Canales populares

César Milstein último premio nobel argentino

Chicos; hoy subo un post sobre Cesar Milstein, un científico argentino, fallecido en el 2002 por el cual me saco la galera! Conozcanlo que vale la pena.






Milstein y su familia:
Lázaro Milstein –padre de César- nacido en Ucrania, arribó en la Argentina en Septiembre del año 1897 a los 14 años de edad y se instaló en Bahia Blanca para trabajar como peón de campo.
Máxima Bapniarsky vivía en Colonia Clara, un pueblo cercano a Concordia, Entre Ríos. De joven y luego de recibirse como maestra se trasladó a Bahía Blanca donde conoció a Lázaro. Al poco tiempo se casaron y ella fue nombrada directora de la Escuela nro 3 en Viamonte, donde vivieron en una casa de los fondos. Del matrimonio nacieron Oscar, César y Ernesto Milstein, que cursaron la escuela primaria en ese establecimiento.

César nació el 08 de Octubre de 1927 en el seno de una familia judía en la que se valoraba el conocimiento y la lectura. Su madre era muy emocional, él no tanto, y eso provocaba discusiones. De hecho los tres hijos solían quedarse al cuidado de su madre cuando Lázaro, que para ese entonces era navegante, viajaba; y se cuenta que a su regreso Máxima se quejaba con su esposo por las picardías que César cometía.

En el año 1935, a sus ocho años, la familia recibió la visita de una prima de los chicos que había acabado de recibirse como Licenciada en Química y trabajaba como bioquímica en el Instituto Malbrán. En ese momento César comenzó a interesarse por la ciencia a partir de una anécdota que le contó su prima en la que explicaba cómo le extraían veneno a las serpientes para hacer suero antiofídico. Tanto fascinaron a César esos relatos que para su siguiente cumpleaños, su madre le regaló el libro ‘Cazadores de Microbios’ de Paul de Kruif. Aquel libro lo inició a César en una aventura científica que transformaría su vida...



Sus estudios universitarios y su participación política:

El progreso de la familia, permitió que los tres varones concurrieran a la Universidad. En 1945 Oscar estudiaba Ingeniería Civil en Bs. As y allí recibió a César para cursar el 5to año del bachillerato como alumno libre e ingresar a estudiar química en La U.B.A.
Era un época altamente participativa. Junto a su hermano militaban en el movimiento anarquista.
Desde la agrupación ‘Juventudes libertarias’ manifestó su posición contraria tanto a la privatización de los establecimientos educativos como a la política universitaria peronista. Desde allí comenzó a practicar su deporte predilecto: la discusión. Su figura se popularizó rápidamente entre los estudiantes de la facultad y llegó a ser líder de los estudiantes en asambleas donde se debatían las medidas a adoptar dentro de una realidad que discurrían entre el peronismo y el antiperonismo.
Tan grande fue su participación y talento que llegó a ser presidente del centro de estudiantes de la Universidad. Allí conoció a Celia Prillelstenski quién luego sería su esposa durante toda la vida. Ambos se recibieron en el año 1952 de licenciados en química, se casaron y recorrieron Europa a dedo durante 1 año.



Al regresar del viaje, César comenzó a trabajar en el Laboratorio de análisis clínicos para sostener sus estudios y realizar su tésis que le daría el título de doctorado en química.
Él buscó que su tésis doctoral se hiciera en la Fundación Campomar cuyo director era el Doctor Leloir. Sin embargo este último no lo admitió entre los becarios y le sugirió que probara suerte con el doctor Andrés Stoppani, profesor de química en la Facultad de Medicina.
En el año 1957 obtuvo el doctorado con un trabajo que sería premiado por la sociedad bioquímica argentina y el British Council le otorgó una beca por dos años en Cambridge. Allí continuó su análisis de los mecanismos enzimáticos de las células con Fred Sanger (ganador de dos premios nóbel).
En el 1962 vuelve a la Argentina y comienza a trabajar junto a un grupo de 25 jóvenes científicos en el Instituto Malbrán cuyo directo en Ignacio Pirosky. Milstein no sólo fue jefe del departamento de biología molecular, también colaboró con el apoyo instrumental para instalar el laboratorio, incluso él mismo fabricó piezas de carpintería. Sin embargo en ese mismo año con el golpe militar de Guido que derrocó el gobierno de Frondizi, el director del Malbrán fue hechado y el instituto desmantelado, el mismo Guido les planteó a los científicos, que los intelectuales no tenían lugar en el país y que además el gobierno no quería comunistas ni judíos. En ese momento, César decidió volver a Inglaterra e instalarse junto a Celia definitivamente en ese país.

