About Taringa!

Popular channels

Autopsia virtual reveló de cuerpo entero a Tutankamón.

Autopsia virtual reveló de cuerpo entero a Tutankamón.



Una nueva investigación reconstruye su imagen en 3D. Confirma que el famoso rey egipcio murió a los 19 años y tenía graves malformacioones por su origen incestuoso.

Pese a la majestuosidad del sarcófago de oro que cubre al faraón, que murió en el año 1352 a.C., los expertos descubrieron que el rey egipcio tenía dientes de conejo, caderas anchas, una severa cojera y un pie zambo, defecto de nacimiento. Al parecer, su deformidad física se debía a que sus progenitores fueron hermanos.

El nuevo estudio refuta la hipótesis de que el joven emperador, que murió con sólo 19 años, fue asesinado. Los investigadores aseguran que falleció por su mala salud congénita, debido que era hijo de un incesto.



El científico Albert Zink, director del Instituto de Momias y el Hombre de Hielo, explicó que los resultados están basado en más de 2.000 escaneos realizados a la momia y que han podido obtener un detallado análisis genético de la familia de Tutankamón, que apoya la evidencia de que sus padres eran hermanos.

La muerte prematura de Tutankamón podría deberse a una enfermedad hereditaria, provocada por los desequilibrios hormonales originados por la relación de sus padres, que en aquella época no estaba mal vista.

Así se tiraría por tierra la teoría de una muerte por un accidente durante una carrera de carruajes, después de que se encontraran fracturas en el cráneo y otras partes de su esqueleto. Tras la autopsia virtual, los expertos creen que con la deformidad de pie habría sido imposible que participara en las tradicionales carreras de carros.

La tumba de Tutankamón fue encontrada en el Valle de los Reyes, en Egipto, en 1922, por el arqueólogo Howard Carter. La imagen real en 3D que se supone tenía el faraón se podrá ver el domingo próximo por la BBC.

Su Descendencia.

Hay muchas cosas que siguen siendo un misterio acerca de este soberano de los cuales se encontró la tumba casi intacta, y cuya momia estaba también en su lugar. Tutankamón (1335 - 1327 aC) fue el hijo de la "herejía" faraón Akenatón (y no el hijo de Amenhotep III).

Su origen materno, así como sus condiciones de acceso al trono, siguen siendo objeto de debate. El estudio del ADN de algunos miembros de la familia real del período Amarnian muestra que él no era el hijo de Nefertiti, ni el de la señora Kiya (las dos esposas de Akenatón), pero si de una hija en relación con Amenhotep III y Akhenaton. era por lo tanto, el fruto de una relación incestuosa, lo que explica así su naturaleza debilitada (véase más adelante).



Sin embargo, parece claro que su legitimidad no estaba en duda por sus contemporáneos. Ascendió al trono bajo el nombre de Tutankhatón "La imagen viva de Atón", En el año 2 de su reinado renunció a la herejía Amarnian y restablece el culto a Amón, como él lo describe en lo que se llama "la estela de la restauración" que él había erigido en el templo de Karnak. Entonces, cambió su nombre por el de Tutankamón "la imagen viva de Amón" y regresó a Tebas, abandonando efímera capital de su padre, Ajetatón.

Siendo todavía un niño, que no sabe gobernar Egipto, y parece que dos de sus hermanas, en particular Merytaton, había intrigado para separarlo - temporalmente – del poder, al parecer sin resultado.

El gobernante del país fue encomendado a tres personajes principales: Ay, el "padre divino" (un epíteto específico, cuya importancia todavía se nos escapa), quien jugó el papel central de regente; Maya, quien estaba a cargo de la tesorería, y un general Horemheb, a la cabeza del ejército. En esta dirección competente, Egipto restauró su interior y su poder.

Tutankamón murió joven, a unos 19 años, alrededor de 1352 aC, sin haber engendrado un príncipe heredero.





El misterio de una momia sin corazón.



