Check the new version here

Popular channels

6 Experimentos en animales que ocurren actualmente



La experimentación con animales o "experimentación in vivo" es el uso de animales en experimentos científicos. Se calcula que cada año se utilizan entre 50 y 100 millones de animales vertebrados (desde peces cebra hasta primates no humanos). Invertebrados, ratones, ratas, pájaros, ranas, y otros animales no destetados no están incluidos en estos números, aunque una estimación realizada sobre el número de ratas y ratones usados en los Estados Unidos en el año 2001 lo situaba en 80 millones.2 La mayoría de animales son sacrificados después de usarlos en un experimento.



1. EXPERIMENTOS CON BEBÉS

Un laboratorio del Instituto Nacional de Salud (NIH) cría a docenas de monos cada año para hacerlos propensos a enfermedades mentales. La mitad de los bebés son arrancados de sus madres con el fin de causarles traumas mentales y nunca se les permite verse nuevamente.
Estos bebés sufren de miedo, ansiedad y depresión horribles. Su miseria les ocasiona pérdida de cabello, diarrea e incluso los lleva a auto-mutilarse.




En un experimento horrible, los bebés son enjaulados junto con sus madres sedadas. Los bebés aterrorizados intentan frenéticamente revivir a sus madres. En al menos un caso, se puede escuchar a los investigadores riendo mientras una madre sedada lucha para mantenerse despierta para poder consolar a su hijo.



A algunos de los jóvenes los hacen adictos al alcohol, lo que hace que su depresión empeore. ¡La peor parte es que los investigadores incluso han admitido que el trabajo no es aplicable al tratamiento del trauma psicológico ni a los trastornos cerebrales en humanos!



2. LOS EXPERIMENTOS EN GATOS




En un experimento en la Universidad de Wisconsin-Madison (UW-Madison) financiado por los contribuyentes, a los gatos les perforan orificios en sus cráneos, les implantan bobinas de metal en sus ojos y los privan de comida y de agua. A algunos incluso los ensordecen intencionalmente. Los gatos son luego encerrados en dispositivos para inmovilizarlos y son obligados a escuchar sonidos procedentes de diferentes direcciones a cambio de un pequeño bocado de comida. Algunos gatos en este laboratorio han soportado este maltrato por más de 10 años.



Una inspección del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés) encontró que todos los gatos en el laboratorio habían sido “diagnosticados con infecciones crónicas” por los implantes en sus cabezas y ojos. El USDA indicó que algunos gatos han muerto a causa de estas infecciones, y que a una gata llamada NJ incluso le tuvieron que sacar su ojo después que la bobina de metal se convirtió en origen de frecuentes infecciones graves. El NIH suspendió estos experimentos invasivos durante seis meses el año pasado y exigió reformas tras una detallada denuncia de PETA.



3. LOS EXPERIMENTOS EN MONOS


Cada año, más de 100.000 monos son sometidos a experimentos en Estados Unidos. Los monos en los laboratorios son sujetos de experimentos dolorosos, invasivos e irrelevantes. Los hacen pasar hambre, los inmovilizan, los infectan con enfermedades y los saturan con químicos y drogas. Los investigadores les perforan agujeros y les atornillan objetos en sus cabezas. Finalmente, los animales son asesinados.



Miles de estos monos son importados por EE.UU. cada año. Air France es la única de las principales aerolíneas que aún traslada monos a los laboratorios. Algunos monos son capturados en la selva, arrancados de sus familias y metidos en jaulas diminutas. Algunos son los bebés de monos capturados, criados en granjas decrépitas en África y Asia. Nunca les es permitido experimentar la libertad o la vida en la naturaleza destinada para ellos.



Los monos son encerrados en pequeñas cajas de carga y montados en aviones (a menudo debajo de los pies de pasajeros desprevenidos). A veces, a estos monos no se les da comida, agua o atención veterinaria y mueren en el viaje. ¡Estos viajes agotadores pueden tener múltiples paradas y durar más de 30 horas! Los que sobreviven son cargados en camiones y deben soportar días de traslado hacia los laboratorios, donde vivirán una “vida” de tortura sistemática.



