El retorno al océano: asesinos del mesozoico 2º

Es recomendable leer la pirmera parte antes



http://www.goear.com/files/external.swf?file=74a3f82
link: http://www.goear.com/files/external.swf?file=74a3f82

Pliosaurios

Attenborosaurus vivió en el Jurásico inferior, en lo que hoy es Gran Bretaña. Fue nombrado en honor al famoso naturalista David Attenborough. Sus restos se encontraron en estratos del Sinemuriano de Charmouth, Dorset, Inglaterra. Lo inusual de este género es que combina un cuello relativamente largo con una cabeza relativamente grande.



Como pliosaurio, Attenborosaurus era una anomalía: la mayoría de estos reptiles marinos se caracterizan por sus grandes cabezas y cuellos cortos, pero Attenborosaurus, con el cuello extremadamente largo, se parecía más a un plesiosaurio. Este pliosaurio tenía también un número limitado de enormes dientes, que es de suponer que utiliza para cazar peces durante el período Jurásico temprano.

Cuando fue descubierto por primera vez, Attenborosaurus se pensaba que era una especie de plesiosaurio. Mucho después de que el fósil original fuera destruido en un bombardeo en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial.



Restos del Attenborosaurus


Megalneusaurus era un pliosauroide que vivió durante el Kimmeridgiense, hace entre 156-152 millones de años, en el Jurásico superior, que vivió en el Mar Sundance en lo que hoy es Estados Unidos.

El género y especie tipo están basados en costillas, vértebras, una aleta delantera y fragmentos de la cintura escapular descubiertos en Wyoming en 1895. La especie fue nombrada como Megalneusaurus rex (que significa "gran lagarto rey nadador" ) en 1898. Una parte del material original se perdió desde entonces, pero una expedición más reciente ha recuperado nuevos fósiles descubiertos en el mismo sitio. Basándose en el gran tamaño de los huesos hallados, parece que llegaba a alcanzar un tamaño comparable al de Liopleurodon.
Material descubierto en el sur de Alaska han sido referidos a Megalneusaurus, aunque este hallazgo proviene de un individuo de mucho menor tamaño (según vi por ahí, llegaría a los 15 metros)


Megalneusaurus



Rhomaleosaurus (nombre que significa "lagarto fuerte" ) es un género extinto de pliosauroide romaleosáurido, que vivió en el Jurásico Inferior (Toarciano, entre hace 183 a 175.6 millones de años), conocido de Northamptonshire y de Yorkshire, en el Reino Unido. Podía llegar a medir cerca de los 7 metros de largo. Era un reptil marino carnívoro. Como otros pliosaurios, Rhomaleosaurus se alimentaba de ictiosaurios, ammonites y otros plesiosaurios.


Rhomaleosaurus cramptoni


Macroplata (nombre que significa "lámina grande" ) era un romaleosáurido basal que vivió en el Jurásico inferior en el Reino Unido, que llegaba a crecer hasta 5 metros de largo. Como otros plesiosaurios, Macroplata probablemente se alimentaba mayormente de peces, usando sus afilados dientes como alfileres para capturar sus presas. Sus huesos de los hombros eran bastante grandes, lo que indica que podía realizar fuertes brazadas para nadar rápidamente.
Macroplata también tenía un cuello relativamente largo, el doble de largo de su cabeza, en contraste con los pliosaurios más tardíos.


Macroplata


Nichollssaura es un género extinto de plesiosaurio leptocleídido (pliosaurios que tenían cuerpos redondeados y cabezas de forma triangular) del Cretácico Inferior que vivió en el mar boreal de Norteamérica. La especie tipo es N. borealis, hallado en depósitos del Albiano de Alberta, Canadá. Nichollssaura llena un vacío de aproximadamente 40 millones de años en el registro fósil de los plesiosaurios norteamericanos.


Dos Nichollssaura nadando en el mar boreal.


Fue descubierto en una mina de la compañía Syncrude en Alberta, Canadá en 1994. Los fósiles se encuentran en exhibición en el Real Museo Tyrrell, que caracen solo del miembro delantero izquierdo y la escápula, que se perdierob cuando los restos fueron descubiertos accidentalmente por los operarios de una retroexcavadora de 100 toneladas.


Umoonasaurus es un género perteneciente a la Leptocleididae . Este género vivió aproximadamente 115 millones de años (Aptiense-Albiense) en mares poco profundos que cubren partes de lo que hoy es Australia. Era un animal relativamente pequeño alrededor de 2,5 m (8 pies) de largo. Un rasgo que identifica a Umoonasaurus es de tres crestas en su cráneo.
Umoonasaurus se conoce a partir de un esqueleto relativamente completo conservado como el ópalo de Coober Pedy en Australia del Sur. Esta muestra fue preparada por Paul Willis en el Australian Museum, Sydney, y se convirtió en el foco de una apelación de recaudación de fondos a nivel nacional coordinado por el programa de ABC TV Quantum.


Umoonasaurus


Los colosos

Finalmente, me toca hablar de los pliosáuridos. Dentro del orden pliosauria, estos eran los más grandes y conocidos. Gigantes como el clásico liopleurodon o el kronosaurus nos han cautivado con su tamaño y fuerza.


Cráneo de pliosaurus


Del Liopleurodon (nombre que significa 'dientes de lados lisos') se han hallado dos especies que vivieron durante la era del Calloviano en el período Jurásico Medio (entre hace 160 a 155 millones de años), mientras que la tercera, L. rossicus, vivió durante el Jurásico Superior. Fue uno de los superdepredadores de los mares del Jurásico Medio y Superior que cubrían Europa. La especie mayor, L. ferox, se estima que llegaba a crecer hasta unos 6.39 metros de longitud.

