Check the new version here

Popular channels

¿Creo Dios la vida en la Tierra?



Existen dos argumentos que los creyentes creacionistas usan para "demostrar" la existencia de Dios, veamos:



Argumento 1: La probabilidad del surgimiento de la vida por azar.



Los probabilidades estan contra La Evolución

"La probabilidad de que la vida se hubiese originado por azar en una de las 1046 ocasiones es pues de 10-255 . La pequeñez de este número significa que es virtualmente imposible que la vida se haya originado por una asociación aleatoria de moléculas. La proposición de que una estructura viviente pudo haber surgido en un único acontecimiento por medio de una asociación de moléculas al azar debe ser rechazada." [Quastler, Henry. The Emergence of Biological Organization (El surgimiento de la organización biológica), New Haven and London, Yale University Press, 1964, p. 7.]

"Obtener una célula por azar requeriría por lo menos cien proteínas funcionantes que aprecieran simultáneamente en un lugar. Esto equivale a cien acontecimientos simultáneos, cada uno con una probabilidad independiente que difícilmente pudiera ser superior a 10 –20 , lo cual da una probabilidad máxima combinada de 10 –2000 ." [Denten, Michael. Evolution: A Theory in Crisis (Evolución: Una teoría en crisis), Warwickshire, Burnett Books Limited, 1985]

"Cuanto más estadísticamente improbable es una cosa, más nos cuesta creer que ocurrió por ciego azar. Superficialmente, la alternativa obvia al azar es un Diseñador inteligente." [R. Dawkins, "The Necessity of Darwinism" (La necesidad del darwinismo) . New Scientist, Vol. 94, 15 de abril de 1982, p. 130.]

(Algunas de las citas de esta sección fueron tomadas de The Quote Book (El Libro de Citas), compilado por John Mackay; y col., publicado por Creation Science Foundation Ltd. 1984.)





Argumento 2: La improbabilidad de que se crease el elemento carbono, base para la vida en la tierra.



Nuestro modelo de la vida en el universo está basado en el carbono. Sin embargo, este elemento no parece haberse formado en el Big Bang, el cual puede verse como una explosión de un mar atómico de hidrógeno y helio. Elementos más pesados, como los que tenemos actualmente, y sobre los cuales se basa la vida, no pudieron haberse formado en el origen del universo debido a las condiciones iniciales y a la composición de estos elementos ligeros.

En los instantes posteriores al Big Bang existe tal densidad y calor que cualquier dos núcleos pueden hacer colisión. Sin embargo, un átomo de carbón tiene una masa de 12, así que para hacer un átomo de carbón a partir de un mar de hidrógeno, de masa 1, y helio, de masa 4, se necesitaría que tres átomos de helio hicieran colisión en el mismo momento, ya que no existe un átomo estable con una masa de 8. El berilio 8 es sumamente inestable, existe solo 10^-17, lo que hace que esto sea implausible.

El físico Fred Hoyle, autor de la teoría de la nucleosíntesis estelar, notando esto, entendió que el carbono que existe debió de haberse producido en las estrellas a partir solamente de helio e hidrógeno. Uno pensaría que debido a la alta inestabilidad del berilio el universo debió de haber terminado con las estrellas extinguiéndose al dispersar su energía en interminables átomos de berilio desintegrándose. Pero esto no es así, por lo que Hoyle consideró que debía de ser posible que antes de que el berilio se desintegrara pudiera atrapar un núcleo de helio para llegar al carbono -12. Hoyle hizo el cálculo de la energía que se necesitaría para que esto fuera posible. Más tarde un colega suyo encontró la energía exacta para que se produjera esta colisión que Hoyle había llamado proceso triple alfa o resonancia del carbón y la cual calculó en 7.6 MeV. Por esto William Fowler ganó el premio Nobel, y de alguna manera explicó la síntesis original de lo que evolutivamente sería más tarde la vida que conocemos. La predicción de Hoyle puede verse como una predicción antrópica que pudo ser comprobada. El físicoSteven Weinberg describe cómo ocurre este proceso:

