Check the new version here

Popular channels

¿Criminales, artistas, genios o esquizofrénicos?

Así son los zurdos



El 10% de la población mundial es zurda. Una particularidad fisiológica que tiene un tercio más posibilidades de producirse en los hombres que en las mujeres, aunque sin haberse obtenido aún una explicación científica para esta diferenciación. A lo largo de la historia, la desconfianza hacia ellos fue alimentada por supersticiones de todo tipo, llegando hasta el punto de producirse persecuciones, como ocurrió durante la Inquisición. Una mala reputación entre las mayorías diestras que se remonta al Antiguo Testamento (en el Reino de los Cielos, los elegidos se sientan a la diestra del Señor y los condenados a su izquierda) y que se desprende de la propia etimología del término (del latín sinister -siniestro-, que significa malintencionado o funesto).

Cesare Lombroso, el padre de la criminología moderna, los definía así: “A menudo son delincuentes, poco honestos y lunáticos”. Los psiquiatras de principios del siglo pasado los consideraban esquizofrénicos en potencia. Pese a todo, esta particularidad fisiológica también se ha asociado a las personas con una inteligencia por encima de la media. Aristóteles, Da Vinci, Miguel Ángel, Napoleón, Einstein, Beethoven o Chaplin fueron genios que brillaron en disciplinas muy distintas, pero todos ellos coincidían en el hecho de ser zurdos. Las estadísticas también muestran una sobrerrepresentación de estas personas entre los músicos, artistas y arquitectos. ¿Casualidad?

La purga científica de las últimas décadas

Un nuevo estudio presentado por un grupo de psiquiatras de la Universidad de Atenas asegura en sus conclusiones que estas personas suelen tener mayores capacidades cognitivas: “Las pruebas han demostrado que tienen más habilidades mentales y se desenvuelven mejor en situaciones complejas", además de la contar con una mayor destreza física. El estudio psiquiátrico apunta a otros beneficios cognitivos en las personas zurdas, como es el caso de la creatividad y el pensamiento divergente, es decir, aquel mediante el que se generan nuevas ideas o conclusiones de una única premisa, de forma rápida y eficaz. Los participantes que presentaron una mayor preferencia en el uso de la mano izquierda fueron también los que mejores resultados obtuvieron en las pruebas.
Las explicaciones de este fenómeno se topan con el limitado conocimiento de la mente humana. Pocas pasan de la mera hipótesis, aunque el neurólogo Naomi Driesen y el neurocientífico Naftali Raz pudieron llegar a la conclusión, a partir del metaanálisis de 43 estudios, de que el hemisferio cerebral derecho (asociado a la creatividad y la genialidad) está más activo en los zurdos que en los diestros. Una aclaración más prosaica es la ofrecida desde el campo de la psicología, al relacionar la mayor capacidad creativa de los zurdos a su necesidad de improvisar y adaptarse constantemente a un mundo diseñado para los diestros. De esta forma, forzarían una mayor actividad e interacción entre los hemisferios del cerebro.

La ciencia ha tratado de identificar las diferencias cognitivas entre zurdos y diestros, así como sus comportamientos. Diversos estudios han puesto de relieve las características opuestas entre unos y otros, en un intento de sentar las bases de la ‘zurdología’.

1.- Humor

En un estudio publicado el pasado año en el Journal of Nervous and Mental Disease se puso de relieve que el cerebro de los zurdos procesa las emociones de forma diferente, pues presenta una mayor interacción entre ambos hemisferios. Como resultado, las áreas de la corteza cerebral que producen las emociones negativas tienen una mayor actividad, lo que los convierte en personas más susceptibles a la ira y el enfado.

2.- Inteligencia emocional

Los zurdos son más temerosos, toleran peor el miedo y las situaciones de estrés, y suelen manifestar más síntomas derivados de trastornos postraumáticos. Diversos experimentos así lo atestiguan, lo cual podría deberse a que el hemisferio derecho, involucrado en las respuestas ante las situaciones de peligro, es el dominante en la mayoría de las personas zurdas.

3.- Gestión del riesgo

La mayor interacción entre los hemisferios cerebrales podría explicar también por qué los zurdos son más cohibidos que los diestros, por lo que toman más precauciones para evitar incurrir en errores, ejercen más el autocontrol y tienden a vacilar más ante las decisiones difíciles.

4.- Empatía y participación política

Quiso el destino que todos los presidentes norteamericanos desde el fin de la Guerra Fría fueran zurdos, a excepción de George W. Bush. Una particularidad que algunos analistas en comunicación política prefieren leer en clave semiótica. Según su interpretación, la gesticulación con la mano izquierda que acompaña a sus declaraciones resulta más positiva para el espectador, que daría más credibilidad al discurso cuando está enfrente al orador, porque sus palabras se refuerzan con un gesto de aprobación en su derecha (asociado con lo positivo).

https://www.facebook.com/AndromedaComputer?ref=hl
+4
0
0
0No comments yet