About Taringa!

Popular channels

Cómo evitar la Extinción Global

Actualmente hay una controversia o una llamada mundial de atención por que las especies del mundo entero entre plantas y animales se están extinguiendo a un ritmo de 1.000 a 10.000 veces más rápido que lo hicieron antes que llegaran los humanos para alterar el ecosistema. Si eso continúa, podríamos perder entre un tercio y la mitad de todas las especies a finales de siglo. Una gran variedad de aves, ranas, peces, mamíferos ha desaparecido.

Esas sombrías estadísticas provienen de un reciente estudio científico, dirigido por el biólogo de la Universidad de Duke Stuart Pimm. El documento es el intento más completo para calcular la "tasa de mortalidad" de especies en el mundo, lo que sería una actualización de su primera obra comenzada en 1995.
No es un cálculo fácil de hacer: Todavía no hemos contabilizado plenamente todas las especies que existen actualmente en la Tierra.Así que los investigadores tuvieron que hacer estimaciones sobre cuántas especies existen y sus probabilidades de seguir con vida,para esto habría que averiguar cuántas especies están muriendo, y comparar esas cifras con la "tasa de mortalidad" que existía probablemente antes de que los humanos llegaran a la escena.
Basado en una investigación actualizada, Pimm y sus colegas estiman que esta "tasa de mortalidad" era aproximadamente 0,1 sobre 1 millón de especies que se extinguieron durante el tiempo existente antes que los humanos aparecieran. Esa es la "tasa de fondo." Pero hoy en día, gracias a la deforestación, la pérdida de hábitat y otros factores, esta"tasa de mortalidad" ha aumentado a un estimado de 100 a 1.000 extinciones por millón de especies años.
Esto es una gran problema. Y, como era de esperar, muchos de los informes de los medios sobre el papel de Pimm subrayaron que la Tierra se enfrenta ahora a una "sexta extinción" comparable a las cinco extinciones masivas ocurridas en la historia.

A continuación pueden leer la entrevista que le hizo el analista científico de la revista"VOX", Brad Plummer al doctor Stuart Pimm, del 11 de junio de este año.

"Cuando llamé al Dr.Pimm, me sorprendió que él deseaba hacer hincapié en los aspectos más optimistas de su investigación, mientras que en los ambientes científicos primaba una perspectiva pesimista.
Me dijo que había reunido los datos exactos sobre qué especies están en peligro y donde, por lo que los científicos ahora pueden hacer como nunca realizar esfuerzos para ayudar a los grupos de conservación a nivel mundial a defender las especies del peligro de la extinción. Por ejemplo: la investigación más detallada sobre las selvas tropicales de Brasil puede dar a la gente una idea de cuales son en forma real las extensiones de terreno más rentables de ecosistema para proteger.
"Si la tendencia negativa continúa, entonces sí, vamos a perder una gran parte de las especies que tenemos que proteger", me dijo Pimm. " Pero lo intentamos a traves de mi estudio, sobre todo, es en que forma podemos evitar eso. " Nuestros planes para la conservación están por debajo de los niveles actuales de extinción y es urgente hayar la tecnología que podría ayudarnos a evitar la catástrofe.



El Loro del Amazonas de cresta roja, (Amazona viridigenalis), es una especie en peligro.


Brad Plumer: Vamos a empezar con algunos conceptos básicos. ¿Cómo sabemos realmente cuántas especies se están extinguiendo, y ¿cómo sabemos si esa tasa es alta o baja?
Stuart Pimm: Durante mucho tiempo no tuvimos realmente una buena manera de medir esto. Así que lo que mis colegas y yo hicimos en 1995 fue llegar a esta tabla de extincion de especies por millones de años. Es un índice de mortalidad.
Así que lo que hicimos fué hacer un seguimiento de las qué especies que se están extinguiendo.  Tenemos a muchos especialistas observando a las aves,los anfibios y los mamíferos, y por eso tenemos una idea muy buena de su esperanza de vida.
Ahora la parte más difícil de esto es determinar cuan rapidamente se extinguen las especies, comparándolo con lo que sabemos del pasado. Así que nos fijamos en el registro de los fósiles. Sabemos cuanto duraron las especies mediante su pasado geológico. También sabemos ahora,cómo las especies van y vienen por sus filogenias moleculares. Tenemos una enorme cantidad de datos de ADN sobre las especies que podemos analizar y trabajamos en apreciar cual sería el tiempo de vida típico para cada especie. Eso nos dice que las especies nacen y mueren en una escala de tiempo de millones de años, en lugar de los cientos o miles de años, como ocurre ahora.
Y lo que llegamos a la conclusión fué que mientras una "tasa de fondo" típica era de unos 0,1 extinciones por millón de especies por año. Estabamos viendo que en la actualidad ocurren cientos de extinciones por millón de especies al año. Así pues, el margen de extinciones actual es de aproximadamente 1.000 a 10.000 veces la tasa de fondo.