El nombre del género Liopleurodon fue acuñado por Henri-Émile Sauvage en 1873 sobre la base de muy escasos restos consistentes de tres dientes de 70 milímetros. Un diente, hallado cerca de Boulogne-sur-Mer, France en capas que datan del Calloviano, fue nombrado Liopleurodon ferox, y otro de Charly, en Francia se le denominó Liopleurodon grossouvrei.
Los fósiles de Liopleurodon se han hallado mayormente en Inglaterra y Francia, con una especie más reciente conocida de Rusia. Especímenes fósiles que son contemporáneos (del Calloviano) con los de Inglaterra y Francia referibles a Liopleurodon son conocidos de Alemania.



Actualmente, se reconocen tres especies dentro del género Liopleurodon. Del Calloviano de Inglaterra y Francia es bien conocido L. ferox; mientras que también del Calloviano de Inglaterra se halla el más raro L. pachydeirus, descrito por Seeley como un Pliosaurus (1869). Sólo L. ferox es conocido de esqueletos más o menos completos.

Cuatro fuertes miembros similares a aletas sugieren que Liopleurodon era un poderoso nadador. Su modo de propulsión es característico de todos los plesiosaurios. Un estudio que utilizó un robot nadador ha demostrado que aunque de esta forma de propulsión no es especialmente eficiente, provee una muy buena aceleración - un rasgo deseable para un depredador de emboscada. Estudios del cráneo han mostrado que probablemente escudriñaba el agua con sus narinas para comprobar la fuente de ciertos olores.


Liopleurodon hostigando a ictiosaurios


Kronosaurus ("lagarto de Cronos" ) es un género extinto de pliosaurios de cuello corto que vivieron en el Cretácico inferior (hace 125 a 99 millones de años), en lo que hoy es Australia y Sudamérica. Se encontraba entre los pliosaurios más grandes y debe su nombre al líder de los Titanes, Cronos.

Los cronosaurios fueron unos gigantescos reptiles marinos carnívoros, los más grandes de entre los plesiosaurianos conocidos, que vivieron desde mediados hasta finales del período Cretácico, hace 120 millones de años. Poseían un cráneo robusto que medía hasta 2,7 metros de largo.
La mayoría de sus fósiles se han encontrado en Australia, dónde se descubrió por primera vez en 1889 en Queensland, aunque el fósil más completo encontrado hasta el momento se descubrió en la localidad de Villa de Leyva (Colombia), en 1977. El nombre, inspirado en el Titán Cronos, le fue dado en 1924 por Longman, en su descripción del Holotipo de la especie K. queenslandicus.


Esqueleto de Kronosaurus queenslandicus junto a un ser humano.


El Kronosaurus vivió en el periodo Cretáceo temprano (Aptiano-Albiano).
El espécimen holotipo de la especie K. queenslandicus fue descrito por Longman en 1924 y se encuentra actualmente en el museo de Queensland. Hampe describió una segunda especie, K. boyacensis, en 1992 en Colombia pero el dudoso estado del holotipo hace que su asignación al género Kronosaurus sea todavía incierta.

La longitud de Kronosaurus fue estimada inicialmente en 12,8 metros. Sin embargo, estudios recientes comparando especímenes fósiles de Kronosaurus con otros pliosaurios sugieren que la estimación anterior era exagerada, con una longitud real probable de solo 9 a 10 metros.




Los dientes del Kronosaurus eran largos (excedían los 7 cm), sin embargo, estos carecían de bordes cortantes y la forma distintiva en tetraedro de los dientes de Pliosaurus y Liopleurodon. La combinación de gran tamaño, forma cónica y falta de bordes cortantes de los dientes de Kronosaurus, permitió que fueran identificados fácilmente en los depósitos del Cretáceo de Australia.

Se hallaron grandes marcas de dentelladas redondeadas, en el cráneo de un elasmosaurido (Tuarangisaurus) australiano de la época Albiana que pudieron producirse a raíz del ataque de un Kronosaurus.




El liopleurodon, no tan grande

En 2002, el "Monstruo de Aramberri" se anunció a la prensa. Descubierto en 1982 en el pueblo de Aramberri, en el estado mexicano de Nuevo León, era originalmente clasificado como un dinosaurio. El espécimen realmente es un pliosaurio muy grande, alcanzando posiblemente 25 m (80 pies) de largo, y que pesaría más de 100 toneladas, haciéndolo el mayor depredador de todos los tiempos. En esta evidencia se basó la serie documental de la BBC Paseando con Dinosaurios, que lo clasificó como un Liopleurodon ferox, pero ahora se sabe que se exageró el tamaño al hacer las primeras estimaciones, y que medía realmente unos 13 a 14 m de largo. Aún así, la leyenda sigue creyéndose.

Estimar el tamaño máximo de Liopleurodon ha sido un tema controversial. El paleontólogo L. B. Tarlo sugiere que la longitud corporal total de un pliosaurio (incluyendo a Liopleurodon) puede ser estimada de la longitud craneal. Tarlo afirmó que el cráneo de un pliosaurio típicamente constituye una séptima parte de su longitud total. El mayor cráneo conocido perteneciente a L. ferox mide 1.5 metros de largo. De acuerdo a la hipótesis de Tarlo, este espécimen podría medir cerca de 10.5 metros de largo. Sin embargo, el caso de Kronosaurus ha expuesto cierta incertidumbre acerca de la precisión de la sugerencia de Tarlo.


