Canales populares

Autos a leña +5 si no sabias (megapost)

Hola bienvenidos a mi post...



Automóviles a leña


Los automóviles a gas de madera (también conocido como coches a gasógeno) son una alternativa no muy elegante, pero eficiente y ecológica, mientras que su rango es comparable a la de los coches eléctricos.





El primer uso de la gasificación de la madera es antiguo, se remonta a 1870, cuando fue utilizado como un precursor del gas natural para la iluminación de las calles y las cocinas. La gasificación de la madera es un proceso por el que se convierte materia orgánica en un gas combustible bajo la influencia del calor que en el proceso alcanza una temperatura de 1.400 ° C .

En la década de 1920, el ingeniero alemán Georges Imbert, perfeccionó y desarrolló un generador de gas de madera para un uso móvil. El generador de Imbert fue producido en masa desde 1931. A finales de la década de 1930, cerca de 9.000 vehículos a gas de madera se utilizaban casí exclusivamente en Europa.








Durante la Segunda Guerra Mundial, casí todos los vehículos motorizados en la Europa continental se reconvirtieron en el uso de leña como combustible. Esta tecnología se convirtió en algo común en muchos países europeos -incluida España- como consecuencia del racionamiento de los combustibles fósiles. Sólo en Alemania, alrededor de 500.000 vehículos a gasógeno estaban en funcionamiento a finales de la guerra. Una red de cerca de 3.000 "leñeras", fue creada , donde los conductores podrían abastecerse de leña. No sólo los vehículos particulares, sino también camiones, autobuses, tractores y motocicletas, estában equipados con una unidad de gasificación de madera.

Pero para el uso militar, los alemanes prefirieron la producción de combustibles líquidos sintéticos (hechos de madera o carbón). En total, más de un millón de vehículos productores de gas se utilizaron durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, como la gasolina volvió a estar disponible, la tecnología cayó en el olvido de forma casi instantánea. A principios de la década de 1950, la entonces Alemania Occidental, sólo contaba ya con 20.000 vehículos a gasógeno.






En 1957, el gobierno sueco creó un programa de investigación para prepararse para una transición rápida a los coches de gas de madera en el caso de una repentina escasez de petróleo. Suecia no posee reservas de petróleo, pero tiene inmensos bosques que se pueden utilizar como combustible. Los objetivos de esta investigación fue desarrollar una instalación mejorada y estandarizada que se pudiera adaptar para su uso en todo tipo de vehículos.

Esta investigación, apoyada por el fabricante de automóviles Volvo, condujo a una gran cantidad de conocimientos teóricos y experiencias prácticas en vehículos de carretera y de otros tipos, realizándose más de 100.000 kilómetros en pruebas. El combustible para un coche de gas de madera se compone de virutas de madera o trozos de madera. En principio, cualquier material orgánico se puede utilizar. Durante la Segunda Guerra Mundial, el carbón y la turba se utilizaron también, pero la madera era el combustible principal.







A pesar de su aspecto industrial, el rendimiento de un coche de gas de madera queda bastante bien parado desde un punto de vista ecológico, en comparación con otros combustibles alternativos. La gasificación de la madera es un poco más eficiente en la leña, ya que sólo el 25 % del contenido energético del combustible se pierde. El consumo de energía de un automóvil a gasógeno es alrededor de 1,5 veces mayor que el consumo de energía de un coche similar que funcione con gasolina (incluyendo la energía perdida durante el precalentamiento del sistema y el peso adicional de las máquinas). Si la energía necesaria para extraer, transportar y refinar el petróleo también se tiene en cuenta, el gas de madera es al menos tan eficaz como la gasolina. Y por supuesto, la madera es un combustible renovable. La gasolina no lo es.




Esquema de funcionamiento de un motor a gasógeno





Fotografia de postguerra, en una ciudad europea, coches y autobuses con sistema de gasógeno



Un motor a gasógeno produce menos contaminación del aire que uno de gasolina o de motor Diesel. La gasificación de la madera es mucho más limpia que la quema de madera: las emisiones son comparables a los de la quema de gas natural. Un coche eléctrico tiene el potencial para hacerlo mejor, pero la energía que consume debe ser generada por fuentes renovables, lo cual es no es un sistema deseable.





A pesar de todas estas ventajas, sólo se necesita una mirada a un coche de gasógeno darse cuenta de que es cualquier cosa menos una solución ideal. El motor de gas ocupa mucho espacio y fácilmente puede llegar a pesar unos cientos de kilos aún vacío. El tamaño del equipo se debe al hecho de que el gas de madera tiene un bajo contenido energético. El valor energético del gas de madera es de alrededor de 5,7 MJ por kg, en comparación con los 44 MJ/kg de gasolina y 56 MJ / kg para el gas natural .

El gas de madera consiste en aproximadamente un 50 % de nitrógeno, un 20 % de monóxido de carbono, 18 % de hidrógeno, 8 % dióxido de carbono y 4 % de metano. El nitrógeno no contribuye a la combustión, mientras que el monóxido de carbón es un gas de combustión lenta. Debido a este alto contenido de nitrógeno, el motor recibe menos combustible, lo que conduce a una salida del 35 al 50 por ciento. Debido a que el gas se quema lentamente, un alto número de revoluciones no es posible. Sería imposible fabricar un coche deportivo con este sistema.






Los escarabajos de Volkswagen que salieron de la línea de montaje durante la Segunda Guerra Mundial tenían el mecanismo de la gasificación de madera construido interiormente. Desde el exterior, el generador de gas de madera y el resto de la instalación eran invisibles. La recarga se realizaba a través de un agujero en el capó.











Que dirian los de Green Peace si se usaría este sistema....



Si te gusto, recomenda
No pido puntos pero si te parece lince dona un par..
Para que vuelva la inteligencia colectiva a T!
Seguime





0
0
0
0No hay comentarios