Dios. Ése hombre invisible



El mundo no conoce un dios más allá de ése hombre invisible que resolverá todos sus problemas
Augusto Prometheo


Saludos Taringueros. Bienvenidos sean a mí humilde post. Les solicito de antemano, dispensen y notifiquen de cualquier error que puedan encontrar
. En éste espacio pretendo expresar de manera breve mi punto de vista acerca de lo que muchos llaman dios. Sé que es un tema delicado así que les solicito sepan comportarse maduramente. Cualquier comentario con insultos o que venga sólo a bardear (Como se suele decir por aquí) será eliminado.
 
Ahora sí, vamos a comenzar:



Primero que nada os contaré cómo me convertí en ateo:

Para algunos es algo abrupto: Ven, leen, o les sucede algo que les hace cambiar radicalmente de opinión y ¡Bum! Se vuelven ateos, otros nacen siéndolo y continúan así gracias a sus padres, pero en mi caso, el proceso de transición fue un poco largo. Durante éste periodo de tiempo fui dejando atrás creencias y cadenas que encerraban mi mente, que no me permitían ir más allá del muro. A cada poco escuchaba la voz de Morpheo  (De Mátrix, si no han visto esas películas, háganlo, especialmente la primera y la segunda son excepcionales) en mi cabeza diciendo: Libera tu Mente.
 
No hubo ningún suceso traumático personal que me hiciera enfadar con dios.

Tampoco me compré un libro que desmintiera su existencia ni nada por el estilo, de hecho fue algo sutil y hasta cierto punto natural.

Si, por ahí puedo comenzar: la naturaleza. Desde que era pequeño me habían enseñado a mirar mal el ateísmo, mi padre alguna vez fue ateo pero después lo dejó, y mi madre ha sido muy aferrada a la religión católica. En cualquier caso, no solo mis padres sino prácticamente todo mundo me decía que ser ateo era algo malo. Sin embargo ahora veo tan claramente el hecho de que ser ateo es de lo más natural del mundo, y en parte, esa es (creo) la causa del ataque. Los humanos como especie estamos tan desnaturalizados que no me extraña que lo consideren algo insólito

Pero yo siempre le he tenido amor (O por lo menos admiración) a la naturaleza, y cuando comencé a indagar, a leer, y aprender (En internet, libros, películas) comenzaron a surgir en mí ciertas dudas, algunas nacían completamente de mi ser, otras las mencionaban los propios autores que leía, pues la mayoría de ellos no son lo que se diría en pro-religión.


Yo, hará unos 3 años. Prueba de que realmente amo la naturaleza
 
Entonces investigué un poco más, ahora directamente acerca de la iglesia, y me di cuenta de todo lo corrupta que está. No falta explicar nada en éste post, ya hay muchos (¡MUCHOS!) tanto aquí en Taringa como fuera, que lo harán mejor y más ampliamente que yo. Pero para resumir diré que me enteré de sus relaciones con la banca, política y guerras. No, no hablo sólo de la antigüedad, sino aun en la modernidad las religiones (Principalmente Católicos, Musulmanes y Judíos) son los causantes de muchas guerras, y ya directamente la iglesia católica es responsable de cosas graves. ¿Sabías que el banco del vaticano es el principal accionista de la mayor empresa de armas en el mundo? Si, me refiero a la empresa “Pietro Beretta” ¿No lo sabías? Bueno, ya lo sabes.



Eso fue ciertamente un golpe duro, era como decir que los seguidores de metallica se reunieran en secreto para escuchar a one direction: Una aberración. Y por ello fue que replanteé objetivamente mi creencia en la existencia de un dios como el que predicaban (Esto fue como a los 13 años). Me di cuenta de que si existía, tenía que ser todo un mafioso, mentiroso, embustero, y asesino empedernido, como para aceptar trabajar con ésa gente y ésos objetivos. O era eso, o no existía. ¿Cómo puede alguien predicar el amor, la paz, la solidaridad y pedir dinero para ello cuando a la sombra incita a la violencia, la guerra y la muerte? (Y la misma cosa sucede con su dios si leemos un poco en la biblia. O tal vez deberíamos preguntar a los egipcios ¿No? A final de cuentas, si es omnipotente, ¿Por qué no simplemente tomaba a su “Pueblo elegido” y se lo llevaba a la “Tierra prometida”? No. Tenía que arrojar 7 plagas al reino de Egipto, asesinar a todos los niños primogénitos y para rematar sepultar al faraón y sus hombres bajo el mar. ¡Qué misericordioso!)



