El ser humano: un animal o un ser divino??



El ser humano ha sido despojado de su dimensión divina por medio de ocultarte su verdadero origen e identidad. Las personas no saben el origen de la humanidad ni saben quién son ellos mismos.
Las clases dirigentes mundiales que siempre nos han gobernado nos engañan y nos mienten sobre nuestro verdadero origen para así tenernos controlados y ser sus esclavos. Hay un dicho que dice que una media humanidad vive de la otra media, pero más bien en este caso diríamos que un pequeño grupo compuesto de banqueros, casas reales y otros individuos que tienen mucho poder nos controlan a su antojo desde los albores de la humanidad. Esta minoría pequeña y organizada ha estado dominando a la gran mayoría desorganizada de humanos por medio de la ocultación y el engaño. Para conseguir ese objetivo ellos actualmente utilizan sus poderosos medios de comunicación que son las universidades, escuelas, religiones, radio-televisión, el cine, cantantes, famosos y por su puesto la clase política mundial que nos gobiernan.
Esta poderosa minoría en estos últimos miles de años ha controlado y dominado al ser humano en perjuicio del ser humano creando desigualdades, racismo, discriminación, guerras, explotación, esclavitud, corrupción, inseguridad.
Las clases dirigentes nos han rebajado al extremo de decir que lo nuestro solo es nacer comer reproducirse y morir. Nos dicen que venimos de los monos, nos ven como un pedazo de carne, dicen que solo somos consumidores, que solo somos un numero de identificación y que el único dios en este mundo es el dinero y nos inculcan que la máxima meta del ser humano es ganar dinero cuanto más mejor. Es decir una perspectiva totalmente materialista-egoísta dentro de este mundo de ilusión y ficción que los hindúes lo llaman “Maya” y otros escritores actuales lo denominan la “Matrix”.
El filósofo Sócrates dijo: "Conócete a ti mismo". Somos más que un pedazo de carne, más que un número de identificación, más que un simple consumidor, más que una máquina de hacer dinero.
Todos los seres humanos somos seres divinos, somos como los ángeles, tenemos poderes ilimitados, somos un templo del dios creador. Cada ser humano es único e irrepetible y es parte del universo. SOMOS SERES ESPIRITUALES DE LUZ.
El cuerpo humano tiene poderes re-generativos que curan toda enfermedad, poderes psíquicos como la telepatía, los ojos tienen más funciones que nos ocultan, el cuerpo acumula energías diversas que pueden ser utilizadas, etc. Lamentablemente la mayoría de la humanidad desconoce esto. Nuestros poderes apenas se utilizan y están inactivos porque no nos enseñan a utilizarlos. El cerebro solo se utiliza menos del 10% y el otro 90% restante no se usa y hasta dicen que no se sabe para qué sirve. Hay un órgano muy importante situado en el entrecejo que se llama "el tercer ojo" que la mayoría de las personas desconoce. Este órgano si se consigue activar y se utilizara nos llevaría a la realidad del universo, del espacio-tiempo fundiéndonos en el cosmos y en la conciencia de Dios. Nuestro cuerpo físico se compone de energías y somos seres energéticos.
Si supiéramos utilizar al 100% las funciones de nuestro cuerpo seriamos como los ángeles, seriamos dioses, seres de poder ilimitado, conseguiríamos todo lo que quisiéramos.
Si todos los seres humanos despertáramos y saliéramos de la oscuridad en la que estamos y entrásemos en la luz del conocimiento y la verdad, en ese momento dejaríamos de ser esclavos de las clases dirigentes mundiales y seriamos libres. Llegaría el reino de Dios a nosotros, el reino de los cielos, la edad de oro, que es un mundo perfecto sin guerras, sin desigualdades, sin envidias, sin maldad. Un nuevo mundo que estará dominado por el amor a los demás desinteresado e incondicional es decir el bien supremo.

En el mundo actual "se aman las cosas y se utilizan a las personas" cuando lo correcto sería "amar a las personas y utilizar las cosas" esa es la ecuación cuyos resultados son la oscuridad (el mundo actual) o la luz (un mundo perfecto).
La vida que tenemos es algo grande y valioso que se debe de utilizar para hacer el bien.
Nuestro lema como seres humanos debería ser:
1° PIENSO, LUEGO EXISTO
2° CONÓCETE A TI MISMO
3° LA VERDAD ME HACE LIBRE
4° EL UNIVERSO ESTA DENTRO DE MI
5° YO SOY LO QUE SOY
Todas las religiones reconocen en sus escritos el origen divino del ser humano, desde el antiguo Egipto, Sumer, India, América precolombina, hasta el cristianismo y otras muchas más. Nos dicen que fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios.
Para concluir os digo que si queréis cambiar este mundo tan injusto tenéis que empezar por cambiar vosotros mismos. Si nosotros cambiamos una nueva edad de oro llegara a la humanidad.

Si te gusta este escrito te animo a que se lo recomiendes a otras personas para que también lo lean.

Muchas gracias