Dos núcleos de helio se combinan para formar un núcleo inestable de berilio 8, el cual antes de desintegrarse, ocasionalmente, atrapa otro núcleo de helio, el cual forma un núcleo de carbón radioactivo que decae al estado normal de carbón. El estado de energía del núcleo de berilio 8 y el núcleo de helio quieto es 7.4 MeV más que el núcleo de carbón en su estado normal, así que si la energía del carbón en su estado radioactivo fuera más que 7.7 MeV solo podría haberse formado en una colisión entre el núcleo de helio y berilio 8 si su energía cinética fuera de menos de 0.4 MeV, una energía extremadamente improbable a las temperaturas estelares.



Algunas personas utilizan esto como argumento de un principio antrópico o la idea de que el universo está especialmente equipado para la formación de la vida, cual parecería una señal de un diseñador. Sin embargo, Weinberg considera que si vivimos en un multiverso, el nuestro es simplemente un universo más entre un infinito de posibilidades, por lo que no se necesita recurrir a un diseñador, se puede entender como un proceso aleatorio: entre una vasta cantidad de universos, algunos deben de tener las condiciones necesarias para la formación de vida. De cualquier forma, coincidencia o no, es maravilloso el nivel de detalle sobre el que la vida del universo se sostiene, con una increíble precisión matemática. No es, en este sentido nada extraño, que tantos de los grandes físicos hayan visto en el cosmos una prueba de la mente de Dios operando (Kepler, Newton, Copérnico, por ejemplo). Quizás podemos sumar Hoyle a esta lista; el físico británico que acuñó despectivamente el término Big Bang creía que la vida fue sembrada por una inteligencia extraterrestre:

La vida en la Tierra se deriva de lo que parece ser un sistema viviente ubicuo en la galaxia. La vida terrestre tiene sus orígenes en el gas y las nubes de polvo del espacio, que más tarde se incorporaron y amplificaron dentro de cometas. La vida se derivó de fuentes exteriores a la Tierra y sigue haciéndolo.

En realidad Hoyle veía esta inteligencia como una forma consciente de otro universo que entró al nuestro desde el principio para alterar las condiciones y propiciar la vida. Esto hizo que al final de su carrera científica fuera ostracizado en la academia. Su visión no es tan distinta de la idea de la panspermia dirigida de Francis Crick y, aunque para los científicos actuales merece el ridículo y el escarnio, quizás no debamos desestimar esta teoría que resuena con las fibras más profundas de la imaginación humana, como podemos ver en películas como 2001: Odisea en el espacio.



¿Qué podría explicar la poca probabilidad de que existiera las células y el elemento carbono al azar?



Por mas improbable que parezca si la probabilidad no es del 0% y se calcula probabilisticamente al infinito, existen infinitas probabilidades de que suceda algo muy pero muy improbable.

Por ejemplo, supongamos que en una tómbola tienes 99 bolas rojas y una azul. ¿Qué porcentaje de probabilidades hay que saque la bola azul con un solo intento? Se calcula así 1 ÷ 99 X 100= 1%. Existe un 1% de sacar la bola azul.

Pero ¿Se puede aumentar ese porcentaje? La respuesta es si. En un intento hay 1% pero en infinitos intentos, hay infinitos porcentajes de sacar la bola azul. Se dice pues que la probabilidad de sacar la bola azul en algún momento en el infinito es del 100% hasta el infinito.





Entonces es aquí donde les enseño la definición del Teorema del Mono Infinito:



No todos los teoremas matemáticos son sesudos e incomprensibles, hay muchos fenómenos sencillos que también tienen su explicación. El Teorema de los Infinitos Monos es un enunciado muy conocido, que asegura que:

Un mono aporreando una máquina de escribir durante un tiempo infinito podría llegar a escribir cualquier texto dado, como por ejemplo las obras completas de Shakespeare.

