Check the new version here

Popular channels

Desafío "La tecnología destruye trabajos, pero crea nuevos"

Los principales directivos de la Singularity University disertaron en Buenos Aires sobre cómo las nuevas tecnologías cambian el mundo a pasos agigantados y sus consecuencias. Presentaron algunas de sus ingeniosas soluciones para los grandes problemas de la humanidad

Mauricio Macri abrió la segunda edición de InnovatiBA

Procter & Gamble demora 300 días en desarrollar un nuevo producto. A Quirky, donde cualquiera puede acercar su idea para que sea desarrollada y comercializada, le toma apenas 30.

Ese es el nuevo mundo, donde la tecnología genera tantas oportunidades como desafíos. Singularity University (SU) nació hace seis años y desde dentro del campus de la NASA, en Silicon Valley, plantea cómo hacer realidad ideas que a simple vista parecen imposibles.
Pero las realizan y de ahí que hayan ganado el título de "la más innovadora del mundo". ¿Ejemplos? Modern Meadow, una manera de "cultivar" carne y cuero nacida de una realidad: 75 metros cuadrados de tierra son necesarios para obtener una hamburguesa; Miroculus, un artefacto capaz de detectar enfermedades de manera temprana, incluido el cáncer, a partir de una gota de sangre; y Matternet, drones que entregan suministros en zonas de refugiados.

Rob Nail, CEO y socio fundador de SU, fue el encargado de abrir la segunda edición de InnovatiBA, encuentro organizado por la Ciudad con el objeto de contagiar la pasión emprendedora de Singularity University.

Nail, enfocado al campo de la robótica, enumeró algunos ejemplos para entender cómo es el nuevo mundo, "con dispositivos compartiendo todo lo que hacemos y jóvenes que no se preocupan por la privacidad tanto como nosotros porque nacieron en un tiempo distinto. Nacieron con celulares y de ahí que su perspectiva sea otra".


Rob Nail, CEO & Socio fundador de Singularity University

En el nuevo mundo planteado por los avances tecnológicos, "Kodak, ícono de la fotografía, no logró reposicionarse en la era digital, de la nube, los sistemas; en 2012, Instagram y sus 13 empleados estaban valuados en u$s1.000 millones y Kodak en menos de u$s100 millones; Airbnb (alquiler de departamentos temporal) fue fundada en 2008, tiene ingresos por u$s250 millones y está valuada en más de u$s10.000 millones. Hyatt tiene ingresos por u$s4.000 millones, pero su valuación es de u$s8.400 millones".

Alcances
La innovación tecnológica no solo impacta en las finanzas corporativas sino que también hay consecuencias directas sobre la vida de las personas. En 2001, analizar un genoma costaba u$s100 millones y Nail estima que el valor en 2020 "será el mismo que tirar la cadena del baño".

En el mismo sentido, explicaron que producir energía solar en 1977 costaba u$s77 y en la actualidad apenas u$s0,5. Millones de dólares no hubieran alcanzado años atrás para producir un dron, que hoy puede adquirirse por u$s40.

"En el hogar el impacto es significativo. El robot Pepper saldrá a la venta por u$s2.000 en febrero de 2015. Hoy es capaz de amoldarse al estado de ánimo de las personas, hacerles compañía. Seguramente en breve sume nuevas funciones", mencionó Nail para de inmediato dar paso a los desafíos que cada una de esas innovaciones representa: "Hace 20 años una computadora era un trabajo. Hacer cuentas, escribir. Hoy, una computadora es un teléfono, que nunca se cansa como sí sucede con los humanos".

"Los móviles son los maestros del futuro; también serán capaces de diagnosticar enfermedades de manera precisa", agregó.

De igual manera, Nail habló de los robots: "Uno espera a R2-D2 o Terminator, pero en realidad algunos tienen forma de mascotas, trabajan en industrias o aspiran los hogares. Son más seguros, baratos, económicos y rápidos... el peligro son los trabajos de las personas".

El problema del desempleo
En un mundo donde "miles de millones viven con un dólar al día o sin agua potable, la meta debe ser emplear la tecnología para sanear esos problemas. Y los únicos que podemos hacerlo somos nosotros, cada uno de nosotros. Es una responsabilidad que no puede quedar en manos de una empresa o un grupo de personas", mencionó Nail.


Nick Haan, director global de grandes desafíos de Singularity University

El oscuro panorama planteado por Nail encontró claridad a través de las palabras de Nick Haan, director global de Grandes Desafíos en SU: "El mundo es desigual, pero la tecnología puede mejorar eso. Es cierto que millones viven con un dólar o menos al día, no tienen comida, agua ni mucho menos educación. Pero también lo es que, del otro lado, se amplió la expectativa de vida, se redujo la mortalidad infantil y materna".

