Check the new version here

Popular channels

5 formas de frenar desaparición de especies

No solamente los ecologistas se preguntan cómo poder regenerar estos declives silvestres, sino todos deberíamos saber qué podemos hacer /

Esta semana el Fondo Mundial de la Vida Silvestre (World Wildlife Fund) y de la Sociedad de Zoología de Londres, publicaron un mensaje devastador en el Living Planet Report 2014: 52% de las especies animales han desaparecido en los últimos 40 años. El libro Our Plundered Planet, escrito por Fairfield Osborne en 1948, es el primer libro medio ambiental en plantear el daño que la humanidad le está haciendo a la naturaleza. En su momento, muchos culpaban a otros por esta devastación y nadie quería asumir la responsabilidad; sin embargo, el libro desató una fuerte ola de consciencia ambiental cuyos logros  fueron exorbitantes. Se creó una red de reservas de conservación que salvó a especies africanas en peligro de extinción como el elefante y el rinoceronte; se creó una agencia de conservación natural (Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza) y se crearon acuerdos sobre el tratamiento de la vida silvestre en las Naciones Unidas.
Hoy, no solamente los ecologistas se preguntan cómo poder regenerar estos declives silvestres, sino todos deberíamos saber qué podemos hacer para detener la extinción de las especies, escribe Paul Jepson, director del área de Biodiversidad y Conservación de la Universidad de Oxford en The Conversation.
Aquí presentamos las 5 formas de frenar el declive silvestre, propuestas por Jepson:
Descentralizar y diversificar: El esfuerzo para asegurar la conservación de la naturaleza se convirtió en una política de las Naciones Unidas, esto ha sido bueno, sin embargo el mundo ha cambiado y la centralización ha ocasionado que no se establezcan medidas mundiales para poder crear una amplia red de conservación. Por ejemplo, si los balineses quieren restaurar las plantaciones de coco en las poblaciones en Bali Starling, todos podríamos aprender sus métodos. Lo que importa es que las poblaciones silvestres florezcan, independientemente de si se trata de una especie un otra. Veamos la vida silvestre como una ventaja : Desde la década de 1990 la conservación se ha vuelto excesivamente tecnocrática, la naturaleza está enmarcada como un recurso natural y son consideradas reservas de capital disponible para el desarrollo económico humano. Esto sólo conduce a argumentos sobre quién recibe qué porcentaje.  Una mejor forma de enmarcar la política ambiental es verla en términos de activos naturales - lugares, atributos y procesos que representen formas de valor a invertir y, por lo tanto, deberán ser protegidos.

Hemos hecho esto antes, así es en los grandes parques nacionales donde la conservación de la vida silvestre, el embellecimiento natural y la recreación al aire libre se combinan en beneficio de la vida silvestre, y al mismo tiempo promueven la identidad regional o nacional, la salud y el valor cultural y económico. Restaurar las especies: Está ganando atracción. Es una apertura, una oportunidad para el pensamiento creativo y la acción que afectará el futuro. Un tema clave es la restauración de los niveles tróficos, es decir, que se reintroduzcan los grandes animales que faltan en la parte superior de la cadena alimentaria, permitiendo reafirmar los procesos de los ecosistemas. Podríamos preguntarnos si hoy se reportaron descensos en la vida silvestre y en realidad no sabremos exactamente cuántos ni cómo. Lo que sí podemos hacer es ayudar con la reforestación, así sabremos que los daños han ocurrido, pero se han logrado avances en un sentido de combate. Necesitamos experimentos de reforestación a gran escala para explorar y desarrollar nuevas formas de reconstrucción de las poblaciones de la vida silvestre como un activo para la sociedad.Aprovechar las nuevas tecnologías: Está claro que la conservación de la vida silvestre está pasando a ser un tema rico en datos e investigación. Los rápidos avances en las tecnologías de sensor van a provocar un cambio en el monitoreo ambiental.

En diez años el reto será filtrar la "avalancha de datos" sobre medio ambiente.  A pesar de ello, la conservación de la vida silvestre carece de una visión y una estrategia coherente. Hay un montón de interesantes innovaciones tecnológicas, pero muchas de ellas están fragmentadas y son individualistas. Necesitamos liderazgo e inversión para aprovecharlas mejor.Volver a enganchar a los poderosos: Nos guste o no, el movimiento de conservación de vida silvestre estaba en su punto más influyente -como política e imperativo cultural- cuando estaba llena de miembros activos extraídos de la política, la aristocracia, los negocios, las élites científicas, artísticas y burocráticas. Esto fue entre 1890 y 1970.

Durante los últimos 40 años, las organizaciones de conservación se han vuelto más profesionales, y se han acercado a otras élites simplemente como fuentes de fondos y publicidad. Las organizaciones de conservación deben abrir sus estructuras corporativas y dejar que los líderes de otros sectores de la vida contribuyan activamente con su opinión, visión e influencia ante la causa.Estos son cinco puntos de partida para el debate. Tal vez el mayor activo que tenemos es la preocupación por la vida silvestre; ésta se encuentra en todas las culturas, profesiones y clases. Es el momento de abrir la discusión, proponer nuevas ideas para el debate, y para pedir a otros que sugieran nuevas y novedosas formas de ahorrar la vida silvestre.
 
0
0
0
1
0No comments yet