Me resultó más razonable el pensar que no existía, (Aunque en honor a la verdad diré que viendo objetivamente al planeta Tierra a veces diera la impresión de que ése dios sádico sigue haciendo de las suyas) Sin embargo aún tenía un vestigio que no permitía liberarme completamente: Aquello que me habían metido hasta los tuétanos de que las razones de dios no son comprensibles para la mente humana. Por ello lo mantenía sólo como una posibilidad, hasta que me decidí a leer un poco acerca del ateísmo.

La verdad es que en un principio me decepcioné. Esperaba encontrar un mundo de gente inteligente, sensata, personas de ciencia… y no. Me encontré con un montón de gente que (Desde mi punto de vista) al igual que los religiosos volcaban todos sus traumas a dios, sólo que ellos estaban enojados, así que en vez de lamentarse intentaban negarlo, repudiarlo o ignorarlo. Otros eran más relajados en ése aspecto pero se la pasaban armando bardo de la biblia, e insultando a los creyentes, y eso, tampoco era lo que quería.


Pero poco a poco fui encontrando ése área que buscaba, (Y la lección es que hay que saber dónde buscar) ésa en que los ateos no están peleados con dios, saben que no existe y por lo tanto saben que no hay razón para molestarse. Hacerlo sería tan absurdo como gritar y dar patadas al piso cuando nos caemos: Está claro que el piso, ni siente, ni está vivo, ni tiene la culpa de que nos hayamos caído. En verdad así de estúpidos nos vemos con ése comportamiento.


Finalmente, me declaré oficialmente ateo, más que nada como algo simbólico para dejar atrás las creencias obsoletas, borrar todos ésos dogmas y poder comenzar de nuevo. Atreverme a negar la existencia de dios me dio el coraje para cuestionar muchas otras creencias que había tenido muy arraigadas (Pero ésos serán temas de otros posts más adelante). Y para reafirmar algunas otras después de haberlas sometido a análisis.

Hace poco tiempo aun llamaba “dios” a una idea que ya nada tiene que ver con el dios que la religión concibe; era simplemente una costumbre. Y si de justificación sirve, Einstein también lo hacía.

Ya no creo en ése hombre invisible que siempre está ahí como si no tuviese mejores cosas por hacer que esperar a ver si nos portamos bien para cumplir nuestros deseos o si nos portamos mal para castigarnos.


Ésa es una idea para controlar, como a un niño: Esto está bien, esto está mal, y ni en broma te acerques siquiera a curiosear entre lo que está mal porque el castigo es una eternidad de agonía y sufrimiento (Al parecer cuando crecemos necesitamos de castigos más duros que cuando eramos unos niños).
 
Si existiese un ser con la capacidad para regir el Universo, me negaría rotundamente a creer que tenga una personalidad humana (Lo digo ya que eso me resulta algo inconcebible, dado el hecho de que no hemos sabido sobrellevar ni siquiera entre millones la carga de un Planeta), que se enfade porque no rezaste hoy el “Ave María”, o que esté feliz porque alguien le cante letanías.

No, una mente así de magnífica no estaría preocupada por si hoy fui a misa o si preferí quedarme a escribir un post en



Lo que la religión intenta vendernos es ése hombre invisible:

Un hombro en que llorar,



Alguien a quien culpar por nuestras desgracias,



Y lo más importante: Alguien a quien temer. (Temer y estar endeudados porque ahora somos tan adictos a la deuda que hasta las religiones viven de ella)



Porque sin temor no habría obediencia absoluta, que a final de cuentas es lo que buscan.