Desmentida, tristemente


Nueva investigación sobre la anatomía de los pliosaurios ha arrojado más dudas sobre la hipótesis de Tarlo para estimar el tamaño de los pliosaurios y revela que los cráneos de estos animales eran típicamente sólo un quinto de la longitud total. Un esqueleto excepcionalmente bien preservado de L. ferox está en exhibición en el Institut und Museum für Geologie und Paläontologie de la Universidad de Tübingen en Alemania. Este espécimen mide cerca de 4.5 metros de largo. Restos fósiles de otro ejemplar identificado como L. ferox han sido excavados de la formación Oxford Clay cerca de Peterborough. Este espécimen se ha estimado en 6.39 metros de largo con una longitud craneal de cerca 1.26 metros y se considera de un individuo adulto. Un L. ferox adulto pudo haber promediado 5 - 7 metros de largo.
Algunos restos fósiles excavados en la formación Kimmeridge Clay en Inglaterra indican un taxón mucho mayor, posiblemente de más de 15 metros de largo. Sin embargo, este ejemplar no ha sido asignado al género Liopleurodon (al parecer de un pliosaurus).



Un espécimen parcial de una mandíbula que mide 2.8 metros de largo está en exhibición en el Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford: se estima que la longitud total de la mandíbula medía más de 3 metros. Este espécimen fue originalmente asignado al género Stretosaurus (como Stretosaurus macromerus), pero actualmente se cree que pertenece al género Liopleurodon y ha sido renombrado L. macromerus. El género Stretosaurus más tarde se volvería un sinónimo menor de Liopleurodon. Sin embargo, se ha reclasificado más recientemente como Pliosaurus macromerus.


¿Por qué Nessie no es un plesiosaurio?

Antes de terminar con los plesiosaurios, y antes también de ver algún comentario sobre cierta leyenda; les dejo unas palabras sobre Nessie, el falso plesiosaurio. Además de las respuestas obvias a esta pregunta (sería demasiado que la especie sobreviva apartada temporalmente tanto tiempo, no hay población, nunca se mostró nada concreto, etcétera), les dejo este fragmento de artículo.

Se ha especulado mucho sobre la idea de que Nessie (el monstruo del lago Ness) fuera un plesiosaurio. Si este monstruo existiera, no podría ser un plesiosaurio por varias razones. Las más obvias son: - Los plesiosaurios son reptiles y, como tales, son de sangre fría y necesitan vivir en aguas templadas. Aunque se han encontrado reptiles en aguas relativamente frías, el lago Ness es definitivamente demasiado frío para que pueda sobrevivir un reptil de este tipo.

- Lo veríamos salir a respirar muy a menudo ya que, aunque eran acuáticos y seguramente podían estar muchas horas sumergidos, tenían que salir a respirar tal y como lo hacen hoy en día las ballenas o los delfines.
- El lago Ness se formó hace unos 10.000 años. ¡Y los plesiosaurios se extinguieron hace más de 65 millones de años!



MOSASAURIOS





Mosasauroidea (alternativamente, mosasauroideos o mosasaurios) es una superfamilia extinta de lagartos del Cretácico Superior aproximadamente (hace 95 a 65 millones de años) que incluye a los mosasáuridos altamente especializados en la vida acuática y a sus parientes los lagartos semiacuáticos los "aigialosaurios", que se cree guardan una estrecha relación con los lagartos varanos y las serpientes. Fósiles después de mosasauroideos se han encontrado en América del Norte, América del Sur, Antártida, África, Europa y en Nueva Zelanda.

Los Mosasauroidea eran animales marinos que tenían cierto parecído a cocodrilos, aunque con una constitución más delgada. Tenían cuerpos alargados y colas con un extremo amplio para propulsarse, y cabezas triangulares con largas mandíbulas y dientes afilados. Mientras que los aigialosaurios parecen haber retenido sus patas, ya que se cree que sólo fueron en parte reptiles acuáticos, la mayoría de los miembros de la familia Mosasauridae (excepto Dallasaurus) ya habían transformado sus miembros en aletas, y, por tanto, con toda probabilidad, vivían y se reproducían en el mar, dando a luz a sus crías en el agua en lugar de poner huevos, como las tortugas marinas. Dentro del clado Mosasauroidea han sido descrito numerosos géneros. Se ha sugerido que la elevada diversidad pudo haber estado influenciada en parte por el ensanchamiento del antiguo mar de Tetis, que se cree que ocurrió en el Cretáceo (Superbiola y et.al Houssaye, 2008).



Antepasados y evolución

Basándose en características como la mandíbula ligeramente abisagrada, los miembros modificados (reducidos) y el probable estilo de locomoción, muchos investigadores creen que las serpientes comparten un ancestro marino común con los mosasaurios, una hipótesis sugerida en 1869 por Edward Drinker Cope, que estableció el grupo "Pythonomorpha" para unirlos. Esta idea permaneció latente durante un siglo, antes de ser revivida en los años 1990. Recientemente, el descubrimiento de Najash rionegrina, una serpiente excavadora de Suramérica hizo dudar de la teoría del origen marino compartido; ya que éste género extinguido de Argentina, tenía características que hacen pensar que viene de lagartos completamente terrestres.

