Check the new version here

Popular channels

¿Dejarías caer 9 mts a tu bebé? En la India es buena suerte

¿Qué tan lejos irías para demostrar tu fe? Algunas familias rurales en la India —tanto hindúes como musulmanas— están dispuestas a permitir que lancen a sus bebés desde el techo de un santuario y que los reciban a más de 9 metros abajo en una sábana extendida.

El ritual, muy popular en los estados de Maharashtra y Karnataka, se remonta casi 700 años, cuando la mortalidad infantil era muy alta, el conocimiento médico era escaso y las familias contaban con pocos recursos para obtener ayuda.

Cuenta la leyenda que un santo aconsejó a los padres de bebés moribundos que construyeran un santuario y arrojaran a los niños enfermos desde el techo para demostrar su confianza en el Todopoderoso. Cuando lo hacían, según la historia, los bebés eran rescatados milagrosamente por una sábana en forma de hamaca que aparecía en el aire.

Desde entonces, las oraciones para que un bebé nazca sano en la región incluyen la promesa de lanzar al bebé como ofrenda al dios que concedió el favor. Los aldeanos creen que el ritual le asegura al niño una larga vida y buena suerte, e insisten en que no sufren ningún daño.

La práctica llamó la atención en 2009 cuando un video grabado en el Baba Umer Dargah (un santuario en Solapur, Maharashtra) se hizo viral y ocasionó que interviniera la Comisión Nacional para la Protección de los Derechos de los Niños.

La comisión investigó y ordenó que se detuviera el lanzamiento de bebés. “No apoyamos esta práctica supersticiosa”, dijo G. Mohanty, el consejero de prensa de la comisión. “Va en contra del interés de los niños. Se pueden asustar mucho y nadie sabe cómo afecta su mente”.

Los funcionarios dicen que la práctica es ilegal conforme a la ley de los derechos infantiles en India, y la policía local de Solapur dice que no ha recibido ningún reporte de lanzamiento de bebés desde 2010. Sin embargo, hay testigos que dicen que la práctica continúa en menor escala en algunos pueblos como Mangasuli, donde se venera al Lord Khandoba, una reencarnación de Shiva, como la deidad de la familia.

“La costumbre continúa a lo largo del año y lanzan a los bebés a los dos meses de nacidos, así llueva o brille el sol, es la tradición”, dijo Javed Fardin Akhtar, un residente de la ciudad vecina de Sangli quien dijo haber sido testigo del ritual en Mangasuli en abril.

Akhtar aclaró que quienes lanzan al bebé no son los padres, sino expertos religiosos del templo. Después de rebotar una vez en la sábana, los bebés regresan rápidamente a los brazos de sus padres que esperan abajo ansiosos junto a la animada multitud.
+1
0
0
0
0No comments yet