Básicamente es un amigo imaginario, pero dotado de súper-poderes ¿Cuáles? Nada impresionante, sólo la capacidad de decidir tu futuro en éste mundo y en el suyo (Si a su juicio lo mereces) De curar o hacer enfermar a las personas, (¡Especialmente a ti y la gente cercana!) y alguna otra cosilla sin importancia. El problema es que no es realmente tu amigo. En realidad eso te lo dice por mercadotecnia. Si no fuese tu amigo ¿Conservarías ésa clase de compañía de “cadena perpetua”? (Yo no) Que por cierto es muy caprichoso; al parecer si quieres hablarle y te haga caso sería bueno que probaras en ir a una iglesia. Entre más grande, vieja y manchada de sangre (No me refiero a las paredes sino a la historia) o forrada de oro, mejor. Le gustan más ésos lugares para pasar el fin de semana, y de paso, si le place podría prestar atención a tus suplicas. Después de todo, ¡Es tu amigo! ¿O no? Ah, se me olvidaba, también sirve para alejar a los espíritus del mal que habitan bajo tu cama cuando eres niño y que mágicamente desaparecerán (A menos que como yo, tengas la suerte del tío de Peeter Parker) cuando crezcas. En realidad lo que hace es acallar todas las dudas, y sepultar toda la confusión (A base de rezos y letanías interminables) que vive en nuestro inconsciente (Debajo de la cama) hasta que está tan enterrada que pasará el resto de tu vida destrozando tus cimientos, a no ser que claro, bajes y vayas a reconciliarte y pedirle perdón, pero como está tan enterrado, ya ni siquiera sabrás ni que es, ni dónde está.


Dejemos ya de lado ése miedo al infierno, no es ni correcto, ni deseable, ni sano. Nadie te condenará al sufrimiento por estudiar a Nietzche (¡Y no te vendría nada mal!), por escuchar a Mägo de Oz, o cualquier otra cosa. El infierno está dentro de ti, la ansiedad, el desasosiego, la ira, el miedo. Y si existe una vida después de la muerte, no temas a toparte con diablitos con alas de murciélago, y colas de rata. Lo único que habrá en el más allá serás Tú. Tal cuál eres. Sin nada que ocultar, Crudamente íntegro, con todo lo que hayas encerrado en tu inconsciente, con todo lo que hayas sepultado en lo profundo de tu Alma y todo lo que atormenta tu conciencia. Entre más libre seas, te puedo asegurar que más fácilmente podrás recibirte en la otra vida; lo harás como a un viejo amigo que hacía mucho que no veías. No, la muerte no es algo temible, al igual que no hay por qué temer la oscuridad.


Y si eres de los que aún creen esto del hombre invisible (Inconscientemente, espero) date cuenta: Si estás enfermo no es “Por culpa de dios”, si conseguiste trabajo no es “Gracias a dios”, si las cosas van mal con tu pareja, tienes que saber que es el resultado de tus acciones -no las de otros- y las reacciones de éstas, pero definitivamente no de los caprichos de un vigilante omnipresente.

Necesitamos aprender a ser responsables de nosotros mismos y no culpar o pedir todo a ése dios, o peor aún, a su iglesia. ¿Acaso crees que por hacer una “Manda” (Como aquí en México les llaman) vas a solucionar tus problemas? ¿O que los daños ecológicos que sufre nuestro planeta se repararán rezando? ¿Qué tal las guerras, el hambre? ¡Seguro mejorará si hoy además de ir a misa te lees todo el libro del génesis!


Ésa es la clave. Si te convencen de que lo único (Y “lo mejor”) que puedes hacer es rezar, no te esforzarás por hacer nada más, por superarte, por preguntarte, por investigar, por manifestar y por actuar, así, serás siempre esclavo de tus propios dogmas, de tu inconsciente, de ti mismo.


Puede que a algunos se pregunten: ¿Entonces está mal ser religioso? Otros dirán “Pero anda ya, ¡Dinos en qué crees ahora!”

Bien, la respuesta a la pregunta es sencilla: No, no está mal, cada persona necesita de diferentes cosas, y la religión puede llevarte por un buen camino (Si. Como con aquello de amar al prójimo como a ti mismo), pero ahí no existe nada que no puedas encontrar (Y más fácilmente) afuera. Puedes llevar una vida con principios y buenos valores sin ser religioso (Y a mi gusto es con creces preferible, pero vuelvo a que cada quien decida por sí mismo). Cuando llegue tu momento te darás cuenta de todo lo innecesario, problemático y/o limitante que resulta una religión, y a veces (O más bien seguido) incluso absurdo e incoherente. Pero ten clama, no necesitas hacer un cambio drástico, lo importante es tener una mente abierta, sin dogmas, sin leyes incuestionables, creyendo sólo lo que quieres creer y sabiendo por qué quieres creerlo. La religión intenta impedirte esto, intenta impedir que te hagas preguntas, que pienses, porque si lo haces sus privilegios y poderíos (Tanto de la religión como de la economía o el gobierno) se acabarán. Pero si tú logras liberar tu mente y aun así quieres seguir yendo a misa, pues ve.


