Check the new version here

Popular channels

Discos duros líquidos: Un terabyte en una cucharada



En el pasado nos hemos cruzado con diferentes desarrollos que buscan incrementar la densidad de los discos duros. Desde reducir la cantidad de átomos necesarios para almacenar bits hasta inyectar helio en su interior, todo parece válido en la industria, pero un nuevo estudio apunta a la creación de discos duros líquidos, en los que una serie de partículas suspendidas podrían ser interpretadas como unos y ceros.



Más allá de las mejoras técnicas que han recibido, lo cierto es que el diseño básico de los discos duros se mantuvo relativamente intacto durante las últimas décadas. Los sistemas de escritorio y los ordenadores portátiles se vieron beneficiados con un drástico aumento de rendimiento a través de las unidades de estado sólido, sin embargo, la dependencia sobre los discos duros sigue muy firme. Esto es especialmente cierto en el entorno corporativo, donde la demanda es cada vez más grande, y los servicios en la nube se multiplican. En esencia, el dilema que enfrentan los discos duros es lograr más con menos. Se necesita incrementar la capacidad, reduciendo volumen y consumo de energía. En enero pasado, Western Digital había lanzado al mercado a través de su subsidiaria HGST el primer disco duro con helio inyectado, que en ese entonces logró incrementar la capacidad en un 50 por ciento, y reducir el consumo de energía en un 23 por ciento. Aún así, los discos con helio continúan siendo una rareza, y los fabricantes exploran caminos alternativos.



La imagen del centro muestra a las partículas en descanso. A los lados, sus dos estados identificables.
0No comments yet
      GIF
      New