Falta de corazón, el miembro erecto y la piel cubierta de una sustancia negra. Estas anomalías que presentaba la momia de Tutankamón podrían deberse a una lucha religiosa en el Egipto antiguo, cree una científica.

La momia del niño faraón ofrece muchos misterios que los científicos llevan años intentando resolver. Salima Ikram, profesora de la Universidad Americana en El Cairo, cree que la explicación podría ser la intención de presentar a Tutankamón como Osiris, el dios de la resurrección y símbolo de la fertilidad.

En particular, el momificado pene erecto podría representar la fuerza regenerativa de Osiris en su apogeo, señala la investigadora. La falta del corazón en el cuerpo de Tutankamón podría ser la referencia a la muerte de Osiris: según los mitos egipcios, lo mató su hermano Seth, lo desmembró y enterró su corazón.

El líquido negro que cubre el cuerpo de Tutankamón también podría ser usado para hacer la piel del faraón más oscura como la de Osiris (a menudo representado con piel verde o negra), señala Ikram, que publicó sus ideas en la revista ‘Études et Travaux’.



Todo ello podría ser un intento de acabar con la revolución religiosa que implementó el padre de Tutankamón, el faraón Akenatón, que prohibió los cultos de los dioses egipcios y estableció el culto del único dios Atón. Después de su muerte los antiguos cultos fueron restablecidos y Akenatón llegó a ser considerado un traidor. En aquel tiempo difícil los sacerdotes podrían considerar que un entierro típico para faraones no era suficiente para Tutankamón e intentaron subrayar su asociación con Osiris de todas las maneras posibles, escribe Ikram.

Un poco de historia...

En el mismo período en que los pueblos del Mediterráneo salían lentamente de la edad de piedra, la tierra bañada por el Nilo empezaba a ser testigo del nacimiento de una cultura que en pocos siglos alcanzaría un desarrollo vertiginoso, creando obras artísticas y científicas muy superiores a las posibilidades de su tiempo.

Egipto, llamado también Tameri, «la tierra amada» o Kemet, «la tierra negra». El primer estado territorial de la historia sorprende a los investigadores por sus más de 3.500 años de progreso continuo. A lo largo de su historia, dividida tradicionalmente en tres grandes periodos -el Imperio Antiguo, el Imperio Medio y el Imperio Nuevo-, el país evolucionó con escasas influencias del exterior, manteniendo casi intactas desde su origen hasta su ocaso las instituciones más importantes y características de la cultura faraónica: la escritura jeroglífica, el gobierno encabezado por la figura del faraón, la religión, la administración política-social y las escuelas o casas de la vida.



El ritual funerario.

Los egipcios concebían la vida y la muerte como dos fases de la existencia. La caducidad de una vida sometida a la erosión del tiempo, sólo podía eludirse a través de un proceso constante de muerte y renacimiento. Para ellos la vida era una escuela de aprendizaje y la muerte, en vez de ser considerada como la extinción, era el tránsito imprescindible para la vida en el Más Allá, junto a los dioses.




El Libro de los Muertos consistía en una colección de hechizos diseñados para guíar al fallecido en la otra vida.



Sicostasia, juicio póstumo del difunto o “pesada del alma” en un papiro de la XVIII dinastía (Amenofis III).




Cuando sobrevenía la muerte, los sacerdotes sem realizaban el ritual de la momificación con el fin de que ese tránsito fuera menos traumático para el difunto. El alma quedaría tranquila al ver su cuerpo protegido y purificado, pudiendo seguir así el camino que le conduciría al Amenti. En este ritual de momificación que duraba 70 días, el cuerpo del difunto se disecaba con natrón para evitar su descomposición. Las vísceras vitales eran extraídas y sometidas al mismo tratamiento y quedaban guardadas en los vasos cánopes. Después se procedía al cuidadoso vendaje con metros de lino fino entre los que se colocaban amuletos de protección y ensalmos mágicos.


Anubis era el dios del Antiguo Egipto asociado a la momificación y los rituales de enterramiento. Aquí aparece atendiendo a una Momia.



