Check the new version here

Popular channels

El verdadero rey de los dinosaurios

Bienvenidos a mi post linces, lincesas, robertos y maquinolas.




El Tiranosaurio rex sin duda es uno de los animales prehistóricos más populares que existen. Feroz, gigantesco, carnívoro y realmente esplendoroso. Este dinosaurio vive en la mente de todos los humanos como el rey de los saurios… Tyrannosaurus rex ¡Lo dice en su propio nombre! («rex» es «rey», duh!). En otras palabras, un dinosaurio con título de nobleza. Pero, ¿por qué es este dinosaurio considerado el rey de todos sus similares?





Realmente era un animal majestuoso y gigante: vivió en una de las eras más conocidas de la prehistoria, fue la estrella de Jurassic Park y, lo más importante, sus fósiles fueron descubiertos hace casi 150 años.

Esto ocurrió en 1874, mucho antes del descubrimiento de varios de sus gigantescos primos, ya adentrado el siglo XX. El hecho de que se haya descubierto hace tantos años —que no se conociera ninguna criatura similar antes que esta, y no se conocería otra por unas décadas más— logró que este dinosaurio sea conocido como un verdadero rey.




Ahora, el Tyrannosaurus rex no fue el único terópodo (dinosaurios bípedos, en su mayor parte carnívoros) monstruoso en hacer temblar el suelo bajo sus pisadas. Algunos de sus familiares cercanos incluyen al giganotosaurio y al cacharodontosaurio. Este par de lagartos en esteroides luchan con nuestro querido T. rex en las categorías de peso y tamaño, superando su promedio por unas cantidades tan pequeñas que no son suficientes para arrebatarle el título de rey y líder indiscutible de los dinosaurios.

Pero existió un monstruo peor. Un monstruo considerablemente más grande y pesado que dominó el planeta unos 30 millones de años antes de la aparición del tiranosaurio. Un monstruo cuya apariencia hace que el T. rex parezca un peluchito molesto.


El Spinosaurus, el verdadero rey de los dinosaurios



Conoce al espinosaurio (Spinosaurus), descubierto en Egipto en 1912. Este dinosaurio fue literalmente una pesadilla viviente. Era capaz de vivir en la tierra y en el agua, muy parecido a los cocodrilos de nuestros tiempos. Tenía una gran espina dorsal en su lomo, dándole una apariencia mucho más grande e imponente.

La medida promedio de su cráneo era un cuarto de metro más largo que el cráneo más grande registrado de un tiranosaurio –gracias a su hocico alargado– y los especímenes adultos más pequeños eran casi tres metros más grandes que los especímenes adultos de T. rex de mayor tamaño.

Quizás te estés preguntando cómo es que estamos tan seguros que has visto a este dinosaurio antes… Bueno, si viste la tercera película de Jurassic Park, entonces quizás recuerdes que el dinosaurio principal (y el único motivo por el que esta película valió la pena) era un gigante de hocico alargado, con una gran espina dorsal, dado al nado y capaz de derrotar a un tiranosaurio rex en un «uno contra uno».



link: https://www.youtube.com/watch?v=M7tNqjsclhs



Es buen momento de aclarar que esto nunca hubiese ocurrido, es debido que el T. rex vivió en la etapa Mastrichiana del período Cretáceo, mientras que el Espinosaurio vivió en la etapa Cenomanience de la misma era. Es decir, unos 30-40 millones de años de diferencia, aunque, por los atributos físicos de cada dinosaurio, la pelea que ocurre en Jurassic Park III, no debe de estar muy lejos de lo que pudo haber sido la realidad.

Si han estado prestando atención a lo que han ido leyendo, quizás piensen que entre el año de descubrimiento del tiranosaurio (1874) y del espinosaurio (1912), en realidad no pasó tanto tiempo, y por ende, puede que se pregunten ¿por qué nadie me había dicho nada de este dinosaurio? ¿Por qué no salió algún paleontólogo por ahí diciendo que este era el verdadero rey o por qué este dinosaurio solo ha aparecido en un puñado de referencias en más de 100 años de historia?




Pues la respuesta es bastante simple, a pesar de que los primeros fósiles del espinosaurio fueron desenterrados en 1912, el primer espécimen encontrado en su totalidad fue en el 2014. Hace menos de un año. Todo ese tiempo malgastado en el que el Espinosaurio pudo haber sido alabado como el rey.

Lógicamente, esto quiere decir que en los libros de historia el tiranosaurio rex estuvo en el top of mind, mientras que el espinosaurio, el verdadero monstruo al que todos debimos temer, no fue ni un pie de página.

Comparado con el T. rex, el espinosaurio era un par de metros más grande y considerablemente más pesado. Podríamos decir que la variación de peso tan grande entre dos animales, cuya diferencia de tamaño es notable pero no abismal, apunta hacia una mayor cantidad de masa muscular y/u ósea. En pocas palabras, el Espinosaurio no solo era más grande y pesado, sino más fuerte y más rápido (y tenía los brazos más largos).





Pronto volvere con otro posteo de informacion vital y tan necesaria para la vida cotidiana
0
5
0
0
5Comments
BeatrizFranzetti

un dinosaurio vivo?

0
ivancho28
0
zarpetti

Chiche??

0
-EDESUR-

otra vez los uruguayos llamandose reyes en algo

0
Kishitani

¿Qué paso con el presidente de Uruguay?

0