¿Quiénes somos nosotros para decirte que no lo hagas?

(Ésta foto también es mía, así que aprovecho pidiendo su opinión, si les agrada, para hacer un post de fotografía)

Ahora lo segundo.

Para vivir no es necesario creer firme e incuestionablemente en algo, no vamos a salir de unos dogmas para meternos en otros. Todo es susceptible a duda, y todo es analizable. Aquí radica toda la ciencia, la filosofía y el progreso: En nunca estar conforme, en siempre dudar, en siempre ir hacia delante y no estancarnos. Por ello no creo en nada que no pueda dejar de creer.

Pues bien. Aclarado esto diré en que es lo que creo actualmente:

Veo todo nuestro universo como un gran mecanismo, como una gran computadora, con un sistema operativo y muchos programas. Todo tiene un orden, las cosas no ocurren por azar. Todo el cosmos se rige por sus reglas, y todo es una gran cadena de causas y efectos, aunque muchos de los efectos que causemos no podamos verlos, o al menos, no al momento.

 

Yo creo eso por mi propia experiencia; habrá, claro está, quien difiera; pero si yo analizo mi vida y me pregunto ¿Qué hubiese pasado si tal o cual cosa/persona/acontecimiento no hubiese sucedido? Mi respuesta me da pie para creerlo, puesto que no tengo idea de hasta qué grado modificaron mis palabras, acciones o incluso pensamientos al mundo, pero sé que es enorme.

Por ejemplo: si no escribiese éste post, muchas personas no lo leerían, tal vez alguno de los que lo leen deja sus creencias (O comienza el camino de) por ello, y entonces con el tiempo comienza a dar conferencias de esto en su país, lo cual afectará a muchas otras personas.

Claro, esto es mucho especular, pero no podemos negar que las cosas son así. Lo que hago no sólo me afecta a mí, sino a todo el mundo. (En mayor o menor medida claro) y un programa que está tan intrínsecamente relacionado no puede existir por azar ni en el azar, pues todo sería un caos.

Pero esto no quiere decir que exista un usuario tras la computadora, jugando a los sims con nosotros (Analogía con la idea corriente de dios). Sencillamente el sistema es inteligente, se ordena a sí mismo. Así como el ADN contiene toda nuestra información creo que existe en cada partícula de nuestro Universo la información para hacer justamente lo que tiene que hacer, cuando lo tiene que hacer y cómo lo tiene que hacer.

La Naturaleza es prueba fiel de lo que digo: Cada planta, insecto, microorganismo o animal, vive armónicamente con su entorno y con el resto. Hace lo que debe hacer y no lo hace por obligación sino por instinto, porque está en su esencia, es su programa. Así, el ecosistema se mantiene, al igual que cada planeta rota como tiene que rotar y las estrellas generan la energía que tienen que generar; ni poco más, ni poco menos. Todos y todo somos programas perfectamente refinados que hacen justo lo que tienen que hacer.

En física podrían llamarse leyes, y si alguien quiere llamar a ése conjunto de leyes “dios” está bien. Pero no tiene sentido rezarle a la gravedad o al electromagnetismo.




¡LIBERA TU MENTE!

 
Epílogo.

Es verdad que a éstas creencias surgen muchas preguntas (También sería válido pensar que estoy muy loco y esto son los delirios de mi fracturada cordura) pero para no cansarlos con tanto en un solo post, les dejaré abiertamente a que las realicen en los comentarios, y hacer tal vez un post en especial para responder algunas, o incluso una sola, si lo amerita. En cualquier caso sólo es el comienzo de una “Saga” de posts que seguiré haciendo, para ir complementando todas éstas ideas. Si les resultó beneficioso, interesante, les dio algún aprendizaje o les formuló muchas preguntas quedaré satisfecho pues ése era mi objetivo, si desean leer los demás temas (O más bien apartados de éstos temas) que iré escribiendo suscríbanse, ¡Es gratis! (Mmmm…eso suena como a youtube…)
 
Gracias por su paciencia y tiempo al leer. Acepto toda clase de críticas y sugerencias. (¡También puntos! xD. Na, es broma, si me los merezco me los dan y si no, me lo dicen en los comentarios) Al igual que recomendaciones o aclaraciones tanto a la estructura del post como a la información en sí, siempre y cuando no sean ofensivas. Nos vemos a la próxima.

¡Cuídense, abríguense y coman bien! xD