About Taringa!

Popular channels

Alumna y Maestro.!!! Ningún imputado.

"ALUMNA Y MAESTRO"




En la facultad de Medicina, el profesor se dirige a un alumna y le pregunta: -¿Cuántos riñones tenemos?

-¡Cuatro!, responde la alumna. 

-¿Cuatro?, replica el profesor, arrogante, de esos que sienten placer en pisotear los errores de los alumnos. 


-Traiga un fardo de pasto, pues tenemos un asno en la sala, le ordena el profesor a su auxiliar. 


-¡Y para mí un cafecito!, replicó la alumna al auxiliar del maestro.
El profesor se enojó y expulsó la alumna de la sala.
Al salir de la sala, todavía la alumna tuvo la audacia de corregir al furioso maestro: 


-Usted me preguntó cuántos riñones “tenemos”. “Tenemos” cuatro: dos míos y dos suyos. Porque “tenemos” es una expresión usada para el plural. Que tenga un buen provecho y disfrute del pasto.


Aplíquese en todos los órdenes de la vida. La vida exige mucho más comprensión que conocimiento. A veces, las personas, por tener un poco más de conocimiento o “creer” que lo tienen, se sienten con derecho de subestimar a los demás.






LA ALUMNA Y EL PROFESOR




Un profesor está almorzando en el comedor de la Universidad. Una alumna viene con su bandeja y se sienta al lado de él. 


El profesor altanero,le dice:
– Un puerco y un pájaro, no se sientan a comer juntos.


A lo que contesta la alumna:
– Pues; me voy volando.


El profesor verde de rabia decide atacarla en el próximo exámen, pero la alumna responde con brillantez a todas las preguntas.


Entonces le hace la siguiente pregunta:

-Ud. está caminando por la calle y se encuentra con una bolsa, dentro de ella está la sabiduría, salud y mucho dinero,….¿cuál de los tres se lleva?


La alumna responde sin titubear.
- El dinero !!!


El profesor le dice:
-Yo, en su lugar, hubiera elegido la sabiduría, ¿no le parece?
-Cada uno toma lo que no tiene - responde la alumna.






RECURSOS OCULTOS




Poco antes de morir, un hombre que había sido muy trabajador a lo largo de su vida reunió a sus hijos y les dijo que había un tesoro escondido en su campo.
-Para encontrarlo, es necesario remover la tierra con mucho cuidado, les advirtió.

En cuanto murió, los hijos, aunque eran más bien perezosos, comenzaron a cavar la tierra con la intención de hallar el tesoro. Trabajaron de sol a sol durante meses, pero no aparecía nada.

Un día, viendo que la tierra ya estaba removida, se les ocurrió sembrarla con trigo.Cuando llegó el tiempo de la cosecha, la vendieron y ganaron mucho dinero.




La abundancia les hizo recordar el tesoro de su padre y volvieron a remover toda la tierra. Como no encontraron nada, nuevamente decidieron volver a sembrar. Cosecharon y obtuvieron otra vez grandes ganancias.

Hicieron esto una y otra vez durante varios años, lo que les hizo ganar una importante fortuna y, a la vez, acostumbrarse al trabajo. Finalmente, un buen día se dieron cuenta de que ése era en realidad el tesoro que les había dejado su padre.





BAJEN EL VASO!





¡El profesor empezó su clase sosteniendo un vaso de agua.

Lo levanto y pregunto a la clase,
-¿cuanto creen que este vaso de agua pesa?


-50 gms, 100 gms, 125 gms, respondieron los estudiantes.


Realmente no puedo saberlo hasta pesarlo, dijo el profesor, pero, mi pregunta es:
-¿Que puede pasar si lo sostengo unos minutos?


-Nada, dijeron los estudiantes.


-Ok, ¿que podría pasar si lo sostengo una hora? El profesor pregunto.


-Su brazo podría dolerle, dijo uno de los estudiantes.


-Estas correcto, ¿ahora que pasaría si lo sostengo todo el día?


-¡Su brazo se entumecerá, quizá tenga stress muscular y parálisis, y seguro tendría que verlo un medico!, dijo otro estudiante y todos rieron.


-Muy Bien, ¿pero en ese tiempo el peso del vaso cambio?


Pregunto el profesor. –No, fue la respuesta.


-Entonces, ¿que causa que el brazo duela y que el músculo se estrese?


Los estudiantes estaban sorprendidos.


-¿Que debo hacer ahora para que se me quite el dolor? Pregunto nuevamente el profesor.


-¡Baje el vaso!, dijo uno de los estudiantes.


-¡Exactamente!, dijo el profesor.


Los problemas de la vida son como eso.
Mantenlo pocos minutos en tu cabeza y estarán bien.
Piensa en ellos un largo tiempo y empezaran a doler.
Mantenlos más tiempo y empezaran a paralizarte.


Es importante el pensar en los retos y problemas en tu vida, pero mas importante es ponerlos abajo al final del cada día antes de ir a dormir.
De esa manera no tendrás stress , despertaras bien cada día y manejaras cualquier reto o situación que se presente en tu camino.
Entonces cuando termine el trabajo, recuérdenles a sus amigos que “bajen el vaso” hoy.
Cuando el día de hoy termine estudia este breve relato, espero que haga un gran cambio en ustedes.





ESCUCHAR CON EL CORAZON



En la escuela primaria tenía una compañera que todos los días me echaba en cara mis defectos. Decía que yo era demasiado charlatana, revoltosa, presumida… y otras cosas negativas por el estilo. Cansada de sus críticas, un día se lo conté a mi padre.

Para mi sorpresa, en lugar de apoyarme, me preguntó:

-¿Y es verdad lo que dice de ti?


No supe que responderle.


-Haz una lista de todo lo que te ha dicho y marca con una cruz lo que consideres que es cierto,
me pidió.


Seguí su consejo y descubrí que la mitad de las críticas eran merecidas. Por primera vez en la vida, tuve una imagen fiel de mi misma.

Le mostré la lista a mi padre:



-No podemos evitar que otros nos critiquen, me dijo. Pero nadie mejor que nosotros mismos para juzgar si tienen o no razón. Aprende a escuchar sin ira y sin enojo; si lo que dicen es verdad, ésta resonará como un eco dentro de ti.

Diez años después terminé la educación secundaria y me presenté a una audición para ingresar en una compañía de ópera, pero fui rechazada.
-Debes aprender a cantar sin imitar a los demás, me dijo el responsable de calificar a los cantantes.

Al principio fue un duro golpe, pero luego recordé las palabras de mi padre. Una semana más tarde volví a presentarme a la prueba y canté a pleno pulmón, con mi propio estilo. ¡Me aceptaron de inmediato! A partir de entonces se abrieron las puertas del éxito para mí, y me llevaron a ser una cantante reconocida. Como antes, abundaron los consejos, los elogios y también las críticas. Pero en todo momento, he estado atenta a escuchar la voz que pudiera despertar un eco dentro de mí.
María Callas.



0No comments yet
      GIF