Check the new version here

Popular channels

El Culto a Nicolás Tesla

De un artículo de Brian Dunning


No hay personalidad en la historia de la ciencia que haya sido enviada más al interior del reino de la mitología que la del ingeniero eléctrico serbio-americano Nikola Tesla. Él es, sin lugar a dudas, uno de los verdaderos gigantes en la historia de la teoría electromagnética. Como inventor fue tan prolífico, como pueden asegurarlo las aproximadamente 300 patentes que se han descubierto en 26 países, pero muchos más inventos, quedaron dentro del laboratorio de su mente y nunca fueron patentados. Tan notable como era su talento, era su personalidad: reservado, excéntrico, poseedor de una extraordinaria memoria y hábitos extraños, y con un trágico descenso en la enfermedad mental durante sus últimos años.
Una combinación sin paralelo de Tesla entre el genio y la aberración, le ha convertido en una de las figuras de culto mas importantes hoy  en día. Como tal, se han arremolinado muchos hechos de ficción como reales alrededor de su vida, y los devotos de las teorías de conspiración e hipótesis científicas alternativas, han secuestrado su nombre más que el de cualquier otra figura. A continuación trataremos de separar la ficción de la realidad.






En primer lugar, un breve resumen de su vida; pero con el fin de ponerlo en la perspectiva correcta, tenemos que borrar primero una falsa idea popular. Tesla no inventó la corriente alterna, que es por lo que se le recuerda más. La Corriente Alterna fué descubierta por Michael Faraday alrededor de un cuarto de siglo antes de que naciera Tesla (1856) en lo que es ahora Croacia. 
Mientras que Tesla era un joven que trabajaba como ingeniero en teléfonos, otros hombres en toda Europa ya estaban desarrollando transformadores de corriente alterna y creando redes experimentales de transmisión de potencia para enviar la corriente alterna a través de largas distancias. El mayor desarrollo de Tesla estaba en su mente: un campo magnético rotatorio, lo que haría posible un motor de inducción eléctrica que podría ejecutar directamente de la Corriente Alterna, a diferencia de todos los motores eléctricos existentes, que eran de Corriente Continua. En ese momento, la Corriente Alterna tenía que ser convertida a Corriente Discontinua para impulsar un motor, con pérdida de eficiencia. 



Segundo modelo del motor de campo magnetico rotativo de Galileo Ferraris (1885)



Los motores de inducción se habían concebido antes de su nacimiento, pero ninguno había sido construido nunca. Tesla construyó un prototipo de trabajo, pero sólo dos años después que otro inventor, Galileo Ferraris, que también había concebido de forma independiente el campo magnético rotatorio y construido su propio prototipo de trabajo. Temiendo con toda razón que un trabajo oscuro como ingeniero en teléfonos estuviera obstaculizando sus esfuerzos como inventor, Tesla se dispuso a viajar a los Estados Unidos. Lo hizo en 1884, consiguiendo su famoso empleo, malogrado y de corta duración en el laboratorio de Thomas Edison.
El magnate George Westinghouse, comprendió el potencial de la Corriente Alterna y  buscaba activamente motores de inducción, con gratitud compró algunas de las patentes de Tesla, y pronto aprendió de ellas. Las regalías de Westinghouse engordaron la cartera de Tesla, y una serie de proyectos altamente públicos en las que colaboraron lo convirtieron en una celebridad, incluyendo la iluminación de la Feria Mundial de 1893 con corriente alterna, y la posterior creación de la planta de energía de las cataratas del Niágara. Fue como resultado de este golpe de suerte, que Tesla tuvo sus propios laboratorios y creó sus inventos más intrigantes. 



