Check the new version here

Popular channels

Desorden de identidad de la integridad corporal.

En 1997, a un cirujano escocés con el nombre de Robert Smith se le acercó un hombre con un pedido inusual: él quería que su pierna izquierda sana fuera amputada.
Smith realizó la amputación dos años y medio más tarde, el paciente informó que su vida se había transformado para mejor gracias a la operación.
El Trastorno de la Identidad de la Integridad Corporal, el sujeto busca por todos los medios liberarse de un miembro sano y demanda con insistencia su amputación porque, muchas veces ya desde niño, se identifican con discapacitados físicos.

Muchos saben, no sólo cual, sino el nivel exacto de amputación que desean habitualmente la pierna izquierda por encima de la rodilla.

Se trata de una parte perfectamente sana del cuerpo pero percibida por ellos como ajena o incongruente con su imagen corporal.

En muchos de los estudios se ha observado que en su mayoría, se trata de varones sanos, con estudios universitarios, con buen funcionamiento social. Todos coinciden en el recuerdo infantil de anhelar en convertirse en amputados.


Más de la enfermedad.

Los pacientes que sufren del desorden sienten la necesidad de remover una o más extremidades de su cuerpo u otras partes que en realidad están completamente sanas y de las cuales no existe razón por la cual deben ser amputadas del cuerpo. Existe también un gran porcentaje de personas que además del deseo de amputar una parte de su cuerpo sin ninguna necesidad física, buscan también la paraplejia y se cree que el fin de tal acontecimiento es la búsqueda por la discapacidad.

A pesar de las hipótesis, las causas exactas de este desorden son desconocidas, pero los pacientes con la idea de ser amputados (algo que sin necesidad ningún doctor sería capaz de hacer) son capaces de realizar todo tipo de cosas, desde golpear su pierna, infringir heridas a sus brazos o hasta congelar una extremidad para lograr así que luego deban ser amputadas. Increíblemente en la gran mayoría de los casos luego de la amputación el paciente deja de presentar problemas psicológicos y parece simplemente recuperado, ya no presenta episodios de depresión y se siente feliz, volviendo a tener una vida “normal”.

Las causas exactas del desorden de identidad de la integridad corporal son desconocidas. Una teoría plantea que un niño, luego de ver a un amputado, puede quedar con su psique marcada y adopta aquella imagen corporal como un «ideal». Otra popular teoría sugiere que un infante que no se siente querido puede creer que convirtiéndose en un amputado atraerá la simpatía y el cariño que necesita.


  • Estudios recientes confirman que el BIID está asociado al estado psicológico o psicofísico comparado al de las personas transgénero, ambos trastornos producen un problema de identidad, porque se perciben partes del cuerpo como si no fueran propias.

  • A pesar de que la gente con BIID es comúnmente considerada psicópata, un diagnóstico de psicosis excluye un diagnóstico de trastorno de identidad de la integridad corporal.


  • link: https://www.youtube.com/watch?v=2OtwJB_Ky14

0
0
0
1
0No comments yet