En 2005, investigadores reportaron en la revista Netherlands Journal of Geosciences su confirmación de que el recientemente descubierto Dallasaurus turneri es un eslabón temprano entre los varanos de tierra (como el dragón de Komodo) y los mosasaurios acuáticos.

Dallasaurus (Bell y Polcyn, 2005) es un género basal de mosasáurido del Cretácico Superior de América del Norte. La descripción del género se basa en dos esqueletos parciales, recuperados de un manto de pizarra cretácica de la época turoniana, situado en Arcadia Park, Dallas (Texas), a unos 15 metros del contacto de esta placa con otra de piedra caliza denominada Kamp Ranch, famosa esta última porque de allí se extrajeron ejemplares de Russellosaurus.



La muestra está formada por un cráneo desarticulado e incompleto, junto con una porción considerable del esqueleto postcraneal. Por su parte, la segunda muestra carece de restos craneanos, componiéndose enteramente de restos postcraneales desarticulados.
Los estratos en los que se encontraron estos fósiles fueron expuestos temporalmente durante unas excavaciones para construir viviendas, y ambos sitios se han vuelto a enterrar por la construcción. Los dos especímenes fueron descubiertos a unos 100 metros el uno del otro; el primero fue encontrado por un coleccionista aficionado, Van Turner, en homenaje de quien la especie recibió su nombre. El género lleva el nombre del Condado de Dallas, donde se encontraron ambos especímenes (Dallasaurus turneri: "lagarto de Dallas de Turner" ).



Junto con el Russellosaurus, el Dallasaurus es uno de los dos taxones mosasaurios más antiguos hasta ahora conocidos de América del Norte. A diferencia de otros mosasáuridos gigantescos, como el Tylosaurus y el Mosasaurus propiamente dicho, el Dallasaurus se parecía más a una lagartija semiacuática, de menos de un metro de longitud.
Bell y Polcyn (2005) utilizaron el término "plesiopedálidos" (en inglés, "plesiopedal" ) para indicar un grado conservador de adaptación ecológica, caracterizado por el pequeño tamaño, cola ligeramente modificada para nadar, y las extremidades relativamente plesiomórficas. Esto los distancia de los otros mosasáuridos. Los plesiopedálidos tienden a ser lagartos relativamente pequeños, con patas en las que los elementos propodiales (húmero, cúbito y radio) son alargados, constituyendo por lo general la mitad o más de la longitud total de la parte ósea de las extremidades. En cambio, en los mosasáuridos que los autores llaman hidropedálicos (en inglés, "hydropedal" ) los elementos propodiales se han acortado considerablemente, no superando nunca la mitad del largo total de las extremidades.
Muy probablemente, los mosasáuridos hidropedálicos eran totalmente acuáticos, mientras que los mosasáuridos plesiopedálicos todavía eran capaces de alternar entre el medio acuático y el terrestre porque sus extremidades les permitían la locomoción por el suelo firme. Así que puede pensarse que el Dallasaurus llevó un estilo de vida anfibio.



Bell y Polcyn (2005, 188-190) han llevado a cabo un análisis cladístico de Dallasaurus, concluyendo que este taxón debe ser colocado dentro de la subfamilia Mosasaurinae, "bien dentro de la familia Mosasauridae", y que, a pesar de su condición plesiopedal, no debe situarse en la parafilética familia Aigialosauridae, a pesar de su pequeño tamaño y el "primitivo" estado de sus extremidades.

Dallasaurus es entonces un taxón emparentado con otros mosasáuridos derivados, tales como Clidastes, Prognathodon, Mosasaurus y Plotosaurus. En la prensa popular, Dallasaurus ha sido aclamado como un "eslabón perdido" uniendo sus antepasados terrestres a los mosasaurios plenamente acuáticos.


Con "solo" 17 millones de años...



Aigialosaurus es un género extinto de lagarto marino, emparentado con los mosasaurios y perteneciente a la familia Aigialosauridae. Sus fósiles han sido hallados en Europa, comprendiendo dos especies, Aigialosaurus dalmaticus y Aigialosaurus bucchichi. Los aigialosáuridos estuvieron entre los más antiguos y primitivos antecesores de los mosasaurios, pero era ya más evolucionado que Dallasaurus.




Aigialosaurus dalmaticus (Kramberger 1892), de 1,1 m de longitud, era un varano acuático hallado en Croacia que vivió en el Cenomaniano, Cretácico. A diferencia del varano, el cráneo de Aigialosaurus era más largo, más bajo y más agudo (más en forma de V) en vista dorsal. La porción postorbital era relativamente corta. La mandíbula era recta. Las espinas neurales rectangulares se establecieron cerca unas de otras. Las cinturas escapular y pélvica eran más pequeñas, al igual que las extremidades y garras.


Esqueleto y representación del Aigialosaurus



Mosasaurios, propiamente dicho


Los mosasaurios son grandes lagartos marinos extintos. Los primeros restos fósiles fueron descubiertos en una cantera de caliza en Maastricht, sobre las márgenes del Mosa, en 1764, y de allí el nombre. Los mosasaurios hoy día son considerados parientes cercanos de las serpientes, debido a que los análisis cladísticos que se han realizado, han hallado similitudes en la anatomía del cráneo y las mandíbulas. Durante los últimos 20 millones de años del período Cretácico (Turoniano-Maastrichtiano), con la desaparición de los ictiosaurios y los pliosaurios, los mosasaurios se volvieron los depredadores marinos dominantes.