BP: ¿Cuáles son las grandes incertidumbres en estos cálculos? Todavía no hemos descubierto todas las especies existentes en la Tierra hoy en día, no es eso un problema?
SP: Tenemos que estimar, y podemos estimar algunas cosas bien y algunas cosas no tan bien. Un buen ejemplo son las plantas. Actualmente se ha descubierto y nombrado alrededor de 300.000 plantas con flores. Y tenemos un buen número de maneras para estimar cuántas faltan.
Por ejemplo, usted puede observar el ritmo al que los taxónomos están describiendo nuevas especies y no lo están haciendo de la forma en que que solían hace 50 o 100 años. Eso nos dice que la cantidad de especies no descritas está disminuyendo. y por eso, es más difícil encontrar otras nuevas. Así que hemos estimado, por ejemplo, que un 15 por ciento de las especies de plantas todavía están por descubrir.
Otra cosa que podemos hacer es predecir dónde es probable que se encuentren nuevas especies, probablemente en lugares como Nueva Guinea. Y tienden a estar en lugares donde hay una gran cantidad de deforestación, donde existe una enorme destrucción del hábitat. Por eso sabemos que aquellas especies desconocidas sean raras y se encuentren en peligro de extinción.

BP: Entonces, las tasas de extinción son más altas ahora por un factor humano. ¿Por qué? ¿Qué estamos haciendo?
SP: Hay cuatro grandes factores aquí. El primero, que es abrumadoramente importante, trata de la destrucción del hábitat. Estamos destruyendo los hábitats donde viven las especies .Alrededor de dos tercios de todas las especies terrestres se encuentran en las selvas tropicales y estamos encogiendo los bosques tropicales.
En las Américas, el mayor número de especies en peligro de extinción se encuentran en los bosques costeros de Brasil y el norte de los Andes y el Ecuador. Si nos fijamos en los bosques costeros de Brasil, al este de Río de Janeiro, algo así como el 95 por ciento de todos los bosques ha sido destruida. Así que no es sorprendente que esa parte del mundo tenga un número inusual de especies en peligro de extinción.


Amazonas, Brasil, Vicinitiy Rio Branco.


En segundo lugar, también estamos calentando el clima, y ??como ejemplo las especies de climas menos cálidos o bien tienen que desplazarse hacia los polos o hacia arriba en las montañas, desplazando o eliminado a otras al romper el equilibrio de esas zonas. Esto significaría un gran problema en el futuro.
En tercer lugar, hemos sido muy descuidados al alterar el equilibrio de las especies en todo el mundo al tratar de aclimatar especies invasivas fuera de su habitat natural..
Por último, sobre todo en los océanos, podemos hablar de contaminación y de sobreexplotación. Hemos agotado los océanos por la pesca. Estamos conduciendo a las especies marinas al borde de la extinción.

BP: Entonces, el registro histórico muestra que existieron cinco eventos de extinción masiva en la historia de la Tierra. Y existe una posición generalizada de que estamos al borde de un sexto. Pero, como es que hay un criterio sobre esto? ¿Cómo podemos saberlo?
SP: En realidad, yo no soy un gran fan de la expresión "sexta extinción". Pero ciertamente estamos viendo un ritmo muy acelerado de extinción de las especies que coexisten con nosotros.
Si eso continúa, y continúa por muchas décadas, finalmente nos encontraremos que hacia el final de este siglo, perderemos un tercio o la mitad de todas las especies. Y este tipo de pérdida de la diversidad biológica no se ha visto en 60 millones de años. La última vez que nos encontramos ante la destrucción de tantas especies fue cuando un asteroide chocó contra la península de Yucatán en México. Así que si la tendencia continúa, entonces sí, perderemos una gran parte de las especies.
Pero lo que nuestro trabajo intenta mostrarnos es en que manera podemos evitar eso. Podemos observar que las cosas están mal, pero manejamos información importante acerca de cómo podemos hacer una diferencia.

