilitándolos de tal modo que sucumbieron a la presión doria, con lo que nuevos contingentes de desesperados que nada tenían se unieron a la bola de nieve que tras destruir toda la costa turca y Siria, ahora se dedicaba a atacar el Imperio Hitita, al que tampoco logró destruir, pero que debilitó de tal forma que sus eternos enemigos pudieron lanzarse sobre él despedazándolo. Ya sólo quedaba Egipto, que gracias a su enorme fortaleza pudo rechazar la destrucción aún a costa de perder su grandeza definitivamente.