Canales populares

El rayo de la muerte de Nikola Tesla





Thomas Alba Edison, es considerado por muchos como el más grande inventor de todos los tiempos, y si no contamos a Nikola Tesla, lo era. Hoy te contamos sobre su rayo de la muerte y como sus inventos cambiaron la humanidad.

“En un futuro próximo veremos una gran cantidad de aplicaciones de la electricidad (…) podremos dispersar la niebla mediante fuerza eléctrica (…) centrales sin hilos se utilizarán con el propósito de iluminar los océanos (…) se conseguirá la transmisión de imágenes mediante hilos telegráficos ordinarios (transmisión sin hilos de inteligencia y energía) (…) otra valiosa novedad será un máquina de escribir operada mediante la voz humana (…) tendremos eliminadores de humo, absorbedores de polvo, esterilizadores de agua, aire, alimentos, y ropa (…) se convertirá en imposible contraer enfermedades por gérmenes y la gente el campo irá a las ciudades para permanecer allí (…) transmisión de energía sin hilos (producida por generadores ambientalmente compatibles) para que el hombre pueda solucionar todos los problemas de la existencia material. La distancia, que es el impedimento principal del progreso de la humanidad, será completamente superada, en palabra y acción. La humanidad estará unida, la guerras serán imposibles, y la paz reinará en todo el planeta.”



Nikola Tesla, 1900.





Tesla patentó casi 700 inventos durante su vida, entre ellos:

La Corriente Alterna (En 1893 se hizo en Chicago una exhibición pública de la corriente alterna, demostrando su superioridad sobre la corriente continua de Edison).

• La radio (hasta hace poco se creía que había sido inventada por Marconi, pero la corte suprema de justicia dictaminó en 1943 que la radio había sido inventada por Tesla 15 años antes, Marconi ganó el premio Nobel de manera injusta en 1909 por este invento).

• Transferencia inalámbrica de energía eléctrica: mediante ondas electromagnéticas. Desarrolló un sistema para enviar energía eléctrica sin cables a largas distancias y quiso implementarlo en el proyecto de la torre de Wardenclyffe, del que se tienen algunas grabaciones en vídeo. Fue construido en un principio con el fin de enviar imágenes y sonidos a distancia, pero en realidad se trataba un sistema para el envío de electricidad de manera gratuita a toda la población.

• El submarino eléctrico.

• Tubos fluorescentes.

• Bombillos sin filamento.

• El control remoto (por el que fue tildado de charlatan).

• Los aviones de despegue vertical (por la ciencia oficial, los hermanos Wright fueron los primeros en realizar el primer vuelo, encontraremos mucha información al respecto, sin embargo, se conoce escasamente que en 1893, Tesla ya realizó pruebas con éxito con un prototipo de un primer avión de despegue vertical)

• El principio teórico del radar , entre otros.




El Rayo de la Muerte y el final de un genio

El mayor sueño del genio Nikola Tesla radicó en la construcción de un sistema de distribución eléctrico inalámbrico el cual, gracias al empleo de altas torres y profundas excavaciones, obtuviera energía valiéndose la creación de poderosas alteraciones en el campo eléctrico natural de la Tierra.

Esta energía ganada casi gratuitamente, posteriormente sería “retransmitida” libremente hacia todo el mundo a través de enormes torres inalámbricas ubicadas estratégicamente.
De esta investigación nacería en los primeros años de 1900 uno de sus inventos que aterraría al mundo: la Torre Wardenclyffe.

Comenzada con una inversión inicial del banquero J. P. Morgan, el cual luego se retiraría enfurecido por la falta de resultados económicos palpables y difamaría a Tesla, limitando así la entrada de nuevos inversores, la construcción de la torre fue viendo infinidad de contratiempos, desde incendios hasta sabotajes de espías e investigaciones del FBI.





No obstante, el mayor obstáculo llegó cuando Tesla perdió definitivamente la propiedad del terreno a manos del financista George Boldt en 1915 y en 1917, en plena Guerra Mundial, este cedió al pedido del gobierno de New York de demoler gran parte de la estructura por temor a que sirviera de “faro” a los submarinos alemanes.

Ahogado por las deudas e imposibilitado de continuar con sus experimentos, en los 30s, Tesla intentaría buscarle una aplicación militar a los descubrimientos realizados con su fatídica la torre.

Es así que pasaría varios meses ideando la manera de enfocar eficientemente un rayo de partículas macroscópicas, el cual, montado en una torre o en un aerostático, podría sembrar el terror en los ejércitos enemigos.

Tras preparar un detallado documento, Tesla presentaría el proyecto a varias compañías y departamentos de guerra de las distintas potencias, como el US War Department y las distintas ramas del ejército del Reino Unido. Sin embargo, su investigación sería catalogada como “los divagues de un loco” y un “gastadero de dinero perteneciente a un comic de ciencia ficción”.





Debieron pasar varias décadas hasta que las ideas de Tesla fueran tomadas con seriedad y nacieran así los electrolasers.

La intención de Tesla no solo era retransmitir energía gratuita, sino que además sus ideas llegaron hasta el punto de crear luz diurna artificial al alterar la ionosfera.

No solo con los electrolasers y los rayos de partículas sería redimido este genio, sino que además la ciencia moderna corroboraría varias de las teorías propuestas por éste que en su época lo convirtieron en el hazmerreír de todo el mundo.

Como por ejemplo el hecho de que la Tierra es un cuerpo cargado eléctricamente, e incluso su cálculo sobre la capacitación de la Tierra, el cual fue casi exacto.
Desafortunadamente tendría que ser también después de muerto el que la Corte Suprema de los Estados Unidos reconociera oficialmente su importancia en la invención de la radio y se le diera el crédito por la primer fotografía de rayos X.






9Comentarios