About Taringa!

Popular channels

El uso de la COMA



La coma es uno de los signos de puntuación más importantes, tal vez el principal. Sirve para dotar de significado a lo escrito, separando palabras, frases u oraciones, y señalando pausas respiratorias para la lectura adecuada del texto.

Se ha dicho que es un signo de uso complejo porque responde, en muchos casos, a un criterio subjetivo. Pero, en realidad, su colocación es gramaticalmente obligatoria en la mayoría de las situaciones.

Por otro lado, la entonación, tanto en la prosa como en la poesía, depende casi siempre del uso de la coma.


A continuación, presentamos una serie de normas o reglas para el empleo acertado de ésta.

1. ANTES DEL SUJETO

a) Cuando una frase de dos o tres palabras que no contiene un verbo o forma verbal se antepone al sujeto (o al verbo, si el sujeto está omitido), puede separarse por medio de una coma. En este caso, su uso depende de muchos factores, como la intención del autor, el ritmo que éste desea dar a dicho pasaje, la presencia de otros signos, etc. [Se trata de adverbios o locuciones adverbiales que cumplen la función de circunstanciales y van al comienzo de la oración]

Ejemplos:

Poco después, la niña se vistió y llamó a su madre.

Por suerte, mis tres hijos son estudiosos.

Según la profesora, el examen no será difícil.

Para mí, es el mejor actor de la compañía.

Muchas veces, es ella la que responde.

Antes que todo, háblale.

Si puedes, apúrate.

Entonces, todo comenzó de nuevo.

b) Si el elemento que antecede al sujeto está formado por cuatro palabras o más, se separa éste mediante una coma.

Ejemplos:

Antes de la cena, dedican unos minutos a leer el periódico.

Dentro de sus posibilidades, realiza un buen trabajo.

Desde este punto de vista, la influencia es negativa.

c) Cuando el elemento antepuesto contiene el verbo o forma verbal, se separa siempre por medio de una coma.

Ejemplos:

Terminado el juicio, los testigos se agruparon.

Hecho esto, se volvió a sus amigos para felicitarlos.

Visto el caso, se procedió a la discusión.

Antes de salir, cierra bien las ventanas.


2. EN ELEMENTOS INTERCALADOS
Se usa la coma para separar elementos intercalados dentro de la oración, ya sea porque éstos se hayan desplazado de su lugar habitual, o porque simplemente el autor quiere darles mayor énfasis expresivo. Estos elementos pueden ser palabras, frases u oraciones.

a) Para separar palabras individuales

Ejemplos:

Los pronombres posesivos son, pues, los que indican pertenencia.

Ellos tienen, además, el derecho de apelar a la corte.

El profesor Fernández trabaja, naturalmente, en la universidad.

Sabe, además, hablar muy bien el inglés y el chino mandarín.

b) Para aislar una frase dentro de la oración

Ejemplos:

Tiene, a pesar de todo, muy buen sentido del humor.

Jorge es, por el contrario, muy honrado y diligente.

Esperamos que llegue, a más tardar, a las cinco.

Ella busca, desde luego, un hombre trabajador.

Sus hijos, sin embargo, no se ocupaban de ellos.

Eugenio, asombrosamente, quedó conforme.

c) Para separar una oración subordinada

Ejemplos:

La guerra, como dijimos, trajo la ruina para esa ciudad.

Aquella casa, donde habían ocurrido los más extraños sucesos, llamaba la atención a todos los transeúntes.

Los niños, cuando no están jugando, se portan bien

d) En oraciones explicativas

Se coloca coma antes y después de la oración subordinada explicativa que se intercala dentro de otra e interrumpe su fluir como una expresión aclaratoria de carácter incidental. Están en esta situación las oraciones subordinadas de relativo, es decir, las que vienen introducidas por que.

Ejemplos:

Mi primo, que es militar, fue a la guerra.

El presidente, que ha logrado impulsar el desarrollo del país, está estudiando un nuevo plan de crecimiento económico.

Elena, que lo sabía todo, preparó sus maletas y se marchó.

e) Cuando se interrumpe una oración para introducir un breve concepto explicativo que no constituye, como en los casos anteriores, una oración subordinada de relativo (con que), también se usa la coma.

Ejemplos:

Yo pienso, y creo que tú también, que las cosas irían mejor con un poco más de esfuerzo.

La gente comenta, tú lo sabes, sobre mi divorcio.

No he sido nunca, te lo juro, un hombre celoso.


3 EN EL VOCATIVO
La coma se emplea para separar el vocativo (persona o cosa personificada con quien habla o a quien se dirige el autor) del resto de la oración.

Ejemplos:

Ayúdame, Dios mío.

Dime, mi amor.

Eso no está bien, hija.

Los esperamos, amigos.

Ellos irán con nosotros, Elena.

Antonio, tu llevarás la bandera.

Tú sabes, Ricardo, que eso no está bien.


4. EN LA SERIE
La coma se usa para separar en una serie los elementos análogos; es decir, cuando se colocan en forma consecutiva, varias palabras. En varios manuales de redacción, se conoce a este uso de la coma como Enumeración Simple, para distinguirlo de la Enumeración Compleja en la cual se usa el punto y coma, como veremos más adelante.

Ejemplos

Compré libros, plumas, libretas, lápices y reglas.

En la revista vienen artículos, reportajes, entrevistas, modas y recetas de cocina.

Platero es pequeño, peludo, suave… (Juan Ramón Jiménez)

Cantamos, bailamos, jugamos y bebimos en la fiesta.

Vine, vi, vencí. (Julio César)

Casi siempre, en estos casos la conjunción y delante del último elemento de la serie reemplaza a la coma, especialmente cuando se trata de una relación cuyos elementos son cortos (enumeración simple), o cuando éstos son de alguna extensión, pero de estructura tan similar que la eliminación de la última coma no da lugar a confusión alguna, y también cuando los elementos de la serie son oraciones independientes de moderada extensión.

