Check the new version here

Popular channels

El Sahara, ¿la cuna de la astronomía?





"La Naturaleza entera y el firmamento galano están simbolizados en el arte de la geometría". Así escribía Johannes Kepler en su TERTIUS INTERVENIENS. Kepler, el gran astrónomo alemán del siglo XVII, descubrió que la Tierra y los planetan giran alrededor del Sol con órbitas elípticas, mediante unas relaciones matemáticas aun conocidas como leyes de Kepler.

Pero muchos, antes de Kepler, habían analizado la relación entre las construcciones geométricas y la Astronomía. Hace 6.500 años ello ya ocurría en la parte egipcia del desierto del Sahara. Y, es de todos conocido que, en la parroquia inglesa de Amesbury, distrito de Salisbury, condado de Wiltshire, valle del río Avon, se encuentra, entre otros restos megalíticos, el de Stonehenge, considerado la estructura prehistórica más importante de Europa y, hasta hace poco, el monumento más antiguo con relaciones astronómicas. Este monumento ritual está fechado entre los últimos periodos del neolítico (finales de la edad de piedra) y los primeros de la edad del bronce. Aunque se desconoce con exactitud su funcionalidad, es muy probable que fuese un lugar de reunión tribal y centro religioso relacionado con la observación astronómica.


STONEHENGE.
El inicio de la construcción de Stonehenge tuvo lugar hacia el año 2800 a.de C. y fue erigido en diversas etapas, iniciadas con un monumento circular de carácter ritual rodeado por un talud y un foso. Mil años después tomó su peculiar aspecto, con cuatro círculos concéntricos de piedras. El círculo exterior, de 30 metros de diámetro, está formado por grandes piedras rectangulares de arenisca, que originalmente estaban rematadas por dinteles, de piedra, que también configuraban un círculo. Dentro de esta hilera exterior se encuentra otro círculo de bloques menor, de arenisca azulada. Éste encierra una herradura, construida por piedras de arenisca del mismo color y trabadas con dinteles, en cuyo interior permanece una losa de arenisca micácea conocida como el Altar. Todo el conjunto está rodeado por un foso circular que mide 104 m de diámetro y cuenta con 56 fosas. En Stonehenge, como en otros yacimientos de la edad del bronce, el énfasis dado al círculo puede ser una alegoría respecto a la naturaleza circular del nacimiento y la muerte y del transcurrir de las estaciones.



En el conjunto, destacan la Piedra del Sacrificio y la Piedra Talón. Ésta probablemente desempeñó un importante papel durante la observación del amanecer en el solsticio de verano. Realmente, fue a principios de este siglo cuando el astrónomo inglés Sir Norman Lockyer demostró que el eje noreste se alineaba con la salida del Sol en el solsticio de verano, por lo que se especuló que los constructores eran adoradores del Sol. In 1963, el astrónomo americano Gerald Hawkins, llegó a afirmar que Stonehenge funcionaba como un complicado ordenador para predecir los eclipses lunares y solares. Entre las funciones que se le han asignado a las construcciones geométricas de Stonehenge están las de predecir los solsticios de verano e invierno, los equinoccios primaverales y otoñales, los eclipses solares y lunares, la situación del Sol y de la Luna con respecto a la Tierra, y la de calendario. Por ello Stonehenge sería un importantísimo lugar de reunión para ceremonias religiosas relacionadas con el Sol y la Luna. Sin embargo, en parte, ello es mera especulación y, según el arqueólogo R.J.C. Atkinson, del University College de Cardiff, "Hasta ahora nadie ha podido dar la clave de su significado".



LA TUMBA DE NEWGRANGE.
Pero Stonehenge no es el monumento astronómico más antiguo. A unos 50 Kms al noroeste de Dublín, la tumba de Newgrange fue construida hace unos 5100 años, tres siglos antes que Stonehenge, según dataciones realizadas con carbono-14. Aunque descubierta en 1669, permaneció poco investigada hasta que hace unos diez años, las investigaciones allí realizadas hicieron que pasase a ser el monumento más antiguo conocido alineado con la dinámica celeste. Aunque tal alineación todavía es observable, a pesar de la variación habida en el eje terrestre respecto al Sol, fue hace 5100 años, cuando se producía de un modo más espectacular un fenómeno cuya descripción oral se ha transmitido misteriosamente, en forma de leyenda, a lo largo de innumerables generaciones, entre los pobladores de la zona, que no conocían la tumba.



Se trata de que en el solsticio de invierno, el día más corto del año, a los cuatro minutos y medio de la salida del Sol, un rayo de luz penetraba por una abertura especial (hecho que, de modo más atenuado, solo ocurre durante dos semanas del invierno) y era capaz de atravesar un estrecho pasillo, llegar hasta la suntuosa cámara mortuoria e iluminar un grabado de la parte posterior de la cámara. Y la probabilidad de que todo ello ocurriese por casualidad es prácticamente despreciable.

El record de antigüedad para la tumba de Newgrange ha sido poco duradero, ya que, según se acaba de anunciar en la revista Nature, en el lugar denominado Nabta, descubierto hace unos años, en la zona sur egipcia del desierto sahariano, un gran yacimiento megalítico de alineamientos astronómicos, posee una antigüedad evaluada entre los 6500 y 7000 años de edad, es decir, unos dos mil años anterior a Stonehenge.




NABTA.
Durante algunos miles de años previos, en Nabta se daban tan abundantes lluvias veraniegas que se formaban lagos con carácter temporal. Allí hubo un lago hace unos 11.000 años, que fue utilizado por los nómadas hasta su desecación, hace unos 4.800 años. En sus orillas es donde se erigió un centro ceremonial de alineaciones megalíticas, de forma circular, en una superficie arriñonada de unos 4 Kms por 1,5 Kms. Comprende 10 grandes losas monolíticas, de varios metros de altura, 30 óvalos rocosos alineados y un calendario circular de piedras. Las piedras se transportaron al lugar desde lugares distantes, a veces, varios kilómetros.



El calendario circular de unos cuatro metros de diámetro, señala la dirección norte-sur y sirve para indicar la salida del Sol en el solsticio de verano, momento que marcaba el inicio de la temporada de lluvias. Algunos de los megalitos parece que estaban situados en el lago de modo que podrían servir de marcadores rituales del comienzo de la estación lluviosa. Por otra parte, los monolitos verticales están colocados de forma que no producen sombra cuando el Sol de mediodía alcanza su cenit, alrededor del solsticio de verano, lo que concuerda con la creencia de muchas culturas tropicales del carácter principal de la situación cenital del Sol.



En el conjunto de Nabta existen líneas de megalitos dispuestas a modo de radios de una gran rueda así como otras alineaciones geométricas megalíticas, que han sido avistadas por satélite, cuyo significado aun no está claro. Lo que ha resultado sorprendente ha sido la Investigación de nueve grandes amontonamientos circulares de grandes piedras, que taponaban cámaras mortuorias especiales direccionadas hacia el norte, conteniendo los restos de vacas ritualmente sacrificadas. No se sabe todavía nada sobre su significado, pero vale la pena recordar que la antigua deidad egipcia del amor y la belleza solía representarse como una mujer con cabeza de vaca. En todo caso, los monolitos de Nabta se pueden considerar como los precursores de las pirámides de Giza y nos alumbran una época muy oscura de civilizaciones precedentes.




0
0
0
0
0No comments yet