Check the new version here

Popular channels

Cómo se aíslan los pacientes infectados con Ébola





El fin de semana pasado, todo España se asustó por un posible caso de Ébola en el país. Luego fue descartado, pero igual se tomaron todas las medidas de seguridad para proteger a la gente y personal médico.

Estados Unidos, país que repatrió a varios ciudadanos contagiados con Ébola, utilizó, un avión especial y los traslado a un hospital especialmente preparado para el tratamiento y cuarentena.




¿Cómo se desarrolla la cuarentena ante el Ébola?



En los Estados Unidos, el hospital de la Universidad Emory, en Atlanta, se está utilizando para tratar a los enfermos repatriados y a quienes tuvieron contacto con ellos u otros pacientes con Ébola en África. En el centro médico se separaron varios pisos para albergar a los enfermos y a los posibles casos de contagio, como por ejemplo misioneros que han regresado desde países africanos donde el virus está causando estragos.

El paciente es aislado en una habitación completamente sellada en donde se utiliza un sistema especial de ventilación, calefacción y filtrado de aire, asegurándose que el virus no pueda escapar. Básicamente, están dentro de una burbuja con una atmósfera propia.



Las puertas están selladas y se utilizan en ellas rayos UV considerados antibacteriales. Quienes tratan a los pacientes, usan un traje que previene entrar en contacto con cualquier fluido o incluso el aire de la habitación, ya que incluyen respiradores.

Incluso el personal médico se somete a duchas químicas para evitar el contagio. Es el nivel de seguridad más alto en cuanto a cuarentenas. Estos primeros pacientes fueron tratados con el suero experimental para el tratamiento del Ébola, mientras que el resto de los cuidados ayuda dando cuenta de los síntomas y brindando apoyo para mantener a los pacientes cómodos.




¿Qué se hace con quienes tuvieron contacto con infectados?



Si bien hay enfermos siendo tratados por Ébola en Estados Unidos, también han regresado al país personas que estuvieron en contacto directo con enfermos o simplemente son sospechosos, pero no están diagnosticados ni mostrado síntomas.

Ese es el caso de un grupo de misioneros que trabajó en la zona oeste de África. Ellos están aislados en unidad separada del resto de las personas y los médicos utilizan todo tipo de protecciones para acercarse o tratar con ellos, atentos a la aparición de síntomas.



Estas personas permanecerán en confinamiento, término utilizado para personas sanas en cuarentena, por 21 días, tiempo máximo de incubación del virus causante del Ébola, tras lo cual se les declararía sanos y exentos del peligro de contagiar a otros.

La cuarentena de individuos no diagnosticados, se realiza en el mismo hospital en el que se trata a los enfermos, aunque están completamente separados. Tal como ocurrió en España, en Estados Unidos también hubo una sospecha de Ébola, aunque resultó ser malaria.

Igualmente, se le contuvo en una unidad de aislamiento y muestras de sangre del paciente fueron llevadas bajo estrictas medidas de seguridad para un análisis de laboratorio con el mayor nivel de seguridad, evitando así que, en caso de que esta se filtrara, no pudiese entrar en contacto con nadie.



Durante las próximas semanas y meses, se deberían presentar más casos sospechosos de Ébola, los que probablemente terminarán siendo descartados, pero los niveles de alerta están al máximo para evitar el contacto y que esta terrible enfermedad se distribuya en todo el mundo.

0
0
0
1
0No comments yet
      GIF
      New