Popular channels

Convertí tu celular en un medidor radioactivo, pasá


Pues sí, es tal y como se puede leer en el título, es posible convertir tu smartphone, ya sea Android o iOS, en un detector de radiación. Esto no es nuevo, pero casi.

Tras el accidente nuclear de Fukushima en marzo de 2011 se empezaron a desarrollar móviles que llevaban incorporado en su hardware detectores de radiación. El primero que salió al mercado fue el Pantone 5 107SH de la compañía japonesa Sharp, equipado con un sensor que podía medir dosis entre 0.05 y 9.99 microSievert/hora. Este modelo de móvil incorporaba un dispositivo de estado sólido extra que daba una lectura con una precisión de aproximadamente un 20% y para accionarlo bastaba con tocar un botón en la parte inferior del móvil.


Pantone 5 107SH

Sin embargo, poco después de que se empezaran a comercializar distintos teléfonos con detectores de radiación, a alguien se le encendió la bombillita y se dio cuenta de que no era necesario añadir un sensor adicional ya que ¡todos los móviles llevan incorporados detectores de estado sólido! Este detector es el sensor CMOS (siglas en inglés de Semiconductor Complementario de Óxido Metálico), que los smartphones llevan como elemento fundamental en su cámara de fotos. El sensor CMOS está formado por un conjunto de cajas pequeñas, de hecho, por millones de estas cajas. La señal que da cada una de ellas es lo que llamamos píxel. De ahí que las imágenes de las cámaras tengan varios megapíxeles, porque los millones de cajas del detector CMOS dan millones de señales. Y cada caja, ¿qué es realmente? Su nombre técnico es fotodiodo.

Sensor CMOS de un smartphone

Un diodo es un elemento semiconductor que sólo deja circular la corriente en un sentido, mientras que en sentido contrario la corta. Un fotodiodo es un diodo sensible a la incidencia de radiación electromagnética. La incidencia de fotones sobre estos dispositivos genera pequeñas cantidades de corriente eléctrica y carga que puede ser medida y relacionada con la intensidad de la luz recibida. Si aumentamos la cantidad de fotones que recibe, dejará pasar más corriente de forma que al medirla podremos estimar la cantidad de fotones que recibe.

En el caso de querer usar el sensor de la cámara de fotos como detector de radiación lo único que hay que hacer es tapar el objetivo de la cámara. ¿Cómo? ¿Tapar el objetivo?¿Entonces no medirá nada?

Para tratar de comprender esto mejor, primero hay que hablar de qué clase de fotones tenemos. Según sea su energía se clasifican dentro de las diferentes regiones del espectro electromagnético. Así, yendo de menor a mayor energía, tenemos las ondas de radio y televisión, las microondas, la radiación infrarroja, la luz visible, los rayos ultavioletas, los rayos X y la radiación gamma. Nuestro ojo sólo es capaz de detectar la parte del espectro correspondiente a la luz visible. El fotodiodo sería una especie de “ojo artificial” que puede detectar un rango mucho más amplio de radiación.

La radiación ionizante en forma de rayos gamma y rayos X es mucho más penetrante en la materia que la luz visible. Esto quiere decir que aunque tapemos el objetivo de la cámara con un papel, un trapo o el dedo, los fotones de este rango de energía son capaces de atravesar el smartphone e incidir sobre los fotodiodos dando una señal. También tendremos una cantidad de señales esporádicas debidas a la electrónica del propio dispositivo, pero que también se puede medir y es lo que se llama “fondo”. Bajo un campo de radiación ionizante, si contamos los fotodiodos que se activan y les restamos los que se activan sin la presencia del campo obtendremos una señal proporcional a la intensidad del campo de radiación.


Aplicación que recomiendo:


La aplicación GammaPix está disponible para iPhone y Android


GammaPix es la primera aplicación desarrollada para dispositivos móviles que permite medir la radiación Gamma usando las imágenes captadas por la cámara del dispositivo.

Según explican sus desarrolladores, la aplicación fue creada en colaboración con varias agencias federales de los Estados Unidos —entre las que se encuentra el Departamento de Defensa y el Departamento de Estado de Seguridad Nacional— quienes animaron a la compañía a hacerla pública.

La aplicación, que utiliza la cámara del dispositivo para detectar radioactividad, permite medir los niveles de radiación local y está pensada para detectar la exposición radioactiva durante un vuelo, en hospitales o productos contaminados.

Aunque también se puede usar para la detección de amenazas inusuales como accidentes nucleares o ataques terroristas con bombas sucias. En este sentido, la tecnología usada «es lo suficientemente sensible como para detectar en segundos niveles de radiación peligrosos, fuentes de radiación naturales o recoger información sobre períodos prolongados de tiempo», aseguran sus promotores.

La aplicación se encuentra disponible para su descarga en Apple Store y Google Play. La versión profesional dedicada a equipos de emergencia ya se encuentra en desarrollo.


Google Play: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ImageInsightInc.GammaPixLite
Apple Store: https://itunes.apple.com/us/app/gammapix/id578395611?ls=1&mt=8

¡GRACIAS POR PASAR!

0
0
0
0No comments yet