Los mosasaurios estaban bien adaptados a vivir en los mares epicontinentales cálidos y poco profundos, que predominaban a finales del período Cretácico. El mosasaurio más pequeño conocido es Carinodens belgicus, que medía entre 3,0 a 3,5 metros de largo y probablemente vivía en aguas someras cerca de las costas, rompiendo conchas de moluscos y erizos de mar con sus dientes bulbosos y romos. Los mosasaurios grandes eran la norma: algunos alcanzaban más de 10 metros de largo. Tylosaurus mantiene el título del mayor mosasaurio, con 17,5 m.



Tenían un perfil corporal similar al de sus parientes los lagartos monitores actuales (varánidos), pero eran más alargados y aerodinámicos para nadar. Los huesos de sus miembros estaban muy reducidos en longitud y sus aletas estaban formadas por una membrana entre los alargados huesos de sus dígitos. Sus colas eran anchas, y proveían la fuerza de locomoción. Este método de locomoción pudo haber sido similar al que hoy en día usan los congrios o las serpientes marinas. No obstante, evidencia más reciente sugiere que muchos mosasaurios avanzados tenían grandes aletas caudales en forma de luna creciente, similares a las de los tiburones e ictiosaurios. Más que desarrollar un movimiento ondulatorio serpentino, el cuerpo probablemente permanecía rígido en estos mosasaurios para mejorar la eficiencia hidrodinámica a través del agua, mientras el final de la cola proporcionaba la propulsión. El animal pudo haber acechado y luego abalanzarse rápidamente y con fuerza sobre las presas que pasaban, en lugar de tener que ir en su persecución para cazarlas.

Estos lagartos tenían una doble bisagra en la mandíbula y un cráneo flexible (muy parecido al de una serpiente), con el cual eran capaces de engullir sus presas casi completas, un hábito de serpiente que ha ayudado a identificar los contenidos no masticados del estómago dentro de esqueletos de mosasaurios fosilizados. Así, un esqueleto de Tylosaurus proriger de Dakota del Sur incluía restos del ave buceadora Hesperornis, algunos peces óseos, un posible tiburón y un mosasaurio pequeño del género Clidastes. Los huesos de mosasaurio también han sido hallados con dientes de tiburón incrustados en ellos.




Familia Halisaurinae

Eonatator (“nadador del amanecer” ) es un género de mosasáurido, halisaurino del Cretácico Superior de Norteamérica y de Europa. Originalmente, Eonatator se incluía dentro de Halisaurus, pero fue colocado en su propio género. Eonatator se conoce actualmente del Miembro Smooky Hill Chalk de la Formación Niobrara (Coniaciano superior-Campaniano inferior) de Kansas, de la formación de Eutaw (Santoniano) y de la Formación Mooreville Chalk (Campaniano-Santoniano inferior) de Alabama, y de la formación de Kristianstad de Suecia meridional (Campaniano).



Bardet y otros (2005, P. 465) diagnosticaron a Eonatator sternbergii como sigue: “Caracteres ambiguos: sutura lateral premaxilar-maxilar que termina en la parte posterior en el noveno diente maxilar; cola cerca de el 40% de la cabeza y de la longitud del tronco (convergente con los mosasaurinos); longitud de la vértebra caudal mayor que su anchura; menos de cuatro vértebras pigales; longitud del fémur con una anchura dos veces en el extremo distal (convergente con Clidastes). Un análisis cladístico de Halisaurinae ha indicado que Eonatator es el taxón hermano de Halisaurus y que representa uno de los taxones más basales conocidos entre los mosasáuridos.
Eonatator estaba entre los mosasaurios más pequeños. La longitud del esqueleto, que representa a un adulto, es solamente de 2.65 metros en longitud. Como muchos mosasaurios, se alimentaba probablemente sobre todo de pescados y reptiles marinos más pequeños.


Eonatator


El Halisaurus (“lagarto del océano” ) del Cretácico Tardío, 85-65 millones de años, medía 3-4 m, era pequeño. Los dientes mosasaurios son buenos en perforar la piel de su presa, pero mal corte de carne. Así que una vez halisaurus ha cogido su presa, se la traga. Su mandíbula tiene articulaciones flexibles dentro de ella y la puede abrir de forma increíblemente amplia. Al igual que otros mosasaurios, Halisaurus tiene dientes adicionales llamados dientes pterigoideos, que utiliza para aferrarse a su presa, mientras que su mandíbula se mueve hacia adelante a tragar toda la desafortunada víctima.







He conseguido sólo estas imágenes de los dientes pterigoideos (en el paladar), que les ayudaban a los mosasaurios a tragársela toda... a las presa



Familia mosasaurinae

Amphekepubis es un género extinto de mosasáuridos del Cretácico, encontrado en México. Sus restos corresponden al espécimen holotipo UM 509 V.P, un esqueleto parcial preservado en tres dimensiones, que comprende la zona pélvica, huesos de las extremidades posteriores y nueve vértebras caudales, encontrados en el este de Monterrey, en el estado de Nuevo León, que provienen de sedimentos marinos (arcilitas) aparentemente de la formación San Felipe, que corresponde al límite entre las épocas del Coniaciano y el Santoniano del Cretácico Superior. Sin embargo, se ha sugerido que su edad podría ser más reciente e incluso sus restos podrían pertenecer al género Mosasaurus.

Globidens ("dientes de globo" ) es un género de saurópsidos mosasáuridos, que vivieron en el Cretácico superior, en lo que hoy es Norteamérica.