Trabajos en Inglaterra
Una vez radicados en Inglaterra. Milstein comenzó a trabajar otra vez junto a Fred Sanger en el Laboratorio de Biología molecular esta vez sobre inmunología.
Tras varios años de investigación, en el 1965 consiguió con el suizo Georges Köhler crear un híbrido entre una célula cancerígena de ratón y otra que produce anticuerpos, así surgieron los monoclonales.

Los monoclonales in vitro, su gran hallazgo.
Milstein se preguntaba si podría mostrarse químicamente si existía una o varias moléculas de anticuerpos. Ésa pregunta fue la que lo guío durante su investigación sobre inmunología.
El sistema inmunológico responde frente a los agentes bilógicos de las siguientes formas: los anticuerpos que circulan en la sangre se adhieren a la molécula extraña, luego el complejo anticuerpo-antígeno es fagocitado por células que lo eliminan. Este mecanismo biológico está compuesto por anticuerpos policlonales y monoclonales más específicos.
Producir estos últimos invitro fue durante casi un siglo un anhelo de los científicos. En 1975 Milstein junto a Kohler dieron un paso importante y crearon el hibridoma.
El fin que tiene este método es el de fabricar monoclonales, es decir anticuerpos a medida. Para lograrlo estos científicos han fusionado una célula de ratón programada con anticuerpos humanos y células de origen humoral (un mieloma) que tiene la capacidad de crecer indefinidamente. El siguiente paso fue la clonación de ese reactivo. El método se parece a una micro fábrica de células aptas para reconocer a un antígeno y aniquilarlo. Además de aquello Milstein en su laboratorio utilizo anticuerpos monoclonales producidos artificialmente lo cual significa la operación del análisis de la sangre humana aumenta el margen de seguridad y reduce los costos en los estudios de factor sanguíneo.
Con respecto a los test de embarazo, a partir de los monoclonales se creó un método domestico sencillo y económico que consiste en una tira impregnada con un reactivo químico sensible a hormonas especificas asi mismo en el diagnostico de trasplantes permitiría establecer la afinidad entre dador y receptor para evitar el rechazo del órgano
Milstein también diseño un método que permitiría eliminar las células cancerosas sin dañar a las sanas, trata de un anticuerpo programado para detectar a la célula tumoral y depositar su carga radioactiva. Otra alternativa seria utilizar una toxina que destruya el tejido enfermo sin afectar al resto. También se estudia emplear esta técnica en enfermedades como la esclerosis múltiple donde el organismo ataca a sus propias células.

Premio nóbel y su mirada ética:

En el año 1984 y gracias a sus trabajos sobre inmunología ganó junto a sus compañeros de laboratorio Niels Jerne y Georges Köhler el premio Nobel de medicina. A cuya entrega César quiso ir con toda su familia.
En 1987 fue declarado ciudadano ilustre de Bahia Blanca.

Milstein no quiso patentar las investigaciones del grupo, las consideraba propiedad intelectual de la humanidad y además renegaba de convertirse en un empleado de las empresas farmacéuticas que sólo buscan dinero a través de la ciencia.

De hecho respecto a los negocios que se producen a expensas de la ciencia, en el 2000, dijo:
“Como producto de una actividad socialmente organizada, el conocimiento científico es muy distinto al jabón. Y aquellos que planifican la ciencia menosprecian la diferencia sin importarles el riesgo. La ilusión de que existe una ciencia natural pura y separada de toda participación en la sociedad está desapareciendo pero tiende a ser reemplazada por la reducción vulgar de la ciencia a una rama de la industria comercial o militar. Y ésta ciencia será corrupta y sus resultados se usarán precipitadamente causando una catástrofe social y ecológica a menos que haya una nueva comprensión de tal especial trabajo de la investigación científica”

“La ciencia sólo cumplirá sus promesas cuando sus beneficios sean compartidos equitativamente entre los verdaderos pobres del mundo”

Milstein falleció el 24 de Marzo del 2002 de un ataque cardíaco en Ingaterra a los 74 años de edad. Sin embargo nos ha dejado un enorme regalo y enseñanza por sus investigaciones y por su filosofía de vida, su ética, su humildad.
Lamentablemente hoy en día los tratamientos con anticuerpos monoclonales rondan los 10 mil a 50 mil dólares.
Esperamos que la aplicación de la ciencia y las demás ramas deje de verse como un negocio y empiece a visualizarse como una gran posibilidad para acabar con el sufrimiento de la humanidad.
Eso quedará en manos de todos nosotros.




Si les interesa, les recomiendo que vean el documental : 'Un fueguito' que trata su vida, muy bueno.

Saludos!
0No hay comentarios