Check the new version here

Popular channels

El hombre llegó a la Luna (comprobando el alunizaje)



¿Cómo les va amigos taringueros? Hoy voy a hablarles sobre un tema muy discutido en todo el mundo: la llegada del hombre a la Luna.



Lo que voy a hacer es elegir algunas de las preguntas hechas por la teoría de la conspiración y desmentirlas.

Según cifras de la NASA, un 11% de los estadounidenses cree que el viaje a la Luna fue un fraude. Esta cifra se dispara en el resto del mundo. Los teóricos de la conspiración nos cuentan una alucinante historia de fotografías retocadas, alunizajes falsos, presuntas rocas lunares que jamás han salido de la Tierra y astronautas programados psicológicamente para mantener la impostura. Para ellos todo es fruto de un desesperado intento de evitar el desastre que hubiese supuesto la derrota estadounidense en la carrera espacial.

Las pruebas que aportan los defensores de la teoría de la conspiración son muy variadas y en algún caso llegan a ser absurdas.

¿Por qué no hay estrellas?



En la totalidad de las fotos distribuidas por la NASA de la expedición lunar, se ve un cielo completamente oscuro sin presencia de estrellas. En la superficie lunar, la ausencia de atmósfera que entorpezca el paso de la luz, las estrellas son totalmente visibles y aparecen con un brillo considerablemente mayor que en la Tierra. Por lo tanto es realmente extraño que no aparezcan estrellas en las fotografías más aun cuando la cámara (Hasselblad) y la sensibilidad de la película utilizada (Ektachrome) permitían retratarlas.

¿Por qué no aparecen? Cuando se produjo el alunizaje, el sol estaba en el horizonte lunar pues se trataba de un amanecer “local”: la superficie resultaba “luminosa”. Además, los astronautas portaban trajes blancos y muy brillantes. En estas condiciones, para poder fotografiar a un astronauta, es necesario un tiempo de exposición rápido con una apertura del objetivo muy pequeña. Es decir, que la cámara está preparada para tomar fotografías de objetos brillantes y las estrellas no dejan de ser, incluso en la Luna, objetos tenues. Con una rápida exposición, no hay tiempo de que queden registrados sobre la película fotográfica. Resultaba imposible fotografiar simultáneamente a un astronauta y a las estrellas del fondo. No tiene nada que ver el hecho de que el cielo esté oscuro en ausencia de atmósfera, es un problema del tiempo de exposición.

La siguiente foto es más actual y tampoco se ven estrellas




El módulo lunar no dejó un cráter



Fijándonos en las fotos del módulo lunar, no se aprecia un cráter considerable bajo la tobera del motor. El motor del LM desarrollaba unos 5000kg de empuje por lo que debería haber abierto un agujero en el suelo lunar.

Los astronautas encendieron el motor con la suficiente potencia como para abandonar la órbita y alunizar pero esto no requería del empuje máximo, sino de unos 1500kg. La tobera del motor tiene un área de unos 1,5m². Eso significa que el empuje empleado generó una presión de sólo 1,5psi. En la Tierra, el aire de la atmósfera concentra el chorro de gases en una columna. La falta de atmósfera en la Luna hace que los gases expulsados se difuminen rápidamente, lo que evita que el empuje se concentre. Esto explica la ausencia de cráter.

Pisadas



El LM al descender levantó una nube de polvo. Por lo tanto, en los alrededores de la zona de alunizaje, todo el polvo debería haber sido “barrido” dejando una superficie limpia de arena. Esto se contradice con el hecho de que los astronautas dejaron huellas en las inmediaciones del módulo lunar.

En la Luna no hay atmósfera, por lo tanto no hay aire que pueda ser movido o “empujado” por los gases que expulsa un motor cohete. Es decir, cualquier mota de polvo que se mueva debe ser desplazada directamente por gases provenientes del motor, ya que no hay “aire que barra el polvo”. El empuje del motor sólo consiguió mover una pequeña cantidad de arena que se acumuló en las proximidades del LM. Por eso, al descender, Armstrong hundió su pie sobre la superficie, dejando una huella.

Sombras que no coinciden o ausencia de sombras



Las fotos presentan sombras de los astronautas demasiado desiguales y en ocasiones divergentes, lo que podría indicar la presencia de otras fuentes de luz además del Sol. Hay detalles de los trajes espaciales y del módulo de alunizaje visibles cuando no deberían serlo debido al acusado contraste entre la oscuridad y la claridad motivado por la falta de atmósfera. Otro de los argumentos es la presencia de extraños reflejos en los visores de los cascos.

Para justificar estos fenómenos Jesús Cancillo, profesor de la Universidad de Alicante, analiza con detalle las fotografías:

La presencia de sombras de longitud diferente puede deberse a que los astronautas sean de distinta altura o, fundamentalmente, a las irregularidades del terreno. La existencia de otras fuentes luminosas (un foco de estudio, por ejemplo), además de la solar daría lugar a que cada objeto iluminado arrojase más de una sombra. No es el caso.

La ausencia de atmósfera en la Luna elimina el fenómeno de la difusión de la luz de manera que, a diferencia de la Tierra, el cielo lunar aparece completamente negro. Sin embargo, esto no significa que los objetos que no son directamente iluminados por el sol permanezcan en completa oscuridad: la reflexión de la luz por cualquier objeto iluminado sigue siendo igualmente efectiva. El suelo lunar, las partes del traje o del módulo lunar iluminadas actúan como reflectores permitiendo que zonas en la sombra aparezcan bastante bien iluminadas.

También surge la pregunta de que las fotos tomadas están bien enfocadas, cuando las cámaras estaban en los pechos de los astronautas. Esto se debe a que los astronautas sacaron muchas fotos, pero la NASA sólo publicó las que estaban mejor.