El Globidens medía 6 m de longitud se diferenciaba de los mosasaurios porque carecía de dientes puntiagudos que los utilizaba para atrapar peces y otras criaturas marinas como pulpos o calamares. Muchos de de los casi 40 dientes que tenía eran redondos como pelotas de golf y de un tamaño similar. Lejos de sobresalir, se encontraban incrustados en la mandíbula, de modo que solo se vea la parte superior. Una dentadura así resultaba ideal para aplastar las gruesas conchas de moluscos como las almejas o los cangrejos de cuerpo duro. Los dientes frontales eran largos y con forma de clavija, y Globidens pudo usarlos para extraer los moluscos del fondo marino o arrancarlos de las rocas.


Globidens y sus extraños dientes.


Mosasaurus ("lagarto del río Mosa" ) vivió durante el Maastrichtiano en el período Cretácico, hace entre 70-65 millones de años en el área de las actuales Europa Occidental y Norteamérica. Su nombre hace referencia al hecho de que el primer espécimen fue hallado cerca del río Mosa.

Como muchos mosasaurios, sus patas estaban modificadas en aletas hidrodinámicas, siendo las delanteras más grandes que las posteriores. Como sus parientes americanos Tylosaurus y Hainosaurus, Mosasaurus alcanzaba longitudes de hasta 15 metros; sin embargo, Mosasaurus era mucho más robusto que los mosasaurios tilosaurinos de tamaño similar. Estuvo entre los últimos y mayores géneros de mosasaurios. El cráneo estaba más fuertemente constituido que en otros mosasaurios, ya que la mandíbula se articulaba muy apretadamente contra el cráneo. Tenía un cuerpo amplio en forma de barril, y con sus grandes ojos, pobre visión binocular y bulbos olfatorios mal desarrollados, los expertos creen que Mosasaurus vivía cerca de la superficie del océano, donde se alimentaba de peces, tortugas, amonitas, y posiblemente mosasaurios más pequeños. El animal permanecía cerca de la superficie y aunque era capaz de bucear, evidentemente prefería no aventurarse en aguas más profundas.



El cráneo de Mosasaurus culminaba en un proceso corto y cónico, y las mandíbulas estaban armadas con grandes dientes afilados y cónicos. Sus miembros en forma de aletas con cinco dígitos en las frontales y cuatro en las posteriores. El tronco acababa en una fuerte cola dotada de aleta en su extremo, siendo el principal medio de locomoción del animal en el agua, más que sus aletas.


Espécimen TM 7424, el primer cráneo, hallado en 1764.


Mosasaurus fue el primer género de mosasaurio en ser nombrado (y de hecho, el primer género de reptil prehistórico que lo fue). Los primeros restos conocidos por la ciencia fueron un cráneo fragmentario provenientes de una cantera de calizas en el Monte San Pedro, una colina cerca de Maastricht, Países Bajos, hallado en 1764 y recolectado por el teniente Jean Baptiste Drouin en 1766. Este fue adquirido por el Museo Teylers en Haarlem en 1784 por Martinus van Marum, el primer director del museo, quien publicó su descripción sólo hasta 1790. Él consideró que se trataba de una especie de un "gran pez que respira" (Pisces cetacei, en otras palabras: una ballena). Este es aún parte de la colección siendo catalogado como TM 7424.



Maastricht, una importante ciudad fortificada, fue capturada por el ejército revolucionario francés a finales de 1794. Acompañando a las tropas francesas, aunque había arribado a Maastricht dos meses antes de la toma de la ciudad, se encontraba el geólogo Barthélemy Faujas de Saint-Fond en una misión para asegurar la pieza, junto con el représentant du peuple (comisario político) Augustin-Lucie de Frécine (1751–1804), quien durante la campaña trató de transportar cualquier bien de valor científico o artístico que él pudiera tener en sus manos a Francia. Dándose cuenta de que el cráneo había sido removido de la casa de campo y escondido dentro de la fortaleza, se dice que Frécine habría ofrecido "seiscientas botellas de excelente vino" a aquellos que fueran los primeros en localizar el cráneo y traérselo intacto . Pronto una docena de granaderos pudieron haber reclamado la recompensa, llevando la pieza con ellos. En diciembre de 1794 el fósil fue trasladado a París como botín de guerra, siendo declarado por decreto un patrimonio nacional y añadido a la colección del nuevo Museo Nacional de Historia Natural de Francia.


La romántica pero inexacta representación del descubrimiento del Mosasaurus de De Saint-Fond, mostrando a Hoffmann a la izquierda.


En 1798 Faujas de Saint-Fond publicó su Histoire naturelle de la montagne de Saint-Pierre de Maestricht [Tome 1], el cual también contenía un reporte de las circusntancias del hallazgo. De acuerdo a él, el dr. Hoffmann pagaba a los canteros cuando ellos le informaban de hallazgos fósiles. Cuando el cráneo fue encontrado en 1770 Hoffmann pudo haber sido alertado de este y entonces lideró la excavación. Después Godding pudo haber reclamado sus derechos como terrateniente y forzó a Hoffmann a renunciar a su propiedad a través de un litigio, el que ganó influenciando a la corte. Sin embargo De Saint-Fond en 1795, salvó el espécimen para la ciencia, prometiendo una considerable indemnización a Godding para compensarlo por su pérdida. No obstante, como ha mostrado el historiador holandés Peggy Rompen, muy poco de esta famosa historia puede ser corroborado por otras fuentes. Godding era el propietario original, Hoffmann claramente nunca poseyó el fósil, no hubo un litigio, Faujas de Saint-Fond probablemente nunca pagó nada y el relato entero parece haber sido fabricado por él justificar el despojo mediante la fuerza militar.



