Popular channels

8 Cementerios encantados, que parecen de otro mundo

Hay una cierta fascinación en visitar los cementerios que no encuentres en otro lugar. Morbilidad, una paz artificial, un sentido de tiempo detenido, de recuerdos en silencio que se convierten en polvo bajo tus pies ... el estado de ánimo de un cementerio puede ser difícil de describir. Tal vez sea la cercanía de la belleza arquitectónica de un sentido muy humano de la decadencia; tal vez es la calidad intangible en el aire que llamamos "ambiente". Por alguna razón, los cementerios siguen siendo lugares extrañamente atractivos para la exploración. Aquí están 8 de los mejores para hacer precisamente eso:

Cementerio Caraita (Crimea)






Escondido en boscosa Valle de Iosofatova , cerca de la antigua capital tártara de Bakhchysaray , el Cementerio Caraíta es tan espeluznante como se vé. Debajo de los árboles de roble, miles de lápidas rotas yacen en ángulos tristes, cubiertos de una escritura hebrea casi indescifrable. El suelo es irregular, las tumbas cubiertas en musgo y líquenes y - en un día tranquilo - un silencio inquietante parece asentarse sobre todas las cosas, dando al lugar una atmósfera de otro mundo. Por mas de un milenio, los caraítas trajeron sus muertos aquí; a una arboleda sagrada conocida como 'Balta Tuymez', un lugar que todavía parece sentir el hormigueo de la magia. Allí, de pie en la sombra de la meseta cuando el sol se pone, cualquier visitante por valiente que sea,no dejaría de sentir el más leve escalofrío.

El Viejo Cementerio Judío (Praga)







Ubicado en el barrio 'gótico' de Praga, este irregular, y terriblemente desmoronado cementerio  parece haber salido de las páginas de un cuento popular de Europa del Este. Densamente poblado, construido sobre un terreno irregular y custodiado por una verja de hierro muy alta,  casi se siente abandonado, a pesar de estar metido justo en medio de un exceso de oferta de hoteles y cafés turísticos. Si bien la fecha exacta de su construcción se ha perdido en el tiempo (las primeras llápidas legibles datan de principios del siglo 15), es probable que el viejo cementerio judío fuera construido alrededor de 600 años; un hecho que no molestó a Hitler, que ordenó su preservación con la idea macabra de construir un museo al judaísmo allí. Morbido como el pensamiento puede ser, el lugar todavía conserva una belleza peculiar. En un día húmedo y sombrío, con nubes grises presionando hacia abajo, es muy fácil imaginar que los últimos 200 años no han pasado y que estámos viendo todo como se veía en 1787, en el día en que sus puertas fueron cerradas por última vez.


Los siete magníficos (Londres)





Durante la Revolución Industrial, la población de Londres explotó. Frente a la escasez de tumbas, la ciudad encargó siete nuevos cementerios a construirse alrededor de la ciudad. Ahora hace mucho tiempo que la ciudad creció en exceso y estas necrópolis fueron tragadas por urbanizaciones y polígonos de ladrillo rojo. Estos cementerios conservan un encanto peculiar: no menos importante, debido a los esfuerzos desesperados de la madre naturaleza para recuperarlos. El crecimiento del famoso cementerio de Highgate, en el norte (donde Karl Marx y Douglas Adams comparten su lugar de descanso final), hacia West Norwood debajo del río y  al de Tower Hamlets hacia el Este, lha logrado que los siete se encuentren en diferentes etapas de descomposición , si vas al de Tower Hamlets lo encontrarás tan espectacularmente cubierto de vegetación, que es muy posible que te  sientas dentro de un viejo juego de Horror. 
Tranquilos, desmoronándose y prácticamente ocultos, los siete magníficos son un antídoto perfecto para el ritmo frenético de la vida londinense.

La Ciudad de los Muertos (El Cairo)








Suena como una historia de terror inversa: una ciudad de cadáveres, ahora invadido por los vivos. Pero la Ciudad de los Muertos  de El Cairo es bastante real: tradicionalmente un antiguo lugar de descanso, la vasta necrópolis se convirtió en un refugio temporal para los desamparados en los años sesenta, cuando los barrios marginales internos se despejaron y los pobres fueron expulsados ​​de la ciudad. Sin otro lugar adonde ir, la gente comenzó la conversión de los mausoleos en viviendas precarias, con el resultado de que este gran cementerio esta ahora más vivo que la mayoría de las ciudades. Tiendas, hoteles y burdeles actúan desde dentro de sus muros, dando un servicio a medio millón de personas en lo que se ha descrito como uno de los mayores barrios pobres de Egipto. Fascinante, puede ser, pero las autoridades están desesperadas por fingir que, junto con la cercana 'Garbage City' , no existe: no esperes que llegar allí vaya a ser fácil.

