Check the new version here

Popular channels

El sangriento destino del USS Indianapolis

El USS Indianapolis fue un crucero pesado de clase Portland perteneciente a la Armada de los Estados Unidos, con numeral identificador CA-35,fué conocido por transportar la carga de las bombas atómicas a la isla de Tinian el 29 de Junio de 1945. Esta misión era muy secreta, por la importancia de su carga,por lo que el viaje del buque fuen un total secreto desconociendose por buena parte del estado mayor naval


USS INDIANAPOLIS


Cumplida su misión se le indicó navegar hacia la isla de Guam, ante el pedido de su capitán el contralmirante Charles Butler Mc Vay III, para navegar por esas aguas tradicionalmente infestadas de enemigos,se le negó indicándole que ya no había naves enemigas en esas aguas, pero que podía navegar en zig-zag asi lo deseaba. Esta nave no contaba con sonar para detectar submarinos.
Sin saberlo, en esa zona habían cuatro submarinos japoneses operando, uno de los cuales ya había hundido un destructor. Además, al dar su trasmisión informando adonde se dirigía solo se le copió parcialmente.
El crucero partió en solitario, sin nadie que lo escoltara y sin que nadie supiera su posición. Muchos factores se conjugaron para desembocar en la tragedia que pasaría en las siguientes horas.


Submarino japonés I-58 tipo B3


Pocos minutos pasado las 23 horas y con luna llena intermitente entre nubes, en algún punto equidistante entre Guam y Leyte fue localizado por un submarino japonés de Primera Clase, tipo B3 el I-58 comandado por el capitán Mochitsura Hashimoto, quien esperó que el crucero enemigo estuviera a no menos de 600 metros, ya que no quería fallar. A las 23: 26 horas Hashimoto dispara en abanico seis torpedos Long Lance. Hacía las 23:30 horas la luna se ocultó definitivamente

Cerca de la medianoche (23: 35 horas) el crucero recibió al menos dos impactos de torpedo. El primer torpedo dio bien a proa y prácticamente desintegró 20 m de esta sección, y el segundo torpedo dio entre la sala de máquinas y el depósito de municiones de la torre n°2, los generadores eléctricos quedaron inutilizados y dejaron sin energía al resto de la nave, sin altavoces internos y sin posibilidad de radiar un mensaje de auxilio. McVay dio la orden verbal de abandono del buque que fue transmitida oralmente. Debido a que este crucero poseía un centro de gravedad elevado, se inclinó hacia estribor para comenzar a tumbarse y hundirse. La tripulación luchó por soltar las balsas, debido a la inclinación solo se arriaron unas cuantas de ellas, finalmente el crucero completamente recostado a estribor se hundió (00: 27 horas) en escasos doce minutos, más de 316 marinos perecieron ahogados o muertos por el impacto de los torpedos. Los botes no pudieron ser arriados. Los entrenamientos de abandono de buque dieron su fruto y más de 880 marinos lograron abandonar el buque. Muchos de ellos se lanzaron desnudos a las aguas, pocos de ellos llevaban chalecos salvavidas. El USS Indianápolis se hundió en la posición aproximada 12°01?40?N 134°46?01?O a más de 3000 m de profundidad


...finalmente el crucero completamente recostado a estribor se hundió...


De las 1196 personas a bordo, unas 316 se hundieron con el buque y las restantes 880 cayeron al mar sin botes salvavidas, sin chaleco ni comida ni agua. Este evento puede ser considerado como “el peor ataque de tiburones en la historia de la humanidad”.

Al amanecer del primer día los tiburones aparecieron. Tan solo unos pocos tiburones tigre (Galeacerdo Cuvier) que fieles a su patrón de comportamiento comenzaron a rodear a los náufragos quienes percatados de la situación se congregaron en grupos que nadaban unidos confiando a que esta actitud alejara a los tiburones.

A media tarde cientos de escualos infestaban las aguas. Los marineros, cada vez que uno de los tiburones tigre comenzaba el ritual del círculo –el comportamiento común del tiburón tigre en el ataque es reproducir un movimiento circular en torno a la presa y repetir los círculos disminuyendo el diámetro de los mismos para previamente al ataque dar un círculo final amplio y finalmente lanzarse hacia la presa- comenzaban a patalear y a gritar esperando asustar a los tiburones ya que a veces se alejaban con eso. A veces no se alejaban. Al tercer día la situación se complicó aún más.