Este teorema se usa para ilustrar lo difícil que es intentar abarcar el concepto de infinito. El teorema es cierto, en un tiempo suficientemente grande el mono acabaría por escribir las obras completas de Shakespeare, y las de Cervantes también si hiciera falta, pero la probabilidad de que eso suceda en un intervalo de tiempo tan grande como la edad del Universo es prácticamente nula. ‘Infinito tiempo’ no es ‘mucho tiempo’, sencillamente es… infinito.

Otra variante del teorema afirma que infinitos monos podrían escribir cualquier texto dado en cualquier intervalo de tiempo (no necesariamente infinito). La analogía es la misma. ‘Infinitos monos’ no quiere decir un millón de monos, ni miles de millones, sencillamente quiere decir… infinitos.

Los ‘monos’ en realidad son una metáfora de cualquier dispositivo capaz de generar texto aleatoriamente. El teorema se puede generalizar, en el sentido de que cualquier experimiento aleatorio podrá producir un determinado resultado siempre que la experiencia se realice tantas veces como sea necesario.

Por ejemplo, es posible (aunque la probabilidad sea prácticamente nula), que al lanzar una moneda al aire obtengamos cara mil veces seguidas. Sólo hay que tirar la moneda un suficiente número de veces. De hecho, si lanzásemos la moneda infinitas veces, obtendríamos secuencias de un millón de caras seguidas, de un billón, o de todas las que queramos.

Demostración

Supongamos que cada tecla pulsada es un evento aleatorio, estadísticamente independiente del anterior (en el caso de un mono aporreando un teclado, no sería estrictamente cierto, evidentemente es más probable que con cada golpe se pulsen varias teclas en una determinada vecindad, pero esto es rizar el rizo innecesariamente para el objetivo del teorema).

Si dos eventos son independientes, la probabilidad de que ocurran ambos a la vez es el producto de ambas probabilidades (por ejemplo, si dos tiradas de moneda son independientes, la posibilidad de que salga cara en las dos es 0,5 * 0,5 = 0,25). Si suponemos que usamos un teclado con el alfabeto castellano, sin acentos, números y obviando los signos de puntuación, tenemos 27 letras, con lo cual podemos asumir que la probabilidad de que se pulse cada una de ellas es 1/27.

La probabilidad de escribir una determinada palabra de n letras, bajo el supuesto de independiencia, será (1/27)*(1/27)*...*(1/27) = 1/27n. Por ejemplo, aplicando esta fórmula, la probabilidad de escribir al azar la palabra ‘gato’ al pulsar cuatro veces el teclado sería de una entre medio millón.

Siguiendo el razonamiento, la probabilidad de no escribir una determinada palabra de n letras en una secuencia de n pulsaciones es 1 – 1/27n. Para el siguiente bloque de n letras, exactamente igual, y así sucesivamente. Si suponemos que cada bloque es independiente, la probabilidad de no escribir una determinada palabra de n letras en k bloques seguidos, es (1 – 1/27n)k.

Si el tamaño del bloque n es acotado (tan grande como queramos, pero finito), siendo k la cantidad de veces que repetimos el experimento, podemos ver que el límite cuando k tiende a infinito es cero. Es decir, la probabilidad de que no escribamos cualquier sucesión de letras (por ejemplo, las obras completas de Shakespeare) tiende a cero si realizamos infinitos experimentos. O visto de otro modo, la probabilidad de que sí escribamos cualquier texto dado tiende al 100%.

Sin embargo, el concepto de ‘infinitos experimentos’, como ya hemos recalcado, no significa ‘muchísimos experimentos’. Intentemos poner cifras. Supongamos que tenemos tantos monos como partículas existen en el Universo (unos 1080) y que cada uno de ellos es capaz de pulsar 1000 teclas por segundo, durante un tiempo 100 veces superior a la edad del Universo. Pues aun así, la probabilidad de que pudiesen llegar a reproducir cualquier libro ya existente es prácticamente nula.
Cuando ‘infinitos monos’ significa muchísimos más monos que todas las partículas existentes en el Universo, e ‘infinito tiempo’ significa muchísimo más tiempo que cien veces la edad del Universo, el concepto de ‘infinito’ deja de tener sentido práctico, para ser una mera herramienta teórica. Aunque intuitivamente asociamos ‘infinito’ con ‘muy grande’, vemos en este caso que esto no siempre funciona.