4. EXPERIMENTOS SEXUALES


Actualmente, el NIH está financiando docenas de estudios horribles sobre comportamiento sexual, en los que a los animales les dañan el área de su cerebro vinculada con el placer sexual y les mutilan sus genitales.



A ratones y ratas similares a los ilustrados a continuación les amputan toda la piel de sus penes. Sus genitales son estimulados eléctricamente con electrodos e inyectados con productos químicos. Luego son asesinados y sus penes son diseccionados. En otros experimentos, los investigadores encerraron a ratones hembra en dispositivos para inmovilizarlos, les perforaron agujeros en el cráneo, y les causaron lesiones con quemaduras en el cerebro. Luego les presentaron muestras de orina de machos castrados y de machos no intervenidos, y se registró la cantidad de tiempo que pasaban olfateando cada muestra de orina. Todos los ratones fueron matados y diseccionados.



En otro experimento más, los investigadores midieron el tiempo que les tomó a las ratas macho montar a las hembras, insertar sus penes y eyacular. Luego, inmovilizaron a las ratas, cortaron sus cráneos, implantaron tubos en sus cerebros, y les administraron una sustancia química que bloquearía la capacidad de las ratas para procesar el placer sexual. Los investigadores observaron entonces a las ratas teniendo relaciones sexuales, las privaron de sexo durante siete a 28 días y observaron un mayor interés de las ratas en una recompensa de anfetamina. Todos los animales fueron matados y sus cerebros fueron diseccionados.



5. EXPERIMENTOS MILITARES


Cada año, se les dispara, apuñala, mutila y mata a más de 10.000 animales vivos durante crueles ejercicios de entrenamiento militar.




En horribles imágenes de video inéditas grabadas de manera encubierta y filtradas a PETA, se ve a instructores contratados por los militares fracturando y amputando las extremidades de cabras vivas con podadoras de árboles, apuñalando a los animales y sacando sus órganos internos. Después de que PETA presentó una denuncia sobre este perturbador video, que muestra a cabras gimiendo y pateando mientras las apuñalan y las cortan (en señal de que no habían recibido anestésicos adecuados), el USDA emitió una advertencia oficial al proveedor del entrenamiento por violar la Ley Federal de Protección Animal, y el Congreso pidió una investigación.



link: https://www.youtube.com/watch?t=122&v=yOq5D6sgYtE


Ejercicios militares violentos como estos continúan regularmente en todo EE.UU., a pesar de que la mayoría de las instalaciones civiles y muchas de las militares ya han sustituido laboratorios de animales con superiores simuladores realistas que respiran, sangran e incluso “mueren”.



6. EXPERIMENTOS SOBRE EL FUMAR



Los autoridades de salud han sabido por décadas que fumar cigarrillos causa enfermedades y que los experimentos con animales son mediocres pronosticadores de estos efectos. Sin embargo, las empresas tabacaleras siguen obligando a los animales a fumar, a pesar de que existen alternativas más eficaces. Dos de las compañías de cigarrillos más grandes del mundo aún llevan a cabo experimentos de tabaco en animales, dolorosos e irrelevantes, a pesar de que no están obligadas por la ley y de que hay métodos superiores de experimentación sin animales disponibles.



Las gigantes del tabaco R.J. Reynolds y Philip Morris International continúan llevando a cabo horribles experimentos en animales. A los animales les bombean humo directamente en sus narices durante horas al día. Se les pela la piel, se les cae el cabello y sus ojos adoloridos les comienzan a supurar. Los investigadores les pintan su piel sensible con alquitrán y a veces se ven infestados de tumores.


Algo muy triste que ocurre actualmente.








-Gracias por ver.-
0
0
0
0
0No comments yet