BP: Vamos a hablar de eso, entonces. ¿Cuáles son las formas de evitar, o al menos mitigar, la extinción masiva.
SP: En primer lugar, la mayor parte del trabajo fue sobre cuantas especies existen en realidad, Y donde son vulnerables. Y así encontramos que ocupan una cantidad creciente, para eso creamos mapas exactos que muestran su ubicación en tierra, en agua dulce y los océanos. Podemos así identificar los lugares clave que importan.


Mapa de los mamíferos y los anfibios amenazados:


Uno de los lugares que nos parecen de gran importancia son las selvas costeras de Brasil.Es un área que es de 1 millón de kilómetros cuadrados, el tamaño de California, Oregon y Washington juntas.
Y en esa zona, hay un gran número de especies amenazadas, porque es una selva tropical y tiene una enorme deforestación, por lo que las especies que quedan viven en estos pequeños fragmentos de bosque. Bueno, ahora sabemos con un amplio detalle donde estan estos restos. Y contamos con la ciencia necesaria para saber que otras partes de esta zona perderán más especies y con cuanta rapidez las vamos a perder.

BP: Entonces, es útil para los intentos de conservación esa información?
SP: Sí, nos da una solución práctica. ¿Qué hace mi ONG, Salvar especies? , tomar datos e identificar exactamente dónde creemos que se encuentran los fragmentos más importantes. Y luego conseguimos dinero de grupos de conservación brasileñas para comprar la tierra entre estas zonas y la reforestamos. Así que volvemos a unir estos fragmentos de hábitat para formar hábitats mucho más grandes.
Y con frecuencia requiere muy modestas compras de terrenos. Al este de Río de Janeiro, por ejemplo, que sólo requiere unos pocos cientos de hectáreas para recrear un pedazo de bosque que es de 8.000 hectáreas. Y al hacerlo, logramos proteger al tití león dorado. Eso se consiguió usando un enfoque científico para identificar las áreas clave, entender los procesos clave, ir allí y trabajar con las comunidades locales.

BP: ¿Existen proyectos similares en otros lugares?
SP: Sí, hay proyectos en Madagascar, proyectos en los Andes del Norte. Apenas somos las únicas personas que tratan de hacer de la conservación, comparados con lo que está haciendo el mundo, protegiendo mucho más del planeta de lo que lo se ha hecho en el pasado.
Pero esos esfuerzos de conservación no son siempre en los lugares más optimos.Algunos lugares son muy peligrosos. Tenemos que animar a la gente para proteger los lugares que importan, mediante decisiones científicamente fundamentadas.

BP: ¿Hay otras maneras en que la nueva tecnología o la investigación están ayudando a la conservación?
SP: Tenemos una extraordinaria pieza de tecnología para la topografía de la biodiversidad, se llama teléfono inteligente. Hace unos años, en Brasil, caminaba a través de los bosques, y me encontré con un sapo naranja brillante alrededor de media pulgada de largo. No tenía idea de lo que era, y me dieron la ubicación GPS para él y lo subí a una aplicación llamada  iNaturalist.No soy un experto en la rana, pero hay un montón de gente apasionada para ayudar a identificarla.


El sapo naranja que Stuart Pimm identificó y subió a iNaturalist


Ese tipo de información se está convirtiendo en enormemente útils. Y hay millones de personas que participan en los esfuerzos de multitud de fuentes. Hay personas en Cayos de Florida que salen y compilan lista de verificación para los peces. Hay una comunidad internacional apasionada de las ranas. Y los observadores de aves. Así que podemos involucrar al público en una manera de tener una comprensión mucho mejor de los que es la biodiversidad, de donde son las especies, y hacia dónde se están moviendo por el cambio global.