Feria Mundial de Chicago 1893


Vamos a recorrer a través de una lista algunas de las hazañas aparentemente mágicas atribuidos a Tesla, comenzando con:

¿Tesla inventó los rayos X?
Tesla de hecho, creó accidentalmente las primeras fotografías con rayos X en 1895, aunque sin darse cuenta, al tomar una foto de su amigo Mark Twain con una forma temprana de luz de tubo fluorescente llamado tubo de Geissler, desconociendo Tesla que también emite radiación X . Antes de que pudiera investigar más a fondo, su laboratorio se incendió y perdió todo ese trabajo. Casi al mismo tiempo, Wilhelm Röntgen anunció su descubrimiento de los rayos-X. Más tarde Tesla experimentó con tubos más potentes para crear rayos X de más intensidad.



Mark Twain en el laboratorio de Tesla en 1894

¿Tesla inventó la radio?

Por lo general, Tesla se había impuesto a Guglielmo Marconi en demostraciones de comunicación inalámbrica viable y Tesla finalmente ganó todas los juicios por las patentes (después de su muerte), aunque Marconi compartió un Premio Nobel por eso. Sin embargo, ambos construyeron sobre la teoría y experimentación realizadas por docenas de otros investigadores y que se remontaban a casi un siglo atras. Las patentes para diversos tipos de comunicación inalámbrica habían comenzado a ser presentadas por otros inventores treinta años antes. Tesla se hizo famoso por su demostración del barco controlado por radio en 1896, pero a lo largo de 1895 y 1896, muchos inventores de todo el mundo hicieron todo tipo de demostraciones de radio, en Rusia, la India, los Estados Unidos y Europa. Las contribuciones de Tesla a la radio fueron tan buenas como las de cualquiera, pero eran casi revolucionarias en un campo que estaba en pleno desarrollo.



Radio de Tesla

¿Tesla se sentó realmente en medio de una habitación llena de relámpagos?

Tesla pasó dos años en Colorado Springs, donde El Paso Electric Company había acordado darle total libertad. Allí construyó la bobina de Tesla más grande en el mundo, el dispositivo más a menudo asociado con su nombre. Una bobina de Tesla es un tipo de transformador, que tiene una entrada de bajo voltaje, que se intensifica hasta un voltaje muy alto, incluso llega a varios millones de voltios, que se ven obligados a estallar en la atmósfera, creando las serpentinas-rayo tan familiares y que caracterizan las manifestaciones de la bobina de Tesla.Tesla posó para una famosa fotografía de publicidad, que hemos visto muchas veces, de sí mismo sentado en una silla en el interior de su laboratorio tomando notas  mientras que el aire a su alrededor está lleno de esas serpentinas de su bobina gigante. Esta imagen era,desgraciadamente, una doble exposición.
Entre los casos reales en que Tesla estaba adelantado a su época, está su bobina de Colorado Springs, pues tenía una tercera bobina que aumentó la tensión a través de un proceso que ahora se conoce como aumento resonante, lo que no fue bien entendido hasta la década de 1970.



Pruebas de Tesla en Colorado Springs


¿Tesla iluminó un campo de bombillas de luz, en forma inalámbrica, situado a 41 kilómetros de distancia?

Él pudo o no pudo hacerlo; pero es casi seguro que se trate de un mito. Según su biógrafo John O'Neill, lo hizo, pero no tan mágicamente como se representó popularmente, y no hay una evidencia de apoyo que haya salido a la superficie. Además cada día de Tesla en Colorado Springs, fué meticulosamente registrado, y ese experimento no aparece en ellos.
Tesla descubrió que la función entregada por la gran bobina interna, también podía ser servida por un tipo diferente de conductor, incluyendo la Tierra misma. Tomó una bobina de Tesla y metió su espiral secundaria interior en el suelo. La electricidad entraba a la bobina primaria, y esto permitió que su configuración actual fuera enviado a Tierra. Esta corriente podría ser recibida por una configuración idéntica, a unas 26 millas (41.8 km) de distancia, al recibir corriente de la bobina primaria. Con la conexión del cable a la bobina receptora, que tenía un conjunto de unas 200 bombillas incandescentes convencionales establecidas en un campo. Así que, aunque las propias bombillas fueron convencionalmente conectados a una fuente de alimentación normal, la energía se transmite en forma inalámbrica.
Ya sea que esta gran demostración haya pasado o no (nadie ha sido capaz de duplicar este experimento, a pesar de muchos intentos), Tesla hizo grabar algunos de sus cálculos, y sí existen fotografías de experimentos a escala muy pequeñas realizados con éxito en su laboratorio, probablemente lo más cerca que nunca llegaría de su meta. 
Su idea para una distancia tan grande como 26 millas se basó en la resonancia para incrementar el efecto. Se determinó que la frecuencia de resonancia del campo electromagnético de la Tierra era de aproximadamente 8 Hz. Esta frecuencia fue redescubierto por la ciencia 50 años después cuando el físico Winfried Schumann la predijo durante la búsqueda de formas para comunicarse con los submarinos. En la década de 1990, la Resonancia Schumann fue renombrada la Resonancia Schumann-Tesla.



