About Taringa!

Popular channels

Animales extraordinarios: Ligre, Tigón & Leopón

Todo en la naturaleza conspira para la cópula y para la diversidad. Aunque para algunos la hibridización de especies puede parecer parte de un bizarro experimento genético o una señal de que las barreras morales se han corrompido, en realidad, tales consideraciones éticas y tales fronteras no existen en la biología y los animales pueden procrear con relativa facilidad entre distintas especies.



EL LIGRE

El Ligre es un híbrido entre un león, y una hembra de Tigre. Son los gatos más grandes del mundo, al igual que los tigres, pero a diferencia de los leones, los ligers disfrutan de la natación.


Ligres fotografiados en 1904

Es precisamente la influencia humana la responsable de que existan los ligres. Aunque antiguamente coexistieron en Persia, China y probablemente en Beringia y en la actualidad de forma natural en el bosque de Gir, en la India; sus hábitos son muy diferentes -predominantemente diurno y al descubierto en el león, más nocturno y forestal en el tigre- lo que hacía improbable su cruce natural.





TAMAÑO FORMIDABLE

El ligre generalmente llega a medir hasta 3 metros, llegando a poseer un tamaño mayor que su padre (león) y su madre (tigresa); esto se explica fácilmente debido a que el gen inhibidor del crecimiento se transmite por vía materna en los leones y paterna en los tigres, por lo que el ligre no hereda ningún gen de este tipo y crece durante toda su vida. Las patas y cola, por el contrario, son cortas en relación al cuerpo, ya que sí dejan de crecer; por ello, es posible que los ligres machos más ancianos lleguen a quedar impedidos para caminar al no poder sostener su propio peso.


Este es Hércules, un Ligre criado por el Dr. Bhagan y su esposa. Actualmente es el mayor felino en el mundo,
pesa alrededor de media tonelada y puede nadar, algo que los leones no consiguen hacer,
este animal también puede correr a 80km por hora.






Muchos de los híbridos generados entre especies diferentes nacen estériles, no así con las hembras de los ligres. Las hembras pueden ser fértiles en algunos casos, y han llegado a aparearse con tigres para producir una descendencia denominada ti-ligre, o con un león resultando un li-ligre. El primer liligre nació en Rusia en agosto de 2012.



TIGÓN, APENAS UN GATITO

El caso opuesto se da con el tigón (también llamado tigrón o tigral): este cruce entre tigre y leona produce un animal más pequeño y estilizado, con unas patas y cola largas que le dan un aspecto desgarbado y menos corpulento, es decir, poco imponente. Es por ello mucho menos abundante que el ligre, ya que éste es buscado activamente y explotado por circos, y en menor medida por zoológicos, deseosos de atraer al público.




Los tigones presentan características de los dos progenitores, con aspecto de leones con rayas de tigres. Crecen mucho menos que las especies de origen, debido a que heredan genes inhibidores de crecimiento de ambos padres. Generalmente pesan cerca de 150 kilogramos.





CARTÓN LLENO, LLEGO EL LEOPÓN

Un leopón es el producto de un cruce entre un leopardo macho y una leona. La cabeza del animal se parece a la del león y el resto del cuerpo se parece al de un leopardo con manchas difusas.


El primer leopón documentado parece ser uno nacido en Kolhapur (India), en 1910. W. S. Millard, el Secretario de la Sociedad de Historia Natural de Bombay, envió la piel a R. I. Pocock. Era un cruce entre un leopardo grande y una leona. De la unión habían nacido dos leopones cachorros, uno que murió a los dos meses y medio y el otro que todavía vivía cuando lo describió Pocock en 1912.


Pocock escribió que era manchado como un leopardo, pero que las manchas en los lados eran más pequeñas y más cercanas unas a otras que las de un Leopardo y eran de color marrón claro como las de un león joven. Las manchas de la cabeza, espalda y patas eran negras y notables. La cola era manchada encima y rayada debajo y tenía una punta oscura con pelos más largos. El vientre era blanco, las orejas de color crema y tenían una barra ancha negra, pero no tenían la mancha blanca que tienen los leopardos. Según Pocock el animal más parecido a este cruce era el Lejagulep (cruce León, Jaguar/Leopardo) conseguido en el zoo de Chicago.


El legendario Lejagulep

Posteriormente se obtuvieron leopones en zoológicos de Japón, Alemania e Italia. Carl Hagenbeck, quien produjo muchos híbridos diferentes, grabó el nacimiento de unos leopones en el Hamburg Tierpark de Alemania, pero ninguno sobrevivió hasta la madurez. Una piel y un cráneo de leopón en el Museo de Historia Natural Británico proviene de otro animal cruzado en el zoológico de Kolhapur, que fue donado por el Teniente-Coronel F.W. Wodehouse de los Junior United Services entre 1920 y 1940.


El programa de leopones más exitoso hasta la fecha es el que se dio en el Koshien Hanshin Park de Nishinomiya City, Japón. Una leona llamada Sonoko fue cruzada con un leopardo llamado Kaneo. Durante el coito la leona asumió de forma voluntaria una posición lateralizada para permitir que el leopardo (más pequeño) se apareara con ella. Dos híbridos nacieron en 1959 y 3 más lo hicieron en 1962. En cautiverio, el normalmente solitario leopardo permaneció con la familia (un comportamiento social que a veces se observa en grandes felinos normalmente solitarios que se encuentran en cautiverio). Los híbridos resultaron estériles y el último murió en 1985.


Aunque muy popular para el gran público, el programa de hibridación recibió duras críticas por parte de la comunidad científica. De acuerdo con lo observado en los ejemplares japoneses, los leopones son mayores que los leopardos y combinan características de sus dos padres. Tienen manchas de color marrón en vez de negro y los machos poseen una pequeña melena de 20 cm de longitud. Gustan de trepar a los árboles y disfrutan del agua como los leopardos (aunque es de señalar que los leopones japoneses nacieron de una leona que disfrutaba del agua y un leopardo que la aborrecía). Las hembras pueden tener problemas de conducta al tener que elegir entre el estilo de vida social de una leona y el solitario del leopardo.




Queda en Ustedes decidir si esto esta mal o bien, pero hoy en día se siguen intentando nuevas cruzas, algunas con relativo exito y otras con resultados pésimos. El hombre jamás se detiene en un insaciable búsqueda...

FIN DEL POST

9Comments