De Saint-Fond aún asumía que el espécimen representaba un cocodrilo. En 1798 el hijo de Petrus Camper, Adriaan Gilles Camper, estudió de nuevo al fósil indirectamente al reconsiderar la descripción hecha por su padre. Él fue el primero en llegar a la conclusión de que los restos pertenecían a un lagarto varano gigante, lo que resultó en que él escribiera una misiva en 1799 a Georges Cuvier.

En 1808 Cuvier confirmó el resultado de Camper. El fósil se había vuelto ya parte de las primeras especulaciones de Cuvier sobre la posibilidad de que las especies animales se extinguieran. La idea de la extinción preparó el camino para su teoría del catastrofismo o "creaciones consecutivas", uno de los predecesores de la teoría de la evolución. Anteriormente, casi todos los espécimenes de reptiles fósiles, tras reconocerse que había venido de una criatura viva, eran interpretados como formas similares a las de la actualidad: cocodrilos, peces, ballenas, o grandes mamíferos terrestres. La idea de Cuvier de que el espécimen de Maastricht era una versión gigante de un animal moderno distinto de cualquier especie existente hoy en día parecía extraña, incluso para él. Él justificó esto confiando en sus técnicas en el entonces novedoso campo de la anatomía comparada, que él ya había usado para identificar a ejemplares gigantes de otros grupos modernos conocidos sólo por sus fósiles, incluyendo tapires gigantes y perezosos terrestres.


Un boceto de Cuvier


Aún no se le había dado un nombre científico a la nueva especie, ya que el espécimen usualmente era conocido como Grand Animal fossile des Carrières de Maëstricht es decir "el gran animal fósil de las canteras de Maastricht". En 1822 William Daniel Conybeare lo nombró Mosasaurus por el nombre latino (Mosa) del río Maas (o Meuse) que pasa junto al monte Saint Peter, siendo el segundo cráneo el holotipo, MNHNP AC9648. El nombre de la especie (epíteto) hoffmannii fue añadido por G.A. Mantell en 1829, en homenaje de Hoffmann, bajo la suposición de que él fue el descubridor del espécimen tipo . La forma enmendada hoffmanni que frecuentemente se usa en la actualidad es contraria a las reglas de la ICZN que establecen que "la escritura original de un nombre [...] debe ser preservada."



En 1854 el biólogo alemán Hermann Schlegel ue el primero en conjeturar que Mosasaurus tenía aletas en vez de patas normales.


Mosasaurus conodon, Museo de Cienca de Minnesota



Familia Plioplatecarpinae

Platecarpus era un mosasaurio de tamaño mediano con mandíbulas largas y estrechas llenas de dientes afilados y puntiagudos. Este lagarto marino llegó a 24 pies (7 metros) de longitud y vagaba por los mares poco profundos del Cretácico Tardío en busca de peces pequeños y calamares.

Aunque no es el más grande de los mosasaurios, Platecarpus fue uno de los más abundantes, sus fósiles se han encontrado en los fondos marinos antiguos en América del Norte, Europa y África.



Al igual que con todos los mosasaurios, una cola larga, musculosa y aplanada verticalmente movía al Platecarpus, mientras que las extremidades como aletas proporcionan la dirección. Algunos especímenes fosilizados tienen tímpanos gruesos, una adaptación que puede haber permitido que el monstruo del mar para perseguir a los peces hacia las aguas profundas.



Un ejemplar excepcionalmente preservado de P. tympaniticus conocido como LACM 128319 muestra impresiones de piel, pigmentos alrededor de las fosas nasales, tubos bronquiales y la presencia de una alta aleta caudal, mostrando que éste y otros mosasaurios no necesariamente tenían un método de natación similar al de una anguila, más bien eran nadadores rápidos y poderosos. El ejemplar es alojado en el Museo de Historia Natural de Los Angeles.


LACM 128319.


Las escamas en la punta del hocico y en lo alto del cráneo son de forma un tanto hexagonal, sin contacto entre las mismas. Las de las mandíbulas son largas y romboidales, solapadas una sobre otra. Las escamas en el hocico indican que las fosas nasales estaban situadas muy en el frente del cráneo, en la punta, y se ubicaban lateralmente como en muchos escamosos y arcosaurios. Las escamas del cuerpo son todas romboidales, y se conectan fuertemente en filas diagonales que se superponen unas a otras en sus bordes posteriores. Éstas son generalmente del mismo tamaño a través de toda la longitud del cuerpo. Las escamas caudales son más altas y grandes que las del resto del cuerpo, aunque las que cubren la superficie inferior de la cola son más similares a las del resto del cuerpo.



El Platecarpus tenía una larga cola orientada hacia abajo con un gran lóbulo dorsal sobre ella, aletas para dirigir el nado, y también mandíbulas con dientes cónicos alineados. Crecía hasta los 4.3 metros de largo, siendo la mitad de esta longitud ocupada por la cola. Los mosasaurios platecarpinos evolucionaron en el muy especializado grupo de los plioplatecarpinos a finales del Cretácico. Como otros mosasaurios, se pensó inicilamente que nadaba de manera similar a una anguila, aunque un reciente estudio sugiere que nadaba de manera más parecida a los tiburones modernos.