Bocetos sobre la trasmision de electricidad inalambrica de Tesla


¿Tesla creó centellas?

Los rayos globulares o centellas, bellamente ilustran el tipo de mitología que se ha construido en torno a Tesla. Muchas fuentes dicen que él creó de forma rutinaria centellas en Colorado Springs, y hay incluso citas cuidadosamente editadas en que Tesla pretende describirlas. De hecho, Tesla no los menciona en ninguno de sus escritos o habló de ellos, y no hay constancia de que alguien haya informado que él creó, demostró, o supo de algo que razonablemente se podría llamar centellas, aunque existían intensos rumores sobre el contrario, y a pesar de que existen algunas menciones de "bolas de fuego" eléctrico en sus escritos, que mas bien se referían a la quema de materia convencional. Tesla y centellas son pura mitología, alimentando una figura deificada como Tesla con poderes que parecen casi mágico.



Centella o Rayo Globular


¿Planeaba Tesla transmitir a todo el mundo energía eléctrica en forma inalámbrica?

Fue su último plan, pero lo más lejos que llegó, fue la construcción parcial de su famosa torre Wardenclyffe que fue destinada a la comunicación inalámbrica a través del Atlántico. Su sistema de energía inalámbrica en todo el mundo era sólo teórica, usaría la resonancia Schumann-Tesla para cargar la ionosfera de la Tierra de tal manera que de una simple bobina de mano se pudiera recibir energía eléctrica de forma gratuita en cualquier lugar, y en todas partes, alrededor del mundo. La idea de Tesla era innovadora, pero sólo quedó en idea, por falta de financiamiento por deudas acumuladas en sus proyectos, ademá de que  la torre fue desmantelada antes de llegara a ser utilizada. Ahora que entendemos mucho mejor la naturaleza de la ionosfera, los físicos en la actualidad consideran  inviable el concepto de Tesla, y no hay forma de probar que haya funcionado alguna vez.
Existen todo tipo de teorías de conspiración, por ejemplo, que el centro de investigación HAARP en Alaska es una prueba secreta de una red eléctrica Tesla mundial, o algún tipo de superarma basada en ella. Las profundas diferencias entre estos sistemas se vuelven claras incluso en el nivel más básico de investigación.



Torre Wardenclyffe en Shoreham, New York

¿Tesla inventó un Rayo de la Muerte?

La inversión en proyectos de Tesla se detuvo con la llegada de la Gran Depresión en la década de 1930. Durante la última década de su vida, Tesla estaba esencialmente sin dinero y vivía en un hotel de Nueva York, consumido por lo que se cree era un trastorno obsesivo compulsivo. Fue durante este período, y no antes, durante sus años productivos de laboratorio, que él habló abiertamente de haber construido y probado un Rayo de la Muerte. Ninguno de los ayudantes de laboratorio de Tesla corroboró esto, y no han aparecido papeles, prototipos, pruebas de esto. Dio descripciones vagas de qué tipo de tecnología podría usar tal arma. Si esto fue una mera especulación para atraer nuevas inversiones, usaba un concepto legítimo pero desconocido, o fueron sólo las divagaciones de una mente deteriorada, probablemente nunca se sabrá.



¿El gobierno norteamericano se aprovechó de todas sus notas al morir?

