Check the new version here

Popular channels

Amor y filosofia.

¿Que tan poderoso es el amor?


Podremos darnos una clara idea de que tan poderosa es, ya que incluso ha sido usado como medio de manipulacion para atraer a las masas a practicar ciertas religiones.
En el amor se soporta mas que en cualquier otro estado, se tolera todo. Se trataba de encontrar una religión en que se pudiera ser amado: Con esto se esta por en cima de las peores vicisitudes de la vida, ya no se sienten. Esto a lo que se refiere a las tres virtudes cristianas: Fe, esperanza y amor: yo las llamo las tres habilidades cristianas.

-Friedrich Nietzsche (El Anticristo)




El amor es uno delos aspectos más importantes en nuestra vida y está presente en nuestrasconversaciones.
Pero ¿a quéllamamos amor?, ¿es el amor el deseo sexual?, ¿es algo más?, ¿es lo mismo amara los padres, a los hijos, a los amigos, a nuestro compañero, compañera? ¿Y elamor a nuestro perro, o gato, o periquito?, ¿y el amor a nosotros mismos essolo egoísmo?





Eros, el Amor, es el tema del diálogo El Simposio, más conocido como Elbanquete, pronuncian un elogio del amor.
Apenas aplacado el coro de admiraciones que había suscitado el florido elogiode Agatón, Sócrates se excusa humildemente de pronunciar un discurso por no sercapaz de competir con los demás. Dice: "Yo creía tontamente que esmenester decir la verdad acerca de lo que se elogia, pero por lo visto no esasí, y lo que os ha importado es acumular alabanzas hiperbólicas, atribuyendoal amor lo más grande y bello que se pueda encontrar, sin preocuparse de si esverdad".





Con su diálogo, Sócrates hace reconocer a Agatón que sus palabras eran bastantehuecas, pues escondían contradicciones dentro de su belleza y persuasión. DecíaAgatón que el amor era bello, bueno y que anhelaba, deseaba, tendía a lo bello;pero todo deseo representa anhelo de algo, que es algo que no se tiene, y quese apetece tener, o si lo tenemos quizá no sabemos si mañana estará connosotros y lo deseamos tener siempre. Por tanto, si Eros aspira a lo bello, nopuede ser él mismo bello, sino necesitado de belleza. Y por tanto, no es undios, pues no es posible un dios sin belleza.
Esta refutación puede parecer cortante, pero Sócrates la hace con humildad
, yconfiesa que a él le ocurrió lo mismo, que él creía que el amor era bello ybueno, y fue Diótima, una sacerdotisa, la que respondió a sus inquietudes.




El amor llena el vacío entre lo visible y lo invisible
No es un dios, ni un mortal, es un gran daimon (los griegos se referían aldestino individual de cada cual), un intermediario entre dioses y mortales. Laidea es sencilla: el amor es el camino, el nexo de unión con aquello quellamamos perfecto, divino, hermoso, sirve de enlace y comunicación llenando elvacío que existe entre lo visible y lo invisible. Por amor somos capaces dehacer y vivir aquello que el cuerpo biológico no puede concebir, que es loheroico; por ejemplo, por amor uno deja su tranquilidad y comodidad y entregasu vida al servicio de los demás, sea curando a enfermos o enseñando a niños.La actitud de servicio puede empezar por barrer un suelo, o saber escuchar, oresolver un problema ecológico, social, o poner un poco de belleza física, decortesía; son dictados de la conciencia, del corazón. Además, el amor anhelaposeer un bien con la intención de que dure siempre. El amor se convierte enapetito de inmortalidad, y ¿cómo lo consigue? La respuesta no tiene grandespretensiones moralizantes o metafísicas, sino que arranca por entero delproceso natural del amor físico. La naturaleza logra la perpetuación con laprocreación, con los hijos. La procreación es el único camino de la naturalezapara perpetuarse. Las rosas no son eternas, pero cada primavera tenemos superfume, limpio, joven. Platón sienta esta misma ley para la naturalezaespiritual: el anhelo de generación no se limita al cuerpo, sino que tiene suanalogía en el alma. Y además, la fecundidad del alma es muy superior a la delcuerpo, y se manifiesta, sobre todo, en obras de pensamiento, arte, poesía einventos de toda especie


 
La belleza de las almas
se requiere una iniciación, un ascenso a través de etapas dialécticas: primeronace el amor a la belleza
corporal, es una educación estética, se ama uncuerpo, y más allá se ve que lo bello no está circunscrito a un solo cuerpo, esver que la belleza de un cuerpo es hermana gemela de la del otro, y no solo losseres humanos, mujeres y hombres son bellos, hay belleza en todo, en lanaturaleza: animales, montañas y nubes.
Llega en segundo lugar el amor a la belleza de las almas, a la belleza moral, ala conducta, y es una belleza mucho más preciosa. Así, uno prefiere un almabella a un cuerpo bello, un buen carácter a unos ojos verdes, un corazón sabioa unas largas piernas: Existe una belleza interior y tiene más alta estima quela física. A partir de ahora es ya capaz de reconocer lo bello en todas lasactividades y leyes, y se desarrolla el amor al conocimiento, amar lasproyecciones del espíritu, las ciencias, las artes, y llegar a lo supremo: elamor a lo bello, que se ofrece de súbito cuando se ha recorrido el caminoanterior. Y lo que ya no es posible, pues pertenece al orden del éxtasismístico, es describirla, es éxtasis, pues uno trasciende, es salir fuera denuestra pequeñez, y entregarse al mar inmenso de lo bello.

El Eros como el alma y como el filósofo pertenecen a ese linaje de seresmedianeros entre el mundo de las Ideas y el de las cosas materiales, y cuyamisión consiste en poner en comunicación ambos mundos. Por amor platónico seentiende hasta hoy el amor espiritual, el amor que nos trasciende, amorimposible dicen, pero no, es el amor que hace posible los imposibles, que noshace sentir hermanos, por encima de diferencias.
¿Por qué? Esa es la pregunta del filósofo. ¿Por qué Platón insiste en que hayque aprender a amar? Hace falta aprender a AMAR porque en nuestro mundo faltamucho Amor, y hace falta volver a tender la mano y ofrecer algo para comer,para sobrevivir, y además un Sueño, un Ideal. Hace falta un amor que nos hagavencer el miedo a dar, dar generosamente lo mejor que tenemos, dar una caricia,dar una sonrisa, dar dinero, que casi es lo más sencillo, atención, tiempo, fe,confianza, lo que sea… pero DAR. Necesitamos el amor que nos limpie del barrodel materialismo, ese que nos habla de recibir, de ser amados. Hay quedescontaminarse, y al dar y vaciarnos entrará de nuevo no solo el canto de lospájaros y de los ríos, sino las voces de los que sufren, y amarlos, y con ellosAmar la Historia, no la de los enfrentamientos sino la de las uniones, ¡yabasta de guerras! Hace falta el amor que deja a los demás vivir en libertad.Hay guerras porque nos hemos olvidado de AMAR con mayúsculas, AMAR lasesperanzas, las nuestras y las de los demás: los versos que nunca hemos escritopero escribiremos, los besos que no hemos dado pero daremos.






0
0
0
0No comments yet