BP: ¿Cómo afecta el cambio climático y cuanto complica los esfuerzos de conservación?
SP: Sabemos que con el cambio climático las especies más cálidas tendrán que trasladarse ya sea hacia los polos o hacia las montañas. Y en muchos casos, van a tener menos espacio. Así que una de las preocupaciones es que si las especies perderán una gama geograafica. Y eso es si se pueden mover sin desaparecer primero.
Hay maneras de hacer frente a eso. El proyecto en Brasil que he mencionado, con los monos tití, reforestando una conexión y la construcción de un corredor en un parche aislado de los bosques, sino que también permitió que ciertas especies se muevan en una pendiente ascendente.
Una vez más, sería mejor si no calentamos el planeta tan rápido. Pero teniendo en cuenta lo que está sucediendo, lo mejor que puedes hacer es diseñar áreas protegidas de manera que las especies tengan la oportunidad de moverse.

BP: Usted también mencionó las especies invasoras como otro creador de extinción. ¿Se han producido avances en la manera de hacer frente a este problema?
SP: Eso no es bastante. Puede ser muy difícil deshacerse de una especie invasora, una vez que está ahí. Las pitones birmanas en los Everglades de Florida son un ejemplo de ello. Se trata de una serpiente que parece ser ahora bastante común. Es un depredador generalizada. Se trata de tener un gran impacto en la población de la fauna allí. Capturó la imaginación del público, ya que puede ser una enorme serpiente. Pero la realidad es que hemos sido muy descuidados en el movimiento de todas las especies alrededor. Las plantas, los animales, los peces. Y son una de las causas principales de la extinción.
El mejor enfoque es no moverlos en primer lugar. Una vez que han llegado, usted tiene que actuar muy rápidamente para eliminar la población. Pero después de eso, es sólo el control y, a veces el control puede ser esencialmente imposible.

BP: Parece que una gran cantidad de leyes existentes - como la Ley de Especies en Peligro - tienden a centrarse en las especies individuales. ¿Ese enfoque también funciona en un mundo donde muchas, muchas especies se están extinguiendo a un ritmo acelerado?
SP: Yo diría que la Ley de Especies en Peligro de Extinción y la biología de la conservación han sido muy exitosos. Las tasas de extinción actuales son altos, pero probablemente estarían peor sin el trabajo de los biólogos en la conservación.

La Ley de Especies en Peligro de Extinción, en particular, tiene un montón de historias de éxito. Las águilas calvas se están reproduciendo de nuevo en todos los estados. En los Cayos de la Florida, 4000 halcones peregrinos vuelan sobre Cayo Largo, una vez hubo un momento en que el halcón estaba casi extinto en el este de Estados Unidos. Las ballenas grises, una vez casi se habian eliminado en el Caribe y reducidos a niveles bajos en el Pacífico, pero ahora se han recuperado y son una fuente importante de turismo. Así que hay un montón de historias de éxito.
Estos esfuerzos a menudo no sólo se centran en una sola especie.  Yo trabajo en un pájaro muy oscuro en los Everglades de Florida llamado el gorrión de Cape Sable. Pero no se trata de un gorrión, se trata de la entrega de agua al Parque Nacional de los Everglades y sobre la restauración de los procesos de los ecosistemas naturales a ese parque. I es generalmente una cuestión de las especies y los ecosistemas.
El trabajo que estamos haciendo en Brasil, utilizamos el tití león dorado como mascota, y es nuestro icono. Pero escogimos esas áreas porque estamos bastante seguros de que hay más aves en peligro de extinción y mamíferos y mariposas y casi todo lo que hacemos en cualquier parte de las Américas.
Del mismo modo, en un proyecto que estamos haciendo en Colombia, estamos usando el olinguito, este animal que sólo fue descrito el año pasado. Este pequeño mamífero es adorablemente bello, y las únicas fotos existentes provienen de nuestros proyectos. Pero también ahora que este es un lugar increíblemente rica con una docena de anfibios y reptiles que son nuevas para la ciencia, con un montón de nuevas plantas. Así que sí, tenemos la tendencia a utilizar una sola especie en forma de icono, pero es casi siempre mucho más profundo que eso.


El olinguito.


