Check the new version here

Popular channels

Animales extintos que podrían resucitar.

Este es mi primer post, espero que les guste. Cualquier cosa en la que pueda mejorar/cambiar el post dejarlo en los comentarios.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los ingredientes para “crear” cualquier criatura están escritos en su ADN, por lo cual no es de extrañar que cuando el mes de noviembre de 2008 los genetistas anunciaron que han sido capaces de completar la secuencia completa de ADN de un mamut lanudo.

Sin embargo, a pesar de estos avances, actualmente es imposible que, teniendo la secuencia completa de ADN en un archivo informático, podamos crear vida a partir de ello. Pero, en un futuro no muy lejano, alguien probara una nueva tecnología que lo permitirá. Así lo ha pronosticado uno de los integrantes del ambicioso Proyecto Genoma, Stephan Schuster.

Ante esta perspectiva, ¿Qué otros animales además del mamut son candidatos a una futura “reencarnación” en la Tierra?, pues ciertamente, sólo lo podremos hacer con aquellos con los que contemos con su secuencia de ADN completa, sino, es imposible. Teniendo en cuenta que el ADN es destruido con mucha facilidad en cuanto el sujeto muere y se descompone, obtenerlo es muy complicado, es más, incluso si las condiciones fueran ideales (preservado en hielo, una cueva o regiones muy secas), el ADN no sobrevive más de un millón de años. Por tanto y teniendo en cuenta entonces estos datos, los antiguos dinosaurios quedan fuera de nuestro alcance y “sólo valdría la pena estudiar especímenes con menos de 100.000 años” explica Schuster.

A pesar de que conocemos las secuencia completa de muchos animales, actualmente la tecnología no nos permite el sueño de volver a la vida a especies extintas, pero ¿Quién diría hace 50 años que seríamos capaces clonar animales, leer el código genético de los humanos y solucionar enfermedades hereditarias, o estar cerca de crear vida artificial?

En el siguiente ranking de las 10 especies proclives a ser resucitadas, no sólo habría que plantearse la tecnología y los problemas morales para hacerlo, sino también otras cuestiones tan importantes como el hábitat en el que vivirían. Para entender algunos conceptos como calidad del ADN y la posible “madre” sustituto se ha creado un nivel numérico que va del 1-5 donde el 5 es la máxima calidad y sustituto posible.

Tigre dientes de sable.

Extinción: +10.000 años
Preservación ADN: 3/5
Sustituto adecuado: 3/5



Esta legendaria bestia felina, sería un candidato excelente para un estudio de viabilidad. Se sabe que existen muchos especímenes conservados en los pozos de alquitrán en Los Ángeles, pero lo malo es que este alquitrán hace muy difícil la extracción del ADN, motivo por el cual hasta el momento nadie a sido capaz de aislar una secuencia decente.

Neardental Entra en la lista a pesar de no ser un animal, pertenece al género 'homo'.

Extinción: +- 25.000 años
Preservación ADN: 1/5
Sustituto adecuado: 5/5



En un principio se quiere conseguir estudiar las diferencias entre nosotros y nuestros misteriosos primos lejanos, peor algunos científicos plantean que se podría resucitar con ello a todo un Neandertal, siendo el ser humano un candidato ideal como madre de “alquiler”.

Con todo, y a pesar de los intentos de la unión soviética por crear un híbrido humano-animal, se cree que incluso para los más enloquecidos científicos, se plantea un dilema moral a gran escala, por lo que de hacerse algo, se haría la sustitución de algunos genes humanos por los del Neandertal, para saber qué es lo que sucede.

Oso cavernario.

Extinción: +- 11.000 años
Preservación ADN: 3/5
Sustituto adecuado: 2/5



Esta mole gigante sobrepasaba al mayor carnívoro terrestre que podemos encontrar actualmente, el oso polar. Se cree que este oso pudo ser un tercio mayor que su primo “albino” en posición vertical, y llegar a pesar una tonelada. La recuperación de su ADN debería ser posible al encontrarse ejemplares en permafrost. Este oso tiene su pariente más cercano en el oso de América del Sur, los dos ejemplares parten de una misma rama evolutiva que se separo hace unos 5 millones de años, pero lamentablemente el oso americano, solo conserva un 10% de la masa corporal del oso cavernario, por lo que es posible que no sea un buen candidato

Thylacine.

Extinción: 1936
Preservación ADN: 4/5
Sustituto adecuado: 1/5



El ultimo “tigre de Tasmania” conocido murió en el zoológico de Hobart en 1936, siendo extinta por culpa del ser humano. En la actualidad existen diversos tejidos conservados con menos de un siglo de antigüedad, por lo que los genetistas no deberían tener problemas para secuenciar su genoma completo. Cuando hablamos de “resurrección” resulta además que los marsupiales como este son excelentes candidatos pues el embarazo de estos animales suele durar unas semanas, y con una simple forma de placenta, por lo que el riesgo de rechazo del embrión implantado sería muy reducido

En la actualidad, existen decenas de informes, filmaciones y fotografías que tratan sobre la posible supervivencia de este marsupial, en nuestros días, lo que para muchos especialistas no es tan descabellado.

El Dodo.

Extinción: +- 1690
Preservación ADN: 1/5
Sustituto adecuado: 3/5



En 2002 los genetistas de la Universidad de Oxford consiguieron permiso para “cortar” unas muestras de los mejores restos conservados del Dodo, los restos de un hueso de la pata con piel y plumas. El ejemplar se encontraba bajo llave en la Universidad del Museo de Historia Natural, “fue unas de las cosas más espantosas que he realizado nunca” explico Beth Shapiro, encargado de la extracción. Los restos produjeron fragmentos de ADN mitocondrial del Dodo, pero nada más. Desde entonces ningún otro resto ha aportado más registros de ADN, y algunos esperan que todavía hoy se encuentre algún ejemplar en buenas condiciones.

Perezoso gigante de tierra.

Extinción: +- 8.000 años
Preservación ADN: 2/5
Sustituto adecuado: 1/5



Este gigante alcanzaba los 6 metros de altura y se cree que pesaba unas 4 toneladas. Su extinción es relativamente reciente y se han encontrado algunos ejemplares con pelo, una excelente muestras de ADN, así que es posible conseguir el genoma de este gigante, es más, el Dr. Hendrik Poinar de la Universidad de MacMaster en Canadá, ha extraído ADN de este perezoso que se encontró fosilizado en estiércol. Un verdadero gigante.
0
0
0
0No comments yet