About Taringa!

Popular channels

Adiós a Ivanovsky, el hombre que sentó a Gagarin en su nav



Adiós a Oleg Ivanovsky, el hombre que sentó a Gagarin en su nave.

Se nos ha ido Oleg Guénrijovich Ivanovsky, una de las figuras míticas - aunque poco conocidas - de la historia de la cosmonáutica. Ivanovsky no llegó a ser ingeniero jefe de ninguna oficina de diseño ni tampoco se convirtió en cosmonauta, pero sin embargo fue el protagonista de algunos de los momentos estelares del programa espacial soviético.


Oleg Guenrijovich Ivanovsky (mediasat.info).

Ivanovsky nació el 18 de enero de 1922. Combatió en la Segunda Guerra Mundial -o la Gran Guerra Patria, como se conoce por allí- como guarda de fronteras y resultó gravemente herido, por lo que fue declarado minusválido. Tras completar sus estudios, Ivanovsky pasó a trabajar en el instituto NII-88, la organización encargada del incipiente programa de misiles soviéticos. La NII-88 se transformaría en la mítica oficina de diseño OKB-1 a cargo de Serguéi Koroliov, quien quedó tan impresionado con las habilidades técnicas de Ivanovsky que le confió un papel de primer orden en los instrumentos de radio de los tres primeros Sputnik y de las primeras sondas a la Luna.

Ivanovsky pasaría a participar en la construcción de la primera nave tripulada de la historia, la cápsula Vostok 3KA, junto con Alexéi Ivánov. Como uno de los diseñadores del programa Vostok, Ivanovsky colaboraría en las primeras misiones Vostok no tripuladas y posteriormente pasaría a participar en el histórico vuelo de Yuri Alexéievich Gagarin.

El 12 de abril de 1961 Ivanovsky fue el encargado de acompañar a Gagarin hasta el interior de la cápsula esférica sharik de la Vostok. Tras ayudarle a situarse en su asiento eyectable, Ivanovsky le confió a Gagarin el código secreto que debía activar los controles del vehículo en caso de emergencia (Koroliov no se fiaba de los efectos de la microgravedad en el ser humano y había bloqueado los mandos de la Vostok), aunque Yura ya lo conocía de la mano de Nikolái Kamanin, que se lo había pasado esa misma mañana. Ivanovsky cerró la escotilla de la cápsula de la nave, aunque poco después tuvo que volver a abrirla por culpa de un sensor defectuoso. Fue el último hombre que vio a Gagarin antes de su vuelo.


Esquema de la Vostok 3KA.

Tras el programa Vostok, Ivanovsky pasó a trabajar en la oficina de diseño de Lávochkin a cargo de Georgi Babakin (fue uno de los pocos trabajadores de la OKB-1 que se trasladó a esta oficina después de que Koroliov cediese a esta oficina los programas de sondas espaciales). Entre las misiones en las que participó, la sonda Luná 9, el primer artefacto humano que se posó suavemente en la superficie lunar.


La Luná 9, junto a una imagen que transmitió de la superficie lunar.

Asimismo, Ivanovsky formó parte de los equipos de los vehículos Lunojod (Ye-8), las sondas Luna de retorno de muestras (Ye-8-5), y los programas Astron (estaciones orbitales para estudiar la radiación solar) y Prognoz (satélites con el mismo fin que las Astron). En resumen, una auténtica leyenda.

En este post, todos pueden comentar, pero los comentarios fuera de lugar serán borrados.
0No comments yet