Sin embargo, cuando una de las oraciones enlazadas por la y lleva en su interior una conjunción copulativa (y-e-ni) o disyuntiva (o-u), se debe mantener la coma delante del último elemento.

Ejemplo:

Al apuntar el alba, cantan las aves, y el campo se alegra, y el ambiente cobra movimiento y frescura. (Miguel de Cervantes)

Por otro lado, cuando una de las oraciones enlazadas por la conjunción y sea negativa y la otra afirmativa, se debe usar la coma.

Ejemplos:

Quería hablarle, y no pude.

No fui, y me regañaron.


5 CUANDO SE OMITE EL VERBO [COMA ELÍPTICA]
Se emplea la coma en los casos de “elipsis”, que consisten en omitir una o más palabras, necesarias para la construcción gramatical, pero no para que resulte claro el sentido de la oración, especialmente en el caso de los verbos.

Para indicar la supresión de un verbo que se sobreentiende (elíptico), usamos la coma.

Ejemplos:

Los niños pidieron caramelos; las mujeres, refrescos; los ancianos, café con leche; los hombres, vino.

Yo compré un radio; mi esposa, un vestido; los niños, juguetes.

Un tonto inspira desdén; un hombre de talento, admiración; un corazón corrompido, odio; un corazón generoso, cariño. (Jose Selgas)

Algunos están por el Atlántico; él, por el Pacífico. (Alfonso Reyes)


6. EN LA REDACCIÓN DE FECHAS

Se emplea la coma también para separar los nombres de las ciudades -generalmente capitales de país- o lugares varios (pueblos, distritos, villas, etc.) desde donde se redacta una carta, comunicado, informe u otro tipo de documentos de carácter formal, etc. de las fechas que se escriben a continuación.

Ejemplos:

Lima, 27 de julio de 2015.

Buenos Aires, 9 de setiembre de 1989.

Bogotá, 24 de octubre de 1974.

Madrid, 11 de febrero de 1865.

México D.F., 30 de abril de 1933.


7. EN LA REDACCIÓN DE FÓRMULAS DE DESPEDIDA EN CARTAS
Se utiliza la coma en documentos como cartas, inmediatamente después de las fórmulas o expresiones que indican despedida. Cabe precisar que estas fórmulas de cierre o despedida están escritas en un tono formal y mantienen la cortesía. A continuación de estas fórmulas de despedida aparece la firma de quien ha redactado la carta.

Ejemplos:

Te quiere siempre, Rosa.

Sin otro asunto que tratar, María Eloísa.

Con cariño, Patricia.

Hasta la próxima, José.

Esperando respuesta, Cary.

Queda de usted atentamente, B. R.


8. CON ALGUNAS PALABRAS O EXPRESIONES FIJAS
Se utiliza la coma para separar palabras o expresiones fijas, denominadas en algunos manuales de gramática, lenguaje o redacción “conectores lógicos” o “conectores lógico gramaticales”. Entre dichas expresiones se encuentran las siguientes: es decir, esto es, o sea, sin embargo, no obstante, en cierta medida, por ejemplo, pues, puesto que, ya que, así pues, en realidad, por consiguiente, en consecuencia, por lo tanto, por otro lado, por otra parte, en ese sentido, por último, en fin, en suma, finalmente, en resumen, entre muchas otras.

Ejemplos:

Espero, sin embargo, que no le ocurra nada grave.

Comprendo cada una de tus razones; no obstante, debes mantenerlas en secreto para no afectar los intereses de la empresa.

Dices, pues, que partirás mañana al amanecer. Pero yo no te creo.

La tilde es un medio de marcar la acentuación, es decir, la fuerza de la pronunciación.

No hay, por lo tanto, diptongo, en esas palabras.

Vendió, por último, sus mejores joyas.

En consecuencia, todos los boletos para la función vespertina ya se habían agotado.

Finalmente, alcanzó a divisar tierra firme a cinco millas de distancia.

Por consiguiente, había tenido que empeñar hasta el collar de oro de su querida abuela.

Por último, se enfrentó a las más horribles criaturas que jamás hayas podido imaginar.


9. CUANDO SE INVIERTE EL ORDEN REGULAR DE LA ORACION
El orden normal, regular o habitual de una oración es aquel en que primero aparece el sujeto y después el predicado en la oración. Por eso la aparición de los circunstanciales, proposiciones subordinadas o de verbos encabezando la oración, señala que se ha invertido el orden normal de la oración. Entonces, cuando se invierte este orden regular, debe colocarse una coma después del elemento antepuesto.

Ejemplos:

En el trabajo, él es más rápido de lo que pensábamos. (Orden invertido; se usa coma)

***** Circunstancial al comienzo de la oración *****

Él es más rápido de lo que pensábamos en el trabajo. (Orden normal; sin coma)

Al final de la función, llegó Eugenio. (Orden invertido; se usa coma)

****** Circunstancial al comienzo de la oración *****

Llegó Eugenio al final de la función (Orden normal; sin coma)

Si es necesario, iremos. (Orden invertido; se usa coma)

****** Proposición subordinada al inicio de la oración *****

Iremos si es necesario. (Orden normal; sin coma)

Cuando llegues, avísame. (Orden invertido; se usa coma)

***** Proposición subordinada al inicio de la oración ******

Avísame cuando llegues. (Orden normal; sin coma)

Resultó interesante, su actuación. (Orden invertido; se usa coma)

***** Verbo principal al inicio de la oración *****

Su actuación resultó interesante. (Orden normal, sin coma)


0No comments yet
      GIF