About Taringa!

Popular channels

¿Es posible la inteligencia sin cerebro?



En lo que podría ser uno de los interrogantes más extraños que te hagas esta semana, preguntamos: “¿qué pasaría si pones moho de fango (el apodo de Physarum polycephalum , un organismo amarillento que consume esporas de hongos y es increíblemente sensible a la luz) en un laberinto?

Seguramente pensarás que no sucederá mucho, ya que estos hongos son una especie de ameba gelatinosa y están compuestos por los tipos más básicos de las células que existen, pero la respuesta a esta pregunta seguramente te sorprenderá.

Mira cómo el moho resuelve un laberinto




Así es, estas burbujas gelatinosas no son tan básicas como uno creería. De hecho, tienen la inteligencia necesaria para completar con éxito un laberinto.

Obviamente, este descubrimiento demuestra que tenemos mucho que aprender acerca de estas interesantes formas de vida. Es más, quizás también deberíamos redefinir nuestro concepto de inteligencia. De acuerdo a la revista Scientific American, no solo son capaces de resolver laberintos, también pueden “imitar el diseño de las redes de transporte diseñadaas por el hombre y elegir el alimento más saludable de un variado menú y todo esto sin un cerebro o sistema nervioso.”

Una vez que entendemos la ciencia detrás, todo cobra sentido. A pesar de que no tienen cerebro (por lo menos de la forma en que tradicionalmente lo concebimos), son capaces de “resolver” laberintos gracias a la forma básica en la que funcionan. En pocas palabras, mediante la secreción de una especie de baba, estas criaturas son capaces de evitar los caminos que ya han recorrido. Se cree que lo hacen porque, si ya recorrieron ese camino y lo abandonaron, es porque no había comida (o la consumieron toda).

En un artículo publicado por la Academia Nacional de Ciencias (PNAS), los investigadores afirman que un “sistema de memoria” como éste apoya “la teoría de que una memoria espacial externa podría ser el precursor funcional de la memoria interna de los organismos superiores”. En última instancia, si el moho de fango es capaz de detectar su propia baba, y este reconocimiento (de su propio patrón químico en particular) se interiorizó de alguna manera en su cuerpo, entonces podríamos considerar esto una forma (muy) primitiva de sistema neural.



[/size]





0No comments yet
      GIF