Check the new version here

Popular channels

Científicos Descubren Masivo “Océano” Cerca del Núcleo...

Científicos Descubren Masivo “Océano” Cerca del Núcleo Terrestre



La Tierra es un lugar con bastante agua. Al menos, al compararla con algunos de los otros planetas rocosos, nuestro planeta parece hundirse en agua. Es verdad, hay algunos cuerpos en nuestro Sistema Solar que albergan mucha más H2O que nuestro Punto Azul Pálido (tomemos, por ejemplo, a Europa. De todas formas, cuando uno considera que el 71% de la superficie terrestre está cubierta de agua, comenzamos a entender cuán mojado está nuestro planeta realmente. Al final, toda este agua es algo muy bueno. Para la vida en la Tierra, el agua es literalmente vida líquida. En nuestro planeta, en todos los lugares en los que hemos encontrado trazas de agua, hemos encontrado vida. Esto hace al último descubrimiento de los geólogos extremadamente excitante.

Científicos de la Universidad Northwestern en Evanston, Illinois, anunciaron recientemente que se ha descubierto una reserva de agua debajo de la superficie del planeta que es tres veces el volumen de TODOS los océanos de la Tierra. Este suministro de agua en el subsuelo descansa a unas 400 millas (700 km) bajo nuestros pies. Notablemente, este hallazgo podría explicar el origen del agua de nuestro planeta. En particular, puede ayudarnos a determinar de dónde vienen los mares de la Tierra. Es más, podría ayudarnos a entender mejor la vida en nuestro planeta.

Algunos científicos han argumentado que el agua de la Tierra muy probablemente vino de asteroides o cometas. Esta es la teoría más prominente en la actualidad. Sugiere que el interior del Sistema Solar primordial era demasiado hostil para el agua de cualquier clase. La intensa luz ultravioleta de nuestro Sol joven podría romper las moléculas de agua desproveyéndolas del hidrógeno. Esto llevó a los científicos a creer que nuestro hielo se formó bastante más lejos en nuestro Sistema Solar, y que los objetos que lo contenían (cometas y asteroides) luego se estrellaron en una Tierra mucho más fría, proveyéndonos de nuestros compuestos químicos más ricos.

Este hallazgo se añade a esta teoría, y la evidencia sugiere que los océanos rezumaron gradualmente del interior de la Tierra temprana. Es más, el descubrimiento indica que las moléculas de agua se quedan atrapadas dentro de los minerales de las rocas del manto que se encuentran a gran profundidad de la superficie terrestre, y luego, gradualmente, suben de nuevo de forma cíclica debido a la Tectónica de Placas. El geofísico Steve Jacobsen, que fue uno de los científicos responsables del descubrimiento, afirma,

“Creo que finalmente vemos la evidencia de un ciclo del agua a escala plantaria, que puede ayudar a explicar la vasta cantidad de agua líquida en la superficie de nuestro habitable planeta. Los científicos han estado buscando este agua profunda durante décadas.”

Es importante resaltar que el agua reside dentro de una roca azul llamada “ringwoodita”. Esta roca existe en el manto de nuestro planeta, que es la capa de roca caliente entre la superficie de la Tierra y su núcleo. Esto significa que el “océano” recientemente descubierto no es un vasto depósito de agitada agua azul. En cambio, el agua está contenida (atrapada) en la estructura molecular de los minerales que se encuentran dentro de la roca del manto terrestre.

“La ringwoodita es como una esponja, absorbiendo agua, hay algo especial en la estructura cristalina de la ringwoodita que permite atraer el hidrógeno y atrapar agua. Este mineral puede contener un montón de agua bajo las condiciones del manto profundo.”



Pequeño diamante que contiene ringwoodita. Créditos de la imagen: Richard Siemens/Universidad de Alberta

Jacobsen y su equipo fueron capaces de hacer el descubrimiento usando 2000 seismómetros, los cuales usaron para estudiar las ondas sísmicas generadas por más de 500 terremotos. Estas ondas se mueven a través del interior de la Tierra. “Hacen que la Tierra resuene como una campana días después”, dice Jacobsen. Midiendo la velocidad de las ondas a diferentes profundidades, el equipo pudo encontrar por qué tipos de rocas estaban pasando las ondas, que es como se determinó que hay ringwoodita en la zona de transición a unas 400 millas (700 km) por debajo.

Hasta ahora, Jacobsen solo tiene evidencia de que la roca acuosa se encuentra debajo de EEUU. Ahora quiere investigar si recubre el planeta entero. Si lo hace, podría añadirse en gran manera a nuestra comprensión de la Tierra y los procesos que gobiernan la vida.



[/size]





0
0
0
0No comments yet