Cementerio de Mascotass (Paris)







En las afueras de París se esconde una curiosidad histórica: el cementerio de mascotas más antiguo del mundo. Construido en 1899, a la altura de la decadencia de moda en Francia, este enclave de los obedientes y los muertos abastece exclusivamente a los ricos obsesionados por sus animales. Entre los residentes permanentes y  notables del Cimetière des Chiens están el perro del espectáculo original de Rin Tin Tin y el león mascota de una rica feminista,  pero lo que marca este cementerio es su abundancia de estatuas. Perros, gatos, caballos y hasta monos miran hacia abajo a los visitantes, como si aún estuvieran esperando a sus dueños a venir y reclamarlos después de todo este tiempo. Extraño, extraño escalofriante y a veces un poco ingenuo, este gran monumento de París a sus muertos caseros y entrenados es una alternativa extraña a sus más famosos primos.

Wadi Al-Salaam (Iraq)









Con sus más de 2.000 hectáreas, la necrópilis de Wadi Al-Salaam puede ser el más grande en el mundo. En la temperatura de ebullición del desierto iraquí, procesiones de familias de luto en coche lleva a sus muertos desde cientos de kilómetros a la redonda para ser enterrados aquí, siendo la actualización de sus antiguas tradiciones llevada a nuestra edad del automóvil. Con cada centimetro de terreno cubierto de mausoleos ruinosos, el número real de residentes aquí es una incógnita. Las estimaciones se extienden desde los cientos de miles a decenas de millones; con la guerra, la violencia tribal y el siempre presente fantasma del extremismo trayendo decenas más cada día. En el apogeo de la intervención liderada por Estados Unidos, esta gran ciudad de los muertos se convirtió en un punto focal para las fuerzas de resistencia, lo que resultó en batallas campales entre sus calles rotas. Ahora se encuentra en silencio una vez más; un esqueleto blanqueado se deja cocer y se desmorona en el sol del mediodía.

Chellah (Marruecos)






Una vez el antiguo asentamiento humano, Chellah fue abandonado en el siglo XII. Como la vida se había ido, pronto sus habitaciones vacías y pasillos ocultos se encontraron llenos de muertos, apenas los miembros de la dinastía almohade hicieron uso de sus edificios abandonados. Ahora, incluso los muertos han aparentemente partido también, dejando sólo a los turistas, la más extraña de las especies, condenados a vagar por sus bulevares romanos. Mirado ahora más como un fuerte abandonado que como cualquier otra cosa, Chellah casi se desborda con mística; especialmente alrededor de la puesta del sol, cuando las paredes parecen poder grabar un rojo brillante. 
En los días tranquilos se puede imaginar que ningún ser humano ha puesto un pie aquí en 2.000 años. 
En los días ocupados, puedes ser sorprendido un poco al descubrir que estas antiguas catacumbas son ahora el hogar de un festival de jazz de vez en cuando,o de muchas otras cosas.

Naqsh-e Rustam (Irán)










Doce kilómetros al norte de la antigua ciudad de Persépolis, las tumbas de cuatro reyes aqueménidas se sientan, talladas en una gran cara de la montaña. Increíblemente grandes, estos monolitos muy dañados por los siglos transcurridos y el antiguo saqueo, asemejan diseños del prototipo de la fachada más intrincado de Petra en la vecina Jordania. Sin embargo, Naqsh-e Rustam es anterior a su sucesor más popular por más de 1.000 años. Buscado por todo el mundo como el hogar de una raza de gigantes; las tumbas dan a los visitantes una visión fugaz a través del tiempo, hacia una civilización que era antigua cuando Roma era sólo un abrir y cerrar de ojos de Romulo. Impresionante, imponente y bastante tamborileado por la historia, Naqsh-e Rustam debe ser prioritario en la lista de cualquiera de los destinos a visitar cuando el panorama político finalmente se calme.
0
0
0
0No comments yet