Check the new version here

Popular channels

7 Trucos para aprender cualquier idioma. [En una semana]


¿Qué se puede lograr en una semana? Si dedicas los siete días a conseguir un propósito, ¿cómo de ambicioso puede ser este objetivo? Estas son las preguntas que te debes planter cuando te propongas aprender un idioma en una semana. Hacer un gran intento de liberarse de las distracciones de la vida moderna para conseguir dedicarle unas ocho horas al día al estudio en tu rutina diaria.


1. Entiende tu objetivo

Lección aprendida: define tu objetivo de forma clara desde el principio y luego traza una ruta para alcanzar ese objetivo.


El primer reto es decidir que idioma es el que deseas aprender.




2. Notitas por todos lados


Lección aprendida: etiqueta todo lo que hay a tu alrededor en el nuevo idioma desde el primer día. Irás relacionando ideas y conceptos de forma pasiva mientras te haces un café o te lavas los dientes.




3. Consigue un/a compañero/a


Lección aprendida: hay pocas motivaciones mejores que la de tener un colega que comparta tu mismo objetivo. Hay que mantener la motivación, ya sea por pura competición o por un sentimiento de responsabilidad mutua, la mera presencia de un compañero de aprendizaje hace muy probable que tengas la presión justa para seguir aprendiendo y no tirar la toalla.




4. Prepárate unas minimotivaciones


Lección aprendida: necesitas ponerte pequeños retos antes de conseguir el objetivo. Esto consiste en tener miniobjetivos —interactuar con el idioma en vivo y en directo, por ejemplo— que te obliguen a prepararte unas listas de vocabulario para poder lograrlos. La motivación de superar pequeños objetivos te llevará a conquistar cimas más altas.




5. Cómete el idioma


Lección aprendida: encuentra la manera de relacionar todo lo que haces con el aprendizaje del idioma. Rodéate de su comida, su música y sus películas, incluso puedes hacer tu cerebro más experto en el idioma y pensar en nuevas áreas de interés y motivación.




6. Aprovecha lo que ya conoces


Lección aprendida: cuanto más profundo sea el proceso de aprendizaje, más probable será que se memorice la información. Intenta disfrutar de las coincidencias y paralelismos entre los idiomas que ya conoces y el idioma que estás estudiando.




7. El cambio es la sal de la vida


Lección aprendida: está genial que ya tengas tu ruta pensada y una idea de tus métodos favoritos, pero recuerda lo importante que es probar cosas nuevas. Las fuentes para empaparte de tu nuevo idioma son tan numerosas como las de tu lengua materna.

0
0
0
5
0No comments yet