BP: ¿Hay otras formas en las tengamos que cambiar nuestro pensamiento, en cuanto a la conservación?
SP: Creo que la historia principal de 30 años de biología de la conservación es que sabemos cómo hacerlo, debido a un extraordinario trabajo. El principal objetivo de este trabajo científico es que estamos recibiendo cada vez más mejor información sobre dónde actuar.
Así que si vamos a reducir las tasas de extinción masiva, tenemos que saber dónde enfocar nuestras acciones. No podemos salvar todo. Hay 7 mil millones de personas en el planeta. Pero podemos centrar nuestros esfuerzos en los lugares clave. Y tenemos que saber dónde están esos lugares clave y actuar en consecuencia.
¿Necesitamos más recursos? Sí. ¿Tenemos que centrarnos más en los lugares que son importantes? Sí. Pero no es como si no supieramos saber qué hacer. Creo que la profesión de la conservación ahora es muy sofisticada, muy inteligente, tiene una gran cantidad de diferentes técnicas. Sólo tenemos que ser inteligentes, tenemos que enfocar nuestras energías. Tenemos que resolver problemas difíciles.


Gráficas sobre calentamiento global


BP: ¿Cuáles son los problemas difíciles de la conservación?
SP: bastante general, los problemas son que las especies se están extinguiendo por lo general en los países en desarrollo. Entonces, ¿cómo nos involucramos en países como Colombia o Brasil? Así que tenemos que empezar a pensar en esto en un contexto internacional.  Hay conexiones globales complejas.

Un buen ejemplo: Brasil solía ser el tercer mayor emisor de las emisiones de gases de invernadero de la quema de sus bosques.Pero con un acuerdo bilateral del gobierno de Noruega, Brasil ha reducido masivamente su deforestación.
También está la realidad de que, dondequiera que trabaje, ya sea que esté trabajando los Everglades de la Florida o en Madagascar o en Colombia o Brasil, tenemos que involucrar a la gente local.
En África, hay un proyecto llamado la Iniciativa Big Cats que financia proyectos para tratar de reducir las coincidencias de la vida silvestre/gente. Si usted tiene ganado o cabras en Tanzania y Kenia, que es toda su riqueza, y trae su ganado a la protección de la noche, y los leones matan a su ganado, no es sorprendente que las personas tomen represalias y maten a los leones. Así que estamos trabajando con National Geographic para construir mejores espacios, para permitir a la gente que pueda proteger su ganado de manera más efectiva y no tome represalias.
Así que hay un montón de tipos de problemas locales. Al igual que la política, la conservación es local y tiene que dar a la gente una vía alternativa que sea sostenible.



BP:¿Qué es lo que todavía hay que mejorar en el lado científico?
SP: Saber dónde actuar es vital. El principal objetivo de nuestro trabajo es que ahora hay una confluencia de diferentes tecnologías que se unen de emocionantes maneras.
Podemos saber cuales son y donde están las especies en peligro de extinción, porque tenemos cada vez mejores datos sobre la deforestación, del grupo de investigación de Joe Sexton en la Universidad de Maryland.
Sabemos dónde se están recortando los bosques, sabemos donde están las áreas protegidas o donde deberían estar. Eso nos pone en una posición para ser mucho más inteligentes acerca de cómo y dónde realizar las tareas de conservación.
Pero todavía nos falta una gran cantidad de especies, y necesitamos tener una mejor idea de la procedencia de muchas especies, aunque creo que las nuevas tecnologías van a mejorar en gran medida nuestra capacidad para hacer eso.
También estamos todavía luchando con la cuestión política fundamental de qué tipo de planeta es el que vamos a entregar a nuestros hijos y nietos. Esa es una pregunta difícil, es obvio que tenemos problemas con el calentamiento global, pero es más amplio que eso. Creo que este es un debate global sobre cómo damos forma a nuestro futuro global, si queremos tener un planeta que va a seguir recibiendo más y más agresión, ya que vamos a utilizar los recursos de la tierra y los océanos de forma insostenible, si seguimos así vamos a permitir que esta ola de extinción agote la diversidad de la vida en la tierra. Eso es un problema mundial y tenemos que preocuparnos por lo mal que estamos actuando para evitarlo."
0No comments yet
      GIF