Una vez concluido el ritual de momificación, el cortejo funerario consistía en una procesión que conducía al difunto hasta su lugar de reposo en la orilla occidental. En la ceremonia el sarcófago era arrastrado con un trineo por los sirvientes, sacerdotes y embalsamadores que también llevaban el ajuar funerario. Junto a ellos se encontraban las plañideras y los familiares del difunto. Una vez en la entrada de la tumba se procedía a las ceremonias de enterramiento, el ritual de la apertura de la boca, la presentación de ofrendas ante y la realización del banquete funerario.



Estos ritos estaban destinados a asegurar la pervivencia del alma en el Más Allá y prepararla para lograr traspasar los umbrales de las doce horas nocturnas. Impedir una segunda muerte y superar el Juicio ante Osiris y los 42 dioses del panteón era requisito para lograr la inmortalidad del alma. En una balanza de la diosa Maat, la divinidad de la verdad y la justicia, se pesaba el corazón del difunto, sede de los pensamientos e intenciones. Tras un resultado favorable, lograba la purificación del alma, ser un «justo de voz», paso previo a la última transformación en un Aj o espíritu de luz.

El ajuar funerario, un arte para la eternidad.



Lo que nosotros denominamos «arte», para los egipcios tenía una finalidad que trascendía lo físico y tenía por objetivo la permanencia eterna.



Los elementos de uso cotidiano que constituían el ajuar funerario tenían como finalidad el facilitar la vida en el Más Allá.



Las joyas y amuletos, más que tener un valor suntuario tenían un valor mágico gracias a los materiales con los que estaban realizados. Normalmente, adquirían formas de elementos naturales y de objetos inanimados llenos de simbolismo. El color también estaba repleto de significado: el oro-dorado simbolizaba la carne incorruptible y eterna de los dioses, la plata sus huesos, el negro y el verde eran colores de la regeneración, y la renovación, el rojo, la sangre de los dioses, etc.



El ushabti «el que responde» era una pequeña figurilla que se colocaba a centenares en la tumba para ayudar al difunto en su viaje al Más Allá. Su ubicación variaba pudiéndolos encontrar sobre los vendajes de la momia, en el ataúd o dispersos por el suelo; en el caso del ajuar del faraón eran colocados en una caja especial llamada capilla.



Los tesoros de Tutankamón.

La cámara del Tesoro de la tumba del faraón Tutankamón antes de la apertura de la exposición sobre el Antiguo Egipto llamado 'Tutankamón, su tumba y sus tesoros "en París.





Historia de Egipto.

6000-3200 a.C. // PERÍODO PREDINÁSTICO
Dinastía 0 - Rey Escorpión - Ka - Narmer.

3188-2815 a.C. // PERIODO TINITA
Dinastía I-II - Aha Menes.
Unificación de Egipto. Fundación de Menfis.
Grandes tumbas en Saqqara y Abidos.
Constitución del protocolo real.
Extensión del territorio egipcio al sur de la primera catarata.

2815-2400 a.C. // IMPERIO ANTIGUO
Dinastía III-VI - Djeser (Zoser)
Pirámide escalonada de Saqqara.
Snefru. Keops (Jufu), Kefrén y Micerino
Pirámide escalonada de Saqqara.
Expediciones a Nubia, Libia y Sinaí.
Construcción de las pirámides de Giza.
Enseñanzas de Ptahhotep. Textos de las pirámides.
Prosperidad económica. Intensificación del comercio con otros pueblos.

2300-2050 a.C. // PRIMER PERIODO INTERMEDIO
Dinastias VII-X
Período de realezas múltiples: (70 reyes en 70 días), VIII, IX, X (18 reyes en orden desconocido)
Faraones: Kheti I, Kheti III, Merikara.
Formación de dinastías locales en Menfis, Coptos, Abidos. Florecen las obras literarias originales: Textos de los Sarcófagos, Enseñanzas de Merikara.
Acontecimientos militares: invasiones e incursiones del cercano oriente.

