Canales populares
  1. Estilo de Vida
  2. »
  3. Ciencia

Crean un chip anticonceptivo que controla la fertilidad



Con una durabilidad de más de una década, este dispositivo es capaz de activar y desactivar la emisión de la hormona necesaria para impedir la fecundación


El chip, aún en fase de pruebas, fue probado con éxito en una paciente con osteoporosis en el 2012

La compañía de biotecnología de Massachusetts MicroChips Inc con la colaboración de la Gates Foundation ha desarrollado un chip anticonceptivo capaz de ser controlado de manera remota y que solo necesita ser reemplazado cada 16 años.

El dispositivo que se implanta bajo la piel con un procedimiento ambulatorio rápido contiene reservas de la hormona levonorgestrel –una progestina sintética que se utiliza como principio activo de algunos métodos anticonceptivos como los implantes subcutáneos– suficientes como para inhibir la fecundación durante más de una década. Además, se puede activar y desactivar su emisión con un mando a distancia en el momento en el que la mujer lo desee, para así quedarse embarazada.

En 2012, alrededor de 80 millones de mujeres tubo embarazos no planificados y un cuarto de estas se sometió a abortos inseguros, según datos de la Gate Fundation. Por lo que tener el poder de controlar la fecundidad de forma inalámbrica supondría un gran avance para la planificación familiar de las mujeres.

Sin embargo, la idea del control remoto lleva consigo una serie de cuestiones sobre seguridad y fiabilidad. Mientras sea posible hackear cualquier dispositivo conectado, el equipo que está investigando este método anticonceptivo tendrá que ser muy riguroso y hacer frente a los problemas de seguridad que plantea el uso de dispositivos como este.

“La tecnología tendrá una combinación de medidas de seguridad físicas y digitales”, asegura el presidente de MicroChips, Rovert Farra en la revista Mashable y explica: “El chip recibirá comandos desde un mando a distancia dentro de un rango de unos pocos centímetros, lo que significa que para que funcione tendrá que estar presionado contra la piel de la paciente”.

El chip, aún en fase de pruebas, fue probado con éxito en una paciente con osteoporosis en el 2012 y la Fundación de Bill y Melinda Gates ha invertido alrededor de 5 millones de dólares en este proyecto que podría salir al mercado en el 2018, según destaca el Instituto de Tecnología de Massachusetts.


0No hay comentarios