Los experimentos realizados con simuladores informáticos han demostrado completamente este hecho, e incluso ‘tecleando’ a una velocidad miles de veces más rápida de lo que lo haría un mono real, sólo muy de cuando en cuando se obtienen más de dos palabras seguidas con sentido. En otro experimento, se dejó un teclado en una jaula con monos, y después de que se dedicaran mayormente a golpearlo con piedras y orinar sobre él quedó claro que no se trata de buenos ejemplos de generadores aleatorios.



¿Cómo funciona este Teorema con las "evidencias" de la existencia de Dios?



Esto es sencillo de explicar: si existen infinitos universos donde ocurren infinitas explosiones de supernovas (estrellas gigantes explotando), en algunas de esas infinitas supernovas, cuando dejen sus nebulosas, ocurrirían por azar reacciones químicas capaz de formar células vivas que puedan duplicarse, resistir ambientes hostiles, crear su propia energía y absorber y expeler nutrientes. También por azar se crearían las condiciones necesarias para la vida al condensarse la nebulosa y crear un sistema solar o planetario. Y la probabilidad es mejorada porque el Universo podría seguir un ciclo infinito de Big Bang y Big Crunch además de haber universos infinitos.

Siempre y cuando la probabilidad no sea del 0%, cualquier cosa es 100% posible en los universos infinitos o el Universo o los universos no tengan principio o fin. Aunque la teoría de los Multiversos todavía no ha sido demostrada, tampoco es imposible o ilógico que existan.



¿Puede alguien crear un Universo?



Les quiero explicar porqué es imposible que alguien pueda ser capaz de crear el Universo por medio de la reducción al absurdo. Antes que nada quiero aclarar que crear tanto en física como en el diccionario de la RAE significa "que surge de la nada:

1. Si el Universo surgió de la nada, nadie lo creo porque antes como no existía nada, no existía el tiempo que es necesario para ejecutar una acción como crear. Además esto significa que la nada lo creo o el Universo mismo se creo y no que alguien lo creo.

2. Si el Universo siempre ha existido, suponiendo que siga un ciclo de Big Bang y Big Crunch o surja por otros Universos entonces nadie lo creó porque la materia, energía, espacio, tiempo y sus leyes lógica-físicas siempre han existido o en el caso de la materia y energía solo se han transformado porque no tienen principio ni fin.



0
8
0
8Comments
      OhReyDoPebetes

      Dios solo nos creo a nosotros, por eso no hay vida en otros planetas,
      basta de buscar a quinta pata al gato

      0
      lopegoronaldo

      Puede ser como puede ser q no, pero definitivamente no fue el dios cristiano

      0
      satanclau5

      LO QUE REALMENTE ME PREOCUPABA ERA

      cuanto tiempo tarda un grupo de monos en crearse un dios?

      0
      LEANDRO051084

      Claro como no sabemos como se creo la vida o el universo es mas facil creer que fue dios

      0
      josu-k

      Si, de un cacho de barro y despues la mujer de una costilla y tuvieron hijos, los cuales por logica cometieron incesto y como no le alcanzo mando un diluvio acabando con toda la raza humana, menos Noe y su familia los cuales por logica tb cometieron incesto. Pero la homosexualidad es una aberracion.... completamente comprensible.

      0
      aleko01

      Dios creo un par d cosas pero no todo

      0
      Leofidas

      hasta ahora la ciencia no a podido demostrar o hacer surgir vida de la nada...

      0
      cacapollano

      Loco, estamos en el 2015 ya, es hora de dejar la boludéz. No hay dios, nunca lo hubo ni lo habrá. Abramos los ojos, che. 😟

      0