¿Qué significa que desaparecen los empleos? ¿Se trabaja menos? ¿Nuevos trabajos reemplazan los antiguos? "Nadie lo sabe, no existe manera de saber cuál de esas vías será la que ocurra", agregó.

La clave en SU es pensar de manera exponencial en lugar de lineal. "Es como un pase entre líneas de un partido de fútbol, donde se patea la pelota de manera anticipada al movimiento del receptor", aseguró Haan.

¿A qué se refiere en este caso? Si bien está convencido de que gran parte de los empleos se perderá en los próximos 20 años debido a la tecnología, en SU el desempleo no está catalogado como un desafío mundial. Haan, sin embargo, advierte: "Es un mundo nuevo, una nueva era en donde los gobiernos y las organizaciones deberían dialogar sobre esto, cambiar y mejorar la manera en que se educa a las personas".


El círculo vuelve a cerrarse sobre las nuevas tecnologías, con celulares e internet a la cabeza. "En 20 años habrá más igualdad gracias a que el acceso a internet será más sencillo", aseguró Nail luego de recordar que proyectos como los globos Google Loon ofrecerán acceso Wi-Fi en partes del mundo hoy desconectadas.

"Hay que resolver problemas y no solo desarrollar productos", agregó Haan para luego sentenciar: "Si queremos cambiar el mundo hay que creer que podemos hacerlo. Si quieren cambiar el mundo, mantengan esa intención".

La educación, la clave
Ramez Naam, del equipo de educadores en Energía, Medio Ambiente e Innovación de SU, mostró cómo internet se combina con dispositivos conectados para universalizar el conocimiento y dar una nueva forma a la educación. O al menos intentarlo.

"A menos educación, menor empleo y sueldo. Esa ecuación muestra que la brecha de ganancias entre unos y otros se cuadruplicó en los EEUU en los últimos años", mencionó Naam para luego hablar del doble filo de las innovaciones: "La tecnología destruye trabajos, pero al mismo tiempo los crea. Y también crea nuevos".


Ramez Naam, integrante del equipo de educadores en Energía, Medio Ambiente e innovación de Singularity University.


"Si podemos educar a la gente en esa transición todo está bien, pero cuando se aceleran las tecnologías lo mismo debe suceder con la educación. ¿Hoy se mueve más rápido? No, para nada", detalló.

Naam fue crítico del modelo actual, heredado de décadas pasadas donde la tecnología no era más que para unos pocos: "Todos tienen un programa, una agenda diaria, una estructura de calificaciones. Se hace foco en memorizar, que es importante para saber de historia. 'La educación no es aprender hechos sino el entrenamiento de la mente', dijo Einstein".

Por semana se emplean más de 3.000 millones de horas en videojuegos, una industria que ya superó a Hollywood. "Es algo adictivo y ese es uno de los aspectos a mirar para la nueva educación. Cursos como juegos", dijo y agregó: "El modelo educacional tiene que cambiar del frente a frente y adoptar un modelo al estilo del peer to peer, interconectado entre las personas".

El directivo de SU remarcó que al modelo actual "no le va bien frente a los rápidos cambios de la tecnología", aunque detalló las iniciativas que buscan detener ese proceso.

Los países de África, a pesar de la pobreza, tienen una media de penetración de celulares por encima del 60%. Eso es aprovechado por diversas organizaciones para tomar exámenes o bien acercar contenidos mediante mensajes de texto. Es decir, no es necesario contar con un smartphone para aprender, aclaró.

"En esta parte del mundo, Coursera por ejemplo, ofrece acceso a los mejores cursos universitarios, online y gratis. Están los mejores profesores del mundo dando tareas, exámenes y evaluaciones", disparó Naam y mencionó además a Miríada.

"Esto es lo que hizo la era digital. Es el inicio, no hablo del futuro. El costo de los contenidos se reduce a cero y encima la calidad va a ir en aumento", agregó sobre el nuevo modelo educativo, donde existen además sitios como Codeacademy que enseñan a programar de manera sencilla y los que recién cobran a sus alumnos cuando éstos obtienen un empleo.

¿Cuál es el valor de la universidad en la actualidad? Naam cree que en las de elite es importante "el papel que dice que me recibí en ese lugar". Pero el prestigio no lo es todo: "Hay que quitarle el costo a ese papel y encontrar la manera de demostrar que una persona tiene la capacidad para un trabajo".

En ese sentido, Naam resaltó el valor de sitios como Stackoverflow, que permite mostrar la habilidad de los programadores y a los clientes dejar sus calificaciones para sumar al currículum online.

"La computadora Watson de IBM puede responder preguntas de inmediato sin equivocarse. Las personas necesitan crear, absorber nueva información. No es una carrera contra la máquina sino con la máquina ya que éstas nos ayudan a avanzar", finalizó.
0
0
0
0
0No comments yet