Popular channels

Cuando Adolf Hitler fue traicionado por su sobrino

Cuando Adolf Hitler fue traicionado por su sobrino William Patrick




Fruto del primer matrimonio de Alois Hitler Jr, hermanastro del Führer, el joven de nacionalidad británica decidió alistarse en el ejército de los EEUU tras ver como su tío lo repudiaba



Traiciones ha habido miles a lo largo de la Historia, algunas incluso muy sonadas, pero aquellas que más han dolido al traicionado han sido las que ha venido por parte de los seres más queridos, allegados y de la propia familia.

Adolf Hitler, a lo largo de la década en la que se mantuvo en el poder, fue traicionado en innumerable ocasiones, muchas de ellas con intentos fallidos de asesinato, pero, quizás, una de las que más le indignó fue el hecho de ver como un miembro de su propia familia se alistaba en el ejército de los EEUU, para combatir contra Alemania durante la IIGM, llevado por el renco por no haber conseguido un cargo relevante dentro del Tercer Reich.

Se trataba de su sobrino William Patrick, hijo de Alois, hermanastro de Hitler por parte de padre, quien había nacido en 1911 fruto de un primer matrimonio con la irlandesa Bridget Dowling.
Cuando apenas tenía tres años de edad, William y su madre fueron abandonados por Alois Hitler, quien decidió regresar a Alemania en los meses previos al estallido de la IGM. Allí conoció a otra mujer con la que se casó y tuvo un nuevo hijo, al que llamó Heinrich, nacido en 1920.

Durante casi dos décadas William y Bridget no supieron nada de Alois hasta que éste fue acusado en Alemania de bigamia en 1924 y su primera esposa intercedió firmando unos papeles de separación con la condición de que se hiciera cargo de su hijo primogénito cuando éste cumpliera la mayoría de edad.

Por este motivo, en 1929, William Patrick Hitler viajó a Alemania y se instaló a vivir junto a su padre y segunda familia. Fue en una reunión familiar en la que el joven tuvo su primer contacto con su tío Adolf, quien ya era por entonces el líder del partido nacionalsocialista que poco después o llevaría a ser el Führer de todos los alemanes.

William se había criado humildemente en Liverpool y en su nueva vida se le planteaba el poder prosperar y vivir a la sombra de su influyente tío. Pero Adolf Hitler no veía con buenos ojos la llegada del muchacho al que no consideraba de su familia y mucho menos habiendo nacido en el Reino Unido, siendo una de las principales exigencias para admitirlo en la familia que renunciase a su nacionalidad británica, algo a lo que se negó William.



Regresó a Inglaterra con su madre, pero allí las cosas no estaban mucho mejor que en el continente, así que, aprovechando el definitivo ascenso al poder de su tío Adolf, en 1933 viajó de nuevo a Alemania y se colocó a trabajar como administrativo en un banco, un trabajo que no era de su agrado ya que tenía muchas más aspiraciones.

Tras el banco se empleó en la fábrica de automóviles Opel como operario y de allí intentó establecerse por su cuenta como vendedor. Pero todos estos eran trabajos poco cualificados y apenas retribuidos para sus ambiciones, motivo por el que no se le ocurrió otra cosa que intentar chantajear a su tío, al que amenazo con contar secretos familiares a la prensa, entre ellas la existencia de un antepasado judío y la extraña relación que mantuvo Adolf con su sobrina Geli Raubal.

Pero Adolf Hitler se negó a acceder a la extorsión de William y éste, que ya contaba con 25 años de edad, decidió marcharse de Alemania ante el temor de acabar siendo encarcelado o, quién sabe, posiblemente asesinado por orden de su tío.

Una de las cosas que realizó nada más llegar al Reino Unido fue vender un artículo a la prensa británica en la que sacaba a la luz algunos trapos sucios de la familia Hitler y que tituló ‘Why I hate my uncle...’ (Por qué odio a mi tío) y que firmó como ‘William Patrick Hitler sobrino de Adolf Hitler’.
El ser sobrino de Hitler le puso en el punto de mira de muchas críticas y fue ampliamente investigado por los servicios de inteligencia británicos, pero también le abrió muchas puertas para dar conferencias, surgiendo la posibilidad de hacer una gira por los Estados Unidos en 1939 y a la que le acompañaría su madre en el viaje por todo el país, donde les pilló el estallido de la IIGM, por lo que decidieron instalarse a vivir allí.

Tras la entrada de los EEUU en la guerra, William solicitó su incorporación en la Armada Estadounidense, pero le fue denegada debido a que no era ciudadano norteamericano. Unas pertinentes negociaciones con la administración (y con el propio Presidente Roosevelt) facilitaron las cosas para que finalmente sí pudiera ser reclutado en 1944, por lo que William Patrick Hitler estuvo alistado en el ejército americano para luchar contra las Potencias del Eje lideradas por su tío Adolf Hitler.


0
0
0
0No comments yet