Canales populares

Cómo encontrar y tener como mascota a un "oso de agua"







Cómo encontrar y tener como mascota a un “oso de agua”

(o tardígrado)





El oso de agua es un pequeño ser microscópico capaz de sobrevivir en las condiciones más extremas.


Descubre más acerca de estos extraños animales, aprende a encontrar, cuidar y tener como mascota a uno de estos diminutos seres.








Esto es un tardígrado u “oso de agua” como se le conoce coloquialmente.









Son una auténtica rareza y aunque son pequeños y algo lentos, pueden hacer cosas increíbles.











Son como un manatí o león marino microscópico, un organismo pluricelular con 8 patas y un hocico tubular.











Viven en zonas acuáticas entre el musgo y los líquenes, su principal fuente de alimento.











Lo más curioso es su extraordinaria resistencia y capacidad para sobrevivir








Resisten temperaturas extremas de -200 ºC y 151 ºC y sobreviven a la mayoría de tóxicos y venenos conocidos.


Pueden congelarse, vivir sin oxigeno, aguantar dosis de radiación 100 veces superiores a la soportada por humanos, y vivir sin agua una década.


Por si fuera poco es el único animal conocido que puede sobrevivir por sí mismo en el espacio.








Si la cosa se pone muy mal, pueden entrar en animación suspendida hasta un máximo de 100 años.








Los osos de agua pueden reducir la cantidad de agua en su cuerpo a menos de 1%, de esta forma se secan y detienen su metabolismo.


Llegado el momento, se rehidratan y continúan con su vida como si nada.








Sus huevos son extraños y parecen una nave extraterrestre en miniatura.











Son prácticamente imposibles de matar y muy curiosos.














Cómo conseguir un oso de agua como mascota.



El oso de agua no es una mascota como tal, pero puede ser un animal muy curioso de contemplar si posees un microscopio.


Si deseas hacerte con alguno, solo debes seguir estas instrucciones:









1.

Encuentra un lugar con musgo y agua.


Por ejemplo: un estanque, bosque o incluso tu patio trasero, si cumple las condiciones.











2.

Arranca varias muestras de musgos húmedos.

Es importante la presencia de agua, pues maximiza las probabilidades de encontrarlos.











3.

Utilizando unas pinzas, recoge una muestra y deposítala en una placa de Petri.

Haz varias muestras con el resto del musgo.











4.

Cubre el musgo con un centímetro de agua destilada o agua de lluvia y espera entre 8 y 24 horas.











5.

Exprime el agua del musgo sobre la placa de Petri.











6.

Observa al microscopio las distintas muestras de agua.


Si has encontrado algún tardígrado, ¡Enhorabuena! Ya tienes la mascota más resistente del mundo y esa diminuta placa de Petri será su nuevo hogar.











7.

Los tardígrados se alimentan de musgo.











8.

Y de nemátodos, pequeños gusanos que viven en el musgo.











Por eso, no debe faltarle agua y cambiar el musgo una vez al mes para renovar el alimento.











Y listo, eso es todo, solo te queda disfrutar de estos seres y sus hipnóticos movimientos:






















Muchas gracias por tu visita.







0
1
0
1Comentario