Además de aumentar el número de tiburones tigre, algunos náufragos comenzaron a tomar agua salada. Esta ingestión produjo en ellos vívidas alucinaciones lo que provocó que decenas de marineros se alejaran de los grupos para ahogarse y ser devorados por los tiburones.


Los tiburones mataron a aproximadamente 400 marinos


Inexplicablemente, el mando naval norteamericano en Filipinas no se percató de la ausencia del Indianapolis, que debería haber arribado al Golfo de Leyte el 31 de julio. No fue sino hasta las 11 de la mañana del cuarto dia, 2 de agosto, que los náufragos fueron descubiertos, de mera casualidad pues nadie los buscaba, por un avión de patrullaje antisubmarino Ventura PV-1 en tránsito, uno de los tripulantes, Chuck Gwinn reparaba una antena mientras se sobaba el cuello cuando observó una gran mancha de petróleo y varios puntos negros a flote.
A las once de la mañana del cuarto día, un joven piloto -Teniente Wilbur Gwinn- al mando de un bombardero PBY Ventura descubrió a los náufragos en forma accidental en un patrullaje habitual en búsqueda de submarinos. Reportó el incidente a su base en Peleiu con el siguiente radiomensaje -¡Muchos hombres en el agua! dando la posición de los náufragos.
Un hidroavión Consolidated PBY Catalina fue enviado a observar desde Guam, su piloto Teniente Adrian Marks contraviniendo órdenes y al ver tiburones atacando se arriesgó y amerizó, logrando extraer del mar a 56 marinos. 
La base envió un PBY (hidroavión) con el fin de investigar la situación, quien en pleno vuelo solicitó a destructor USS Doyle que acudiera al lugar. El capitán del USS Doyle decidió dirigirse hacia allí sin esperar la autorización correspondiente. 


PBY VENTURA


Al anochecer, el teniente Mark seguía rescatando náufragos. Una vez llena la capacidad del avión comenzó a atar los mismos a las alas del aeroplano con cordel de paracaídas mientras seguían esperando el rescate. Mark y su tripulación pudieron salvar a 56 hombres durante esa jornada. En plena oscuridad llegó el USS Doyle quien detuvo sus máquinas para no herir a los náufragos que podían encontrarse en la zona y comenzó a transportar a los hombres que Mark tenía en su avión hacia el destructor.


USS Doyle rescatando a los sobrevivientes


Despreciando su propia seguridad el capitán del USS Doyle mandó a encender faros para que los náufragos se guiarán hacia el barco y al mismo tiempo para ubicar a los restantes navíos que acudieron al rescate. Al día siguiente durante la mañana finalizó el mismo.Se contaron 316 sobrevivientes en total, entre ellos, el contralmirante McVay.Los sobrevivientes fueron rescatados entre los restos de los cuerpos de sus compañeros dispersos en el área. Para entonces las pérdidas eran de 883 hombres de mar, de los cuales ya 400, casi la mitad había sido pasto de los tiburones.

Evadiendo sus responsabilidades, el alto mando naval norteamericano utilizó de chivo expiatorio al contralmirante McVay y le acusó de ser responsable de los hechos. Fue sometido a un Consejo de guerra y encontrado culpable por no utilizar la marcha del zig-zag al navegar hacia Leyte. Atestiguó además Mochitsura Hashimoto, el capitán del I-58 hecho prisionero, argumentando que el ataque estaba hecho bajo estado bélico, que él era el cazador y el crucero hundido, su presa. Además atestiguó que si hubiese descubierto que el USS Indianapolis hubiese venido en trayectoria de zig-zag, el resultado hubiera sido el mismo ya que habría empleado sus Kaitens. McVay fue degradado a capitán y enviado a un puesto administrativo en la Marina.



Presionado moralmente por los hechos, McVay se suicidó de un disparo en el jardín de su casa en 1968. A propuesta del Congreso, el Presidente Bill Clinton firmó una ley en el año 2000 que exoneró de responsabilidades al Capt. McVay por el hundimiento del crucero a su mando.


Fuentes:
http://www.eyewitnesstohistory.com/indianapolis.htm

http://poquiblog.blogspot.com/2013/08/el-peor-ataque-de-tiburones-de-la.html

http://www.ussindianapolis.org/story.htm
0
0
0
0No comments yet