A esta foto se la acusa de que no hay un fotógrafo. Resulta que también había cámaras en el módulo lunar.



En una de las fotos más famosas del programa Apollo, aparece Aldrin en primer plano y reflejado en su visor Armstrong. A simple vista, éste no parece estar haciendo la foto, ¿quién la hizo?
Como ya dije, las cámaras estaban puestas en los pechos de los astronautas.

La bandera ondea



Mientras que los astronautas están clavando la bandera, parece que esta ondea, pero es sólo un efecto. La Luna no tiene atmósfera, y por tanto existe un vacío alrededor de ella, como en el espacio exterior en general. En el vacío al no haber aire ni elementos en movimiento no puede haber fuerzas que generen el movimiento de un trozo de tela o plástico como es el de la bandera.

¿Pero entonces por qué parece que ondea? Bien, en el momento en que el astronauta está clavando la bandera en el suelo, esta rotando el palo principal de un lado a otro para que se clave en el suelo, como cuando todos intentamos clavar algo en la tierra. Como se puede apreciar la bandera está sujeta al mástil mayor además de a otro mástil superior. En el vacío o no, cuando se agita un trozo de tela, la propia fuerza hace que aparezcan "ondulaciones" en la misma, que además se van propagando por la superficie de la misma y perdiendo fuerza, como cuando se estira la sábana al hacer la cama, o cuando la gimnasta artística batea su varita de la que cuelga una tira de tela que "sigue" el recorrido del movimiento del brazo.

Este movimiento unido, además, al de la propia bandera que fue arrugada deliberadamente para empaquetarla en su destino a la Luna, hace que obtenga muchas arrugas y "movimiento aparente", pero una vez clavada en la Luna, en todas las fotos en las que aparece esta bandera, se puede ver que la disposición de dichas ondulaciones, la forma de la bandera y todo lo referente a ella está totalmente inmóvil, porque ya no hay ninguna fuerza externa que cambie su forma y apariencia, y mucho menos, viento lunar o viento de ese estudio de Hollywood donde muchos creen que se rodó esta escena.

¿Por qué no se volvió a la Luna?

Esto es simple de responder. Este evento histórico sucedió en plena Guerra Fría. La Unión Soviética había logado poner al primer hombre en el espacio. Esto preocupó a Estados Unidos, con lo que su presidente, John F. Kennedy, dijo que Estados Unidos debía lograr que un hombre pise la Luna y vuelva sano y salvo a la Tierra antes del final de la década (década de los ´60). Así comenzó la carrera espacial que tuvo a los norteamericanos como ganadores.

Llevar a un astronauta a la Luna era muy costoso y no tendría sentido seguir llevando. Además, el presupuesto de la NASA fue bajando:



Se puede ver cómo durante la época de la carrera espacial, el gobierno estadounidense invirtió mucho más en la NASA. Una vez que se le ganó a la URSS, el gobierno decidió quitarle importancia, con lo que es muy difícil poder regresar a la Luna con un presupuesto bajo. Sin embargo, está planeado volver a alunizar luego del 2020.


A continuación voy a mostrarles comprobaciones del alunizaje:

La pluma y el martillo

Es muy famoso el experimento realizado por el astronauta Scott del Apollo XV en el que se puede ver cómo un martillo y una pluma caen con la misma velocidad. Esto que parece tan simple, lo predijo Galileo hace muchísimos años, pero no ha podido comprobarse hasta que el hombre llegó a la Luna. Este notable retraso es debido a que se necesitaba un lugar estanco, sin aire (al vacío), lo suficientemente grande como para llevarlo a cabo.


link: https://www.youtube.com/watch?v=877kwyTV1Vs

En el anterior experimento y en todos los vídeos, se observa cómo la aceleración es mucho menor a la de la Tierra. El martillo tarda más de 1s en llegar al suelo, y en todos los vídeos los astronautas van dando botes por la superficie lunar. Esto, al igual que lo anterior, es imposible de simular.

Rocas lunares

Se han traído más de 300 kg de rocas lunares. ¿Y quién me asegura que son de la Luna? Pues sus microporos, por ejemplo, muestran que se formaron con una gravedad mucho menor a la terrestre. Por otro lado, los geólogos analizando su antigüedad descubrieron que eran mucho más antiguas que cualquier roca terrestre. Al no haber atmósfera, ni erosión, en la Luna, estas piedras se han conservado intactas durante millones de años, mientras que en la Tierra hace mucho que desaparecieron.

Espejos en la Luna

El argumento más plausible, para mi, es lo que la NASA ha considerado el objeto más importante que se dejó en la Luna. Se trata ni más ni menos de unos espejos orientados hacia la Tierra. Estos espejos han sido utilizados (y lo seguirán siendo) durante décadas para medir con precisión la distancia de la Tierra a la Luna. Multitud de universidades y centros, han estado apuntando con lásers a estos espejos y, midiendo el tiempo de retorno, calculaban la distancia con precisión de centímetros. Parece increíble que hoy en día se sigan utilizando experimentos que se dejaron en la superficie de la Luna hace 40 años.

Por último quería decir algo que puede resultar muy lógico. Si la llegada del hombre a la Luna hubiese sido un fraude, la Unión Soviética unto a otros países hubieran acusado a Estados Unidos de ser unos mentirosos, pero no lo hicieron.

Espero que les haya gustado el post. Dejen en los comentarios sus opiniones. Invito a todos a expresarse libremente, tanto los que afirman el alunizaje como los conspiradores.

Y si les gustó no olviden de puntuar.
0No comments yet