La estructura craneal del Platecarpus es única entre los mosasaurios. Este género se caracteriza por su corto cráneo, en el cual tenía menos dientes que otros mosasaurios (aproximadamente 10 dientes en cada hueso dentario).




Platecarpus



Yaguarasaurus fue un género procedente del período Cretácico Superior (Turoniano, hace aproximadamente 90 millones de años) de Colombia. Los restos descubiertos (un cráneo articulado, algunas vértebras y costillas) fueron definidas como un nuevo género y especie de la tribu Plioplatecarpini, Yaguarasaurus columbianus, por la paleontóloga colombiana María Páramo, antigua directora del Museo de Geología José Royo y Gómez de INGEOMINAS, en la ciudad de Bogotá. Los restos fueron encontrados en un lecho de piedra caliza de la formación geológica Villeta cerca de Yaguará, en el sitio llamado Cueva Rica (departamento de Huila). Su nombre significa "lagarto de Yaguará de Colombia", siendo un animal de aproximadamente 5 metros de longitud, con una longitud craneal de 47 centímetros. Yaguarasaurus era un pariente cercano de Russellosaurus coheni y Tethysaurus, una agrupación que podría ser un clado basal a la división entre las subfamilas Tylosaurinae y Plioplatecarpinae, llamado Russellosaurina.



Este reptil es un miembro de la familia de lagartos marinos Mosasauridae, característicos de mediados y finales del período Cretácico, con una distribución global, si bien en Suramérica son conocidos únicamente a través de restos aislados. Este mosasaurio descubierto en Yaguará, está ahora entre los más completos materiales conocidos en América del Sur.



Yaguarasaurus



Familia Tylosaurinae

Tylosaurus fue un mosasaurio Del Cretácico tardío (hace 85-80 millones de años), que vivió en Norteamérica.



Tylosaurus proriger estuvo entre los mayores de todos los mosasaurios (junto con Hainosaurus y Mosasaurus hoffmannii), alcanzando longitudes máximas de 15 metros o más. Una característica distintiva de Tylosaurus es su alargado y cilíndrico premaxilar (el hocico) del cual toma su nombre y el cual pudo haber usado para para embestir y aturdir a sus presas y también pudo haberlo usado en combates intraespecíficos.



Contenidos estomacales asociados con especímenes de Tylosaurus proriger indican que este feroz mosasaurio tenía una dieta variada, incluyendo peces, tiburones, mosasaurios menores, plesiosaurios y aves marinas no voladoras como Hesperornis. En algunos paleoambientes, Tylosaurus parece haber preferido aguas someras, cercanas a las costas (como en la formación Eutaw y la formación Mooreville Chalk de Alabama), mientras favorecía aguas profundas muy alejadas de las cosntas en otros ambientes (como en la creta de Niobrara del oeste de EE.UU.).



Aunque muchas especies de Tylosaurus han sido nombradas a través de los años, sólo unas pocas han sido por ahora reconocidas por los científicos como taxonómicamente válidas. Son las siguientes: Tylosaurus proriger (Cope, 18691 ), del Santoniano tardío hasta mediados del Campaniano de América del Norte (Kansas, Alabama, Nebraska, etc.); Tylosaurus nepaeolicus (Cope, 18744 ), del Santoniano of Norteamérica (Kansas); Tylosaurus haumuriensis (Hector, 1874; =Taniwhasaurus oweni), del Camapniano inferior hasta mediados del mismo de Nueva Zelanda; Tylosaurus kansasensis Everhart, 2005, del Coniaciano tardío de Kansas.




Hainosaurus fue uno de los mayores mosasaurios, aunque su tamaño ha sido revisado más de una vez. En la primera estimación se determinó que medía unos 17 metros de largo, siendo el mayor mosasáurido. En la década de 1990, la revisión de su tamaño lo redujo a 15 metros de largo; más recientemente, Johan Lindgren estimó que alcanzaba longitudes de algo más de 12.2 metros. Fue uno de los mayores depredadores marinos del Cretácico Superior.


Fragmentos de mandíbula de Hainosaurus bernardi, Museo Nacional de Historia Natural de Francia, París


Hainosaurus fue un miembro de la subfamilia Tylosaurinae, y estaba emparentado al género norteamericano Tylosaurus. Sin embargo, tenía más vértebras desde el cuello hasta la zona de la cola con cheurones (53) que Tylosaurus (35). Ambos géneros eran grandes "superdepredadores" marinos. La cola de Hainosaurus' tenía menos vértebras con cheurones (series de huesos ubicadas en la superficie inferior de la cola de los reptiles), haciéndola más corta que la de Tylosaurus. La única especie conocida es la especie tipo, Hainosaurus bernardi, llamada así en honor del naturalista belga Leopold Bernard.


Hainosaurus





Te cansás de leer tanto? No hay problema, youtube enseña con este documental. Está en español de España (Problem?)


link: http://www.youtube.com/watch?v=Wml905sKheg




Así termino el post. Espero que os haya gustado y conocido mejor estas fantásticas criaturas.
Moonlover.






Más fuentes

http://www.toptenz.net/top-10-terrifying-prehistoric-sea-monsters.php
http://fossilsofnj.com/reptiles/plesiosaurs.htm
http://www.prehistoric-wildlife.com/species/c/cimoliasaurus.html
http://www.telefonica.net/web2/paleontologiaernesto/Vertebrados/ReptilesMarinos/Plesiosaurios.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Plesiosauria