Check the new version here

Popular channels

Encuentran los genes que dan forma a la nariz








Una investigación de la UCL, la University College de Londres, ha identificado los genes que impulsan la forma de la nariz humana.



Los cuatro genes afectan, principalmente, a la anchura y la forma de ‘puente’ que varían mucho entre las diferentes poblaciones. La nueva información se añade al conocimiento ya existente de cómo ha ido evolucionando el rostro humano y, ahora, se puede ayudar a contribuir a las tecnologías forenses de ADN que construyen perfiles visuales basados en la composición genética de un individuo.




El estudio, publicado en Nature Communications, analizó una población de más de 6.000 personas con varios ancestros en toda América Latina, para así analizar las diferencias en las características faciales e identificar los genes que controlan la forma de la nariz y la barbilla.




Los investigadores identificaron cinco genes que desempeñan un papel clave en la forma de los rasgos faciales: DCHS2, RUNX2, GLI3 y PAC2, que afectan a la anchura y la forma de ‘puente’ de la nariz, y el gen EDAR que afecta a la protrusión del mentón.




“Pocos estudios han investigado cómo se desarrollan los rasgos faciales, y los existentes sólo analizan las poblaciones europeas, que muestran una menor diversidad que el grupo que estudiamos. Lo que hemos encontrado son los genes específicos que influyen en la forma y el tamaño de las características individuales, cosa que no se ha visto antes. Conocer el papel que desempeña cada gen nos ayuda a construir el camino evolutivo desde el Neandertal hasta los humanos modernos. Nos acercamos a la comprensión de cómo los genes influyen en la manera en que evolucionamos, lo que es importante en aplicaciones forenses” afirma el primer autor del informe, el doctor Kaustubh Adhikari.






“Durante mucho tiempo, se ha especulado en cómo la nariz refleja el entorno en que los humanos evolucionaron; por ejemplo, se propuso que las narices eran más estrechas en los europeos para representar su adaptación a un clima frío y seco. Ahora podremos ver si esto es cierto, y qué falla cuando se producen trastornos genéticos que implican anormalidades faciales”, explica el profesor Andrés Ruiz-Linares.
También, se identifico los genes que están implicados en los huesos y el crecimiento de los cartílagos en la cara: GLI3, DCHS2 y PAX1 son todos los genes conocidos para impulsar el crecimiento cartilaginoso, y GLI3 controla la amplitud de las fosas nasales.

 
0
0
0
1
0No comments yet