2050-1800 a.C. // IMPERIO MEDIO
Dinastías XI y XII
Reunificación de Egipto bajo los soberanos de Tebas. Amenemes I. Sesostris III. Amenemes IV
Templos de Karnak y Luxor.
Conquista de Nubia.
Exploración El-Fayum.

1800-1600 a.C. // SEGUNDO PERIODO INTERMEDIO // DOMINACIÓN DE LOS HICSOS.
Dinastías XIII - XVII.
Faraones: Apofis, Chian, Ahmosis.
Decadencia y empobrecimiento del país. Invasión de los hicsos.
Los hicsos conquistan el Bajo Egipto e instauran allí sus dinastías.

1590-1069 a.C. // IMPERIO NUEVO
Dinastía XVIII - Ahmosis
Hatshepsut · La reina faraón. Regencia tras la muerte de su antecesor.
Tutmosis III · Tutmosis IV
Amenhotep (Amenofis III)
Florecimiento de Tebas. Caída de Avaris y fin del dominio hicso.
Construcción del Templo de Deir el-Bahari por Senenmut.
Reanudación de la política de conquista.
Textos del Libro de los Muertos. Estela del Sueño.
Período de calma y paz. Esplendor de Tebas. Colosos de Memnón.

Amenhotep (Amenofis IV-Akenaton-).
Reforma religiosa. Fundación la nueva capital Akhetaton en Amarna.

Tutankamon (1346-1337) a.C.
Vuelta al orden, restablecimiento del culto a Amón y la capitalidad de Tebas. Primer tratado con los hititas.

Dinastía XIX // Seti I, Ramsés II, Minptah.
Construcción del templo funerario y Osireion Abidos.
Fundación de Pi-Rameses. Batalla Qadqsh. Construcción del Rameseum.
Rechazo de los «pueblos del mar».

Dinastía XIX // Seti I, Ramsés II, Minptah
Construcción del templo funerario y Osireion Abidos.
Fundación de Pi-Rameses. Batalla Qadqsh. Construcción del Rameseum.
Rechazo de los «pueblos del mar».

Dinastía XX // Ramsés III · Ramsés IV ·
Reorganización política. Disturbios en el harén. Templo de Medinet Habu. Inicio del proceso de debilitación de la monarquía. Saqueo de las tumbas reales.

1069-656 a.C. // TERCER PERIODO INTERMEDIO
Dinastías: XXI, XXII, XXIII, XXIV y XXV.
Faraones: Simendes, Herihor, Sheshonq I.
Se desintegra la unidad egipcia, cuatro soberanos locales se atribuyen el titulo de Faraón.
Los nubios invaden el Alto Egipto.

664-330 a.C. // IMPERIO TARDÍO
Dinastía XXVI
- Renacimiento saíta
Dinastía XXVII-XXX
- Dominación Persa.
Faraones: Pianki, Sabacon, Tanutamon.
Reunificación de Egipto por los soberanos de Sais y renacimiento económico. Construcción de un canal entre el Nilo y el Mar Rojo.
Acontecimientos militares: los persas conquistan Egipto.

332 -30 a.C. // PERÍODO HELENÍSTICO- PTOLEMAICO
Dinastía macedónica
(332-306) - Alejandro III Magno.
Dinastía lágida
(305-30)- Ptolomeos I-XVI. Cleopatra II y VII.
Fundación de Alejandría (331).
Tumba de Petosiris.
Inauguración del culto a Serapis. Biblioteca y faro de Alejandría. Construcciones en File. Templos de Edfú, Komombo, File.

30 a.C.- 640d.C. // PERÍODO ROMANO
Fin de la época faraónica, tras la derrota de Cleopatra y Marco Antonio por Octavio (futuro emperador César Augusto).
Los últimos vestigios de la tradicional cultura del Antiguo Egipto finalizan definitivamente a comienzos del siglo VI con los últimos sacerdotes de Isis, que oficiaban el templo de la isla de File, al proscribirse el culto a los «dioses paganos».





0No comments yet
      GIF