Sí, lo hicieron. Tesla murió en enero de 1943, durante los momentos más oscuros de la Segunda Guerra Mundial. La guerra iba mal, y el gobierno estadounidense estaba más que dispuesto a no respetar la ley. El año anterior, casi todos los japoneses-americanos fueron encarcelados en un esfuerzo para evitar el espionaje. Así que el gobierno, después de haber escuchado que hablaba de un Rayo de la Muerte, empleó una ley promulgada durante la Primera Guerra Mundial que permitia a un Custodio de Bienes Extranjeros aprovechar todos los activos de cualquier enemigo en tiempos de guerra  (a pesar de que Tesla era un ciudadano estadounidense). Apenas falleció, entraron en su habitación de hotel de Nueva York y se apoderaron de todos sus documentos, que era todo lo que quedaba de la obra de su vida. No era mucho, ya que Tesla durante toda su vida tuvo como hábito mantener sus planes en la cabeza. Tomó al experto de la Comisión Nacional de Investigación de Defensa, el Dr. John G. Trump, sólo tres días para emitir el siguiente informe:
"Sus Pensamientos y esfuerzos durante al menos los últimos 15 años eran principalmente de carácter especulativo, filosófico, y algo de información sobre la transmisión inalámbrica de  energía; pero no incluyó informes, grabaciones sonoras, principios o métodos viables para la realización de este tipo de resultados."

El hotel les dijo que Tesla les había dado, como garantía en lugar de la renta que no podía permitirse, una pieza de equipo muy peligroso por valor de $ 10.000. Trump lo recogió y reportó:
"... Una caja de resistencia multidecade del tipo usado para las mediciones de resistencia de puente de Wheatstone,  un elemento estándar que se encontrará en todos los laboratorios eléctricos antes de que termine el siglo."



Apreciemos al hombre, no al mito.

Casi nada escrito sobre Nikola Tesla, no deja de exagerar sus inventos y deidifica al hombre. Descripciones erróneas de sus logros se encuentran por muchísimos sitios. Su nombre es ampliamente unido por asociación con prácticamente todas las teorías de conspiración en el planeta. Quieren respuestas  fáciles y por arte de magia a problemas complicados, y cuando oyen que Tesla inventó esas respuestas y que el gobierno y la industria trataron de suprimirlos, pregonan su nombre al mundo.     Este grupo se ha convertido en poco más que un culto, insultando así al hombre y sus logros.
Sin embargo, Nikola Tesla no tiene la culpa por nada de eso. Cada libro de texto serio sobre la teoría electromagnética confiere el enorme crédito que ganó por sus logros reales. Tomarnos la molestia de aprender acerca de Tesla, acerca de su historia personal única y sobre la realidad de lo que fueron sus verdaderos aportes, siempre te pone en un terreno más firme para entenderlo y apreciarlo, que aceptar las falsas afirmaciones exageradas o conspirativas. Cada vez que escuchemos el nombre de un buen científico explotado por los promotores de la charlatanería, seamos escépticos y demorémonos un poco más para analizar y comprender al hombre y esfuerzo que hay detrás de ese nombre.


Referencias de este artículo

Cheney, M., Uth, R. Tesla: Master of Lightning. New York: Barnes & Noble, 1999. 87-95.
Childress, D. The Fantastic Inventions of Nikola Tesla. Chicago: Adventures Unlimited Press, 1993. 249.
O'Neill, J. Prodigal Genius: The Life of Nikola Tesla. New York: I. Washburn, Inc., 1944.
PBS. "The Missing Papers." Tesla - Life and Legacy. Corporation for Public Broadcasting, 24 Jan. 2001. Web. 12 Jan. 2013.
Tesla, N. Colorado Springs Notes. Beograd: Nolit, 1978. 333.

Villarejo-Galende A., Herrero-San Martin A. "Nikola Tesla: Flashes of Inspiration."Revista de Neurologia. 16 Jan. 2013, Volume 56, Number